él dice que prefirió elecciones a diu

Joaquim Forn insiste en que la DUI fue simbólica: "Era una declaración política"

El 'exconseller' de Interior Joaquim Forn tomó este jueves el camino contrario al elegido por Oriol Junqueras. Optó por responder a la Fiscalía y la Abogacía

Foto: Forn, durante su intervención. (EFE)
Forn, durante su intervención. (EFE)

El 'exconseller' de Interior Joaquim Forn tomó este jueves el camino contrario al elegido por Oriol Junqueras. Optó por responder a la Fiscalía y la Abogacía del Estado, o sea, por defenderse en un tribunal de las acusaciones de que cometió delito, y explicar su implicación en los hechos de los que se le acusa y dijo, por ejemplo, que "la DUI era una declaración política", en la línea del realismo mágico de parte del independentismo, que trata de vender que la independencia no fue nada serio ni real. El Ministerio Público, a través de Fidel Cadena, aprovechó el trapo que se le agitaba y quiso patentizar los incumplimientos a los requerimientos del Tribunal Constitucional. No sólo los de él, los de todos.

Así sucedió con la firma del decreto de convocatoria del referendum del 1 de octubre. Fue, dijo, una "reafirmacion del compromiso para con la celebración del referéndum" de todo el Ejecutivo regional. El 'exconseller' empleó a lo largo del interrogatorio del fiscal el plural mayestático y habló casi permanentemente de "nosotros" y no solo de él. Mencionó en varias ocasiones a Carles Puigdemont, al que dijo —aseguró— que pese a que compartía la voluntad de "tirar adelante con el referendum", dejó "muy claro" que los Mossos tendrían que cumplir la Constitución. Incurrió en evidente contradicción pero su línea de defensa ha quedado bien marcada.

"Los Mossos cumplieron la ley", ha insistido una y otra vez, y ha dicho que si alguien no lo hizo fueron miembros de la Guardia Civil y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. "Mi compromiso político era celebrar el referéndum pero a nivel competencial ponía en manos de los Mossos el cumplimiento de los requerimientos". De esta forma Forn intentó desligar sus opiniones políticas de su trabajo.

Respecto a la decisión de activar la DUI, Forn salió de la pregunta como pudo, tratando de implicar al resto lo mínimo posible y consiguiéndolo solo a medias: "Hubo muchas opiniones, cada uno tenía la suya", ha dicho, y se ha limitado a ofrecer a la sala la que él defendió: "Si había una oportunidad de buscar consenso, era mejor seguir ese camino". También insistió en que la Declaración Unilateral de Independencia fue simbólica: "Era una declaración política". Además, reconoció que él estaba por la convocatoria de elecciones y no abogaba por la DUI. Del resto, que hablen los demás.

Si algo brilló por su ausencia fueron las referencias a la violencia. La Fiscalía, que acusa por rebelión y debe fijar que existió, le dejó escapar vivo. No fue el mejor día de Fidel Cadena, lúcido por contra en la primera jornada y que hoy se enzarzó en preguntas sobre la intención del procesado de respaldar el referéndum hasta el punto de ganarse un toque de atención del presidente del tribunal, Manuel Marchena.

Forn se defendió y lo hizo con uñas y dientes. No llegó nunca a desobedecer, declaró. Según su versión, dio "cumplimiento a todos los requerimientos de la Fiscalía y la jueza" del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y cumplió la Constitución. Los demás actuaron como creyeron conveniente después de haber adquirido "ese compromiso" general del que "todos" —otra vez todos— eran conscientes. Pese a ello, ha afirmado que el Govern de Carles Puigdemont "creía estar avalado por varios principios legales".

También se refirió de forma extensa a sus contactos con la jefatura de los Mossos, tanto el 20 de septiembre como para la votación. Defendió que el cuerpo que dirigía entonces Josep Lluís Trapero no permaneció inoperativo el 1-O. Rechazó la idea de inactividad durante la jornada y precisó que no recibió nunca requerimientos para impedir el uso de locales como centros de salud u oficinas de empleo para el referéndum. Los Mossos cumplieron con la Carta Magna y los colegios abiertos fueron promovidos por organizaciones privadas de padres o ciudadanos. "Desde el día 21, la Fiscalía y la magistrada lo sabían y no hubo ninguna órden, también el coordinador policial lo sabía", ha dicho.

La reunión con los Mossos

Sobre la reunión con los Mossos, en la que, según acusa el Ministerio Público, se ordenó continuar adelante con las urnas pese a la advertencia de que habría escenarios de violencia generalizada, comentó: "Nos manifestaron la preocupación por lo que podría suceder", pero no hubo una alerta general. La ventaja es que todo lo sucedido en ese encuentro fue verbal y no queda, por ello, ni rastro de registro escrito.

Además, acusó a la Fiscalía de hacer "relatos peliculeros" en su escrito de acusación. Fue durante el interrogatorio, cuando el fiscal Cadena se detuvo durante unos minutos en las movilizaciones de la 'conselleria' y le preguntó si conocía cómo tuvo que salir la secretaria judicial del edificio de la Consejería de Economía que se estaba registrando. En el escrito de Fiscalía, se cuenta que tuvo que acceder por el tejado del inmueble para llegar a un cine colindante. "Dicho así... Desde la Fiscalía hacen relatos peliculeros", criticó.

Pasó a asegurar que la cosa no puso ser para tanto cuando los registros en sí se llevaron a cabo sin problema. Sí reconoció, en un leve acto de confesión, que la secretaria no pudo abandonar el edificio de manera normal pero aclaró -antes de que pudiera considerarse indicio de nada- que se buscó rápidamente un plan B para que saliera por otro acceso.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
49 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios