Roca se pasea tranquilo por las calles de la ciudad malagueña

Los últimos 'malayos' ya están libres y pasean por las calles de Marbella

El principal condenado en el caso Malaya, y exasesor de Urbanismo del Ayuntamiento de Marbella, Juan Antonio Roca, ingresó en prisión en marzo de 2006 y desde hace un año accedió al tercer grado

Foto: El exasesor de urbanismo del Ayuntamiento de Marbella, Juan Antonio Roca. (EFE)
El exasesor de urbanismo del Ayuntamiento de Marbella, Juan Antonio Roca. (EFE)

Juan Antonio Roca ya goza, en Marbella, de su libertad condicional recién otorgada. Aunque estaba previsto que se la dieran el 17 de junio de 2023, su buen comportamiento en semilibertad por colaborar con Cáritas, ha hecho que la Junta de Vigilancia Penitenciaria considere este gesto y le otorgue la libertad.

El principal condenado en el caso Malaya, y exasesor de Urbanismo del Ayuntamiento de Marbella, ingresó en prisión en marzo de 2006 y desde hace un año accedió al tercer grado. Aunque su condena era de un máximo de 20 años de prisión, tras la decisión que se tomó en 2016 de acumularle penas —por causas como Malaya, Saqueo I, Minutas y Belmonsa—, sumado a su buen comportamiento, ha hecho que ya pueda pasear libre por las calles de la ciudad malagueña, tal y como ha podido comprobar El Confidencial con estas fotografías que captan el momento.

Roca paseando por la arteria principal de Marbella. (EC)
Roca paseando por la arteria principal de Marbella. (EC)

El juez ha valorado positivamente su trabajo en Cáritas "realizado de forma voluntaria y sin retribución alguna". Su colaboración solidaria ha sido en el centro Nuestra Señora de la Merced, de Málaga, donde ha realizado actividades de acogida y reinserción sociolaboral de reclusos y exreclusos. El principal imputado de la causa Malaya, tras haber estado 12 años en prisión, ya ha cumplido las tres cuartas partes de la condena. Su vida es ahora como la de cualquier ciudadano marbellí. Incluso se le ha suprimido el dispositivo de control telemático. Desde que salió de prisión poco se ha sabido de él. El murciano vive en el edificio de mármol de Poseidón, una de las pocas viviendas que aún le quedan por vender. Su hogar es todo un casoplón de 535 metros cuadrados, con ocho cuartos de baño en la calle Estébanez Calderón. En él fue detenida en su día María Rosa Jimeno, su esposa, que luego fue exonerada del caso.

Otras de las fotografías que capta a Roca en Marbella. (EC)
Otras de las fotografías que capta a Roca en Marbella. (EC)

Roca fue arrestado el 29 de marzo de 2006, cuando estalló la operación Malaya y llegó a estar cuatro años en prisión preventiva. Muchas de sus propiedades, que en su día fueron embargadas, han pasado ahora a manos del Ayuntamiento de Marbella, como ocurrió con la finca de 'La Caridad'. Esta misma semana, la Audiencia también ordenó la entrega de la finca la Finca 'Siete Corchones' y el Helipuerto a la ciudad de Marbella.

¿De qué vive Roca? Esa es la pregunta que se hace el pueblo marbellí. Su patrimonio de 200 millones de euros sigue mermando día a día. Paradójicamente, uno de los edificios incautados, cerca del Hospital Costa del Sol, pasará a ser la ciudad de la Justicia de Marbella. La Consejería de Justicia e Interior de la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de la ciudad llegaron a tal acuerdo para que se alberguen allí los juzgados y dependencias judiciales. José Godino, presidente de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Málaga, que juzgó el caso Malaya, en una entrevista a la periodista que suscribe este reportaje, señala: "Se da la paradoja de que algunos de los bienes inmuebles de Roca que han revertido en Marbella se transformarán en juzgados para albergar lo que se dio al traste con su ilícita actuación. Al lado de estos juzgados también irá una comisaría. Estamos satisfechos de que del dinero incautado en Malaya, 11 millones de euros, se ha entregado a Hacienda por deudas de las 79 sociedades de Roca y, otros 11 millones, ya han repercutido en el Ayuntamiento".

Godino, medalla de la ciudad

El togado mas mediático de la audiencia de Málaga, por ser el azote de la primera trama de corrupción municipal que se juzgó en España, será galardonado el próximo día 28 con la Medalla de la Ciudad. Al considerar el consistorio como un "hito histórico" la recuperación, por parte del municipio, de bienes y dinero de las causas judiciales por corrupción. Este hecho fue posible porque así lo pidió José Godino en la sentencia del caso Malaya. El Juez habla con El Confidencial: "Yo vivo en esta ciudad y estoy casado con una marbellí. Me dolió especialmente lo que hicieron aquí: mermar las arcas municipales de una manera grosera". Godino considera que los jueces deben trabajar mucho y hablar poco, "creo que no deben comentar las sentencias y este caso fue difícil: 95 procesados, 4 años de instrucción, dos millones de documentos, 2 años de juicio oral. No creo en las sentencias históricas. Creo en las sentencias justas, como dije en la sala cuando concluyó el juicio. Ha sido la primera sentencia que se enfrentó a la corrupción municipal".

José Godino, en una fotografía de archivo. (EFE)
José Godino, en una fotografía de archivo. (EFE)

Un expolio en toda regla

De los 300 millones del saqueo a Marbella, la ciudad no ha recuperado ni un 10%. El juicio del caso Malaya comenzó el 27 de septiembre de 2010 en la Sección Primera del Audiencia Provincial de Málaga para dictaminar delitos de blanqueo, malversación de fondos públicos, cohecho y prevaricación, entre otras figuras jurídicas. Tras veintidós meses de vista oral, el juicio terminó después de celebrarse 199 sesiones. El magistrado Godino recuerda todas las zancadillas que tuvo el proceso para intentar anularlo: "Los compañeros de la Audiencia me dieron el pésame cuando vieron que me había tocado el caso (bromea). Desde el principio los procesados quisieron poner todo tipo de zancadillas para que el juicio no llegara a buen puerto. Sobre todo Andrés Leitor, que hizo una reunión en Madrid a la que no acudió casi nadie, para intentar anular el juicio".

Ahora que la mayoría de los encausados está en libertad y ha cumplido la pena, Godino aduce: "Los procesados venían con unas defensas muy preparadas. Creían que el dinero lo podía todo, como aquel que se jactó de que tenía mil millones de pesetas para gastárselos en un abogado y de que se iba librar de todo (le cayeron cuatro años y medio). Buscaron gente muy especializada, hubo incluso un secretario de Estado de Hacienda y ocho catedráticos de Derecho.

Sobre los fugados de 'Malaya', el magistrado del caso recalca que, el huido que más le sorprendió en la fuga, fue el abogado Juan Germán Hoffman: "Era un hombre formal; jamás pensé que no fuera a cumplir condena. Alguien me ha comentado que sufría una depresión. Carlos Fernández y Llorca también siguen fugados". El togado agrega que aún recuerda la vista del último día del juicio: "Fue especial, cuando letrados y condenados se nos acercaron a dar las gracias al Tribunal. Incluso los que iban a la cárcel. Fue un día muy emotivo para mí".

Yagüe, tercer grado y Julián Muñoz, libre

Julián Muñoz. (EC)
Julián Muñoz. (EC)

Una de las últimas encausadas que aún no disfruta de libertad condicional, pero sí acaba de conseguir el tercer grado, es la exalcaldesa Marisol Yagüe. Hace una semana se la podía ver con sus hijos celebrando una comida en uno de los locales de la familia en el paseo marítimo de Marbella llamado Mimo. La familia está feliz de volver a tener a su madre cerca. La última aparición pública en la ciudad fue hace unos meses en el funeral de su padre Arturo Yagüe, en la Iglesia de la Encarnación. Quien fuera alcaldesa de Marbella desde 2003 hasta 2006 ha disfrutado de varios permisos penitenciarios desde que ingresara en la cárcel de Albolote. El director de la cárcel provincial de Granada, Jaime Hernández, siempre ha dado partes favorables de la que fue regidora de Marbella.

El que fuera primer edil de la ciudad, Julián Muñoz, está en libertad condicional después de que la Audiencia Nacional aceptara el recurso que pedía su defensa para salir del centro de internamiento de Algeciras. Un vídeo del exalcalde bailando sevillanas provocó su regreso a prisión. Ahora se pasea por Marbella. El juez Godino abundaba: "Es totalmente cierto que la salud de Muñoz es delicada. Los jueces sabemos que, a veces, cuando viene a declarar un imputado fingen un poquito su dolencia, pero no nos la dan. Yo pienso que en su día Julián Muñoz no debió hacer ese alarde con el baile de madrugada de las sevillanas".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios