los puntos más débiles de la versión del exseleccionador

Las seis faltas personales de Pepu con su sociedad para cobrar conferencias

Del análisis de los comunicados y de la versión oficial sostenida estos días por los principales dirigentes de Ferraz se desprenden varias falsedades e inexactitudes

Foto: Pepu Hernández, en una imagen de 2014, ante la atenta mirada de Pedro Sánchez en un desayuno informativo. (EFE)
Pepu Hernández, en una imagen de 2014, ante la atenta mirada de Pedro Sánchez en un desayuno informativo. (EFE)

El PSOE y el entorno de Pepu Hernández emitieron entre el jueves y el viernes hasta tres comunicados para desmentir las informaciones sobre su sociedad vinculada Saitama 2006 SL, constituida por el exseleccionador en octubre de 2006 para canalizar a través de ella los ingresos que empezó a cosechar por conferencias empresariales, edición de publicaciones y publicidad tras la victoria en el campeonato del mundo de baloncesto, como reveló El Confidencial.

Los desmentidos llegaron sin que el precandidato del PSOE a la alcaldía de Madrid elegido directamente por Pedro Sánchez compareciera en rueda de prensa ni ofreciera ningún documento aclaratorio, como sí hicieron en su día en situaciones similares el ministro de Ciencia, Pedro Duque, la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y el rector de la Universidad Rey Juan Carlos, Javier Ramos. En un primer momento, el equipo de Hernández se comprometió también a aportar toda la documentación que demostraba que no había creado esa mercantil para beneficiarse del tipo del 25% del impuesto de sociedades y que la paralela abierta por Hacienda no guardaba relación con la empresa. Pero finalmente, el exseleccionador optó por ocultar esas supuestas pruebas.

En todo caso, del análisis de los comunicados y de la versión oficial sostenida estos días por los principales dirigentes de Ferraz se desprenden varias falsedades e inexactitudes. Hernández también aprovechó los desmentidos para negar acusaciones que nadie había formulado y para insinuar que todo se debe a una campaña que tiene como objetivo desprestigiarlo solo unas horas después de que anunciara su salto a la política. Aquí se desgranan los puntos más débiles de su versión:

Pepu Hernández durante su etapa como entrenador del Estudiantes. (EFE)
Pepu Hernández durante su etapa como entrenador del Estudiantes. (EFE)

1.- "Su sociedad mercantil siempre ha tributado, conforme a la Ley vigente, lo que correspondía en cada momento".

Eso nunca ha estado en duda, al revés, es la base de las informaciones. El problema precisamente es que Pepu Hernández tributara a través de una sociedad los ingresos que recibió por servicios de carácter personalísimo y no los declarara como rentas del trabajo en el IRPF. El objetivo por el que creó la mercantil no era otro que conseguir un tipo impositivo inferior al 45% que se le suele aplicar a las rentas altas y de hasta el 51,9% en Madrid para las rentas muy altas, como explicó este diario. Solo en los primeros 15 meses de vida de Saitama 2006 SL, esta registró un volumen de negocio de 659.552 euros. A pesar de la insistencia de este diario, Pepu se ha negado a ofrecer su versión sobre los motivos por los que montó la empresa. Tampoco lo explica ninguno de los múltiples comunicados.

Vista área de las propiedades de Pepu en la zona de Ribadesella
Vista área de las propiedades de Pepu en la zona de Ribadesella

2.- "La sociedad mercantil de Pepu adquirió un terreno rústico en Ribadesella, que en el Registro de la Propiedad consta como cuatro fincas independientes, como es habitual en aquella zona. Nunca ha vendido ni ha especulado con ese terreno rústico, por cierto, de un valor económico reducido".

Este punto del segundo desmentido corrobora en realidad nuestras informaciones sobre las vinculaciones de Saitama 2006 SL con hasta cuatro propiedades inmobiliarias, tal y como recoge el Registro de la Propiedad. En 2007, solo un año después de entrar en funcionamiento, la mercantil administrada por Hernández y su mujer, B.C.G., adquirió una primera finca en Ribadesella, la localidad asturiana en la que el entrenador ha veraneado toda su vida. Saitama 2006 SL se desprendió de la propiedad dos años después, en 2009. Sin embargo, ese mismo ejercicio, el precandidato del PSOE volvió a usar la sociedad para adquirir otros tres inmuebles, en concreto, un terreno rústico de 4.400 metros cuadrados, una casa con un pajar y un hórreo, tal y como desveló este diario.

La gestión o adquisición de propiedades inmobiliarias no tenía nada que ver con el fin con el que se creó la mercantil

3.- "Es también absolutamente falso que 'la compra de inmuebles nunca haya figurado en el objeto social' de la sociedad de Pepu y su esposa. En concreto, el objeto social de la compañía incluye 'la adquisición, enajenación y gravamen de bienes inmuebles, rústicos o urbanos, así como el arrendamiento, subarriendo multipropiedad, sea de carácter industrial, comercial, de vivienda, hostelería o turismo'. Por tanto, la compra de un terreno rústico (en este caso, de un valor económico reducido) forma parte de la actividad mercantil y el objeto social de la empresa".

No es cierto. Ni en la constitución de la empresa en 2006 ni tampoco en las últimas cuentas declaradas por la compañía en 2013, consultables en el Registro Mercantil y firmadas por la mujer de Hernández, figura la "compra de inmuebles" entre las actividades declaradas por la sociedad. En concreto, los estatutos de Saitama 2006 SL especifican que su objeto social consiste en "la gestión de derechos de imagen y de autor de personajes de relevancia pública y personajes con notoriedad en los ámbitos profesionales del deporte y la empresa"; "el registro de elementos integrantes de derechos de imagen"; "la formación académica y empresarial mediante la organización y celebración de cursos y conferencias"; "la edición y comercialización de publicaciones y libros en cualquier soporte", y "la inversión y participación en sociedades y empresas de todo tipo". Por tanto, la gestión o adquisición de propiedades inmobiliarias no tenía nada que ver con el fin con el que se creó la mercantil. Hernández no ha aportado ni un solo documento que demuestre lo contrario.

Extracto de las cuentas presentadas en 2013
Extracto de las cuentas presentadas en 2013

4.- "Esa adquisición de un terreno rústico tributó escrupulosamente lo exigido por la Ley y nunca Hacienda cuestionó esa tributación".

Esta afirmación parece desmentir una información inexistente. Nunca se ha cuestionado la tributación de los inmuebles, sino el hecho de que Hernández utilizara la empresa que montó tras el oro en el mundial, para canalizar todos los ingresos que preveía por la fiebre que se desató en torno a su figura, en una inversión inmobiliaria. Hay que recordar que esta es una práctica habitual para disfrutar de los activos de las sociedades vinculadas sin tener que declarar ese pago como una renta del trabajo. De ese modo, se evita de nuevo la tributación de los ingresos a tipos más altos que los del impuesto de sociedades. La adquisición de inmuebles a través de sociedades vinculadas también permite, además, inflar los gastos de actividad y de ese modo declarar menos beneficios, por lo que también descienden los impuestos. Hernández tampoco ha aportado ninguna prueba para esclarecer las incógnitas que sobrevuelan esta operativa.

En 2013, la sociedad presentó cuentas por última vez. Si no había ninguna irregularidad, y Hernández sigue ofreciendo charlas, ¿por qué dejó de usarla?

5.- "Nunca la Agencia Tributaria cuestionó la tributación de sus derechos de imagen, ni ninguna otra cuestión referida a los ingresos de esa empresa. Todos los pagos de impuestos se realizaron cuando correspondía y jamás Hacienda ha puesto en cuestión esa tributación".

Esta afirmación es una verdad a medias. En marzo de 2009, la Agencia Tributaria emitió una circular en la que advertía del uso irregular de sociedades vinculadas como Saitama 2006 SL y comenzó varias campañas de inspecciones. Como ha informado este diario, Hacienda abrió una paralela a Hernández por discrepancias en el IRPF y le obligó a pagar una cantidad adicional que el exselecionador terminó abonando. En 2013, la sociedad presentó cuentas por última vez. Desde entonces, aunque sigue activa, no ha vuelto a declarar actividad, a pesar de que el entrenador ha seguido ofreciendo charlas de coaching empresarial por toda España, una de las últimas, por ejemplo, el pasado noviembre en un foro de Abanca. A partir de 2013, Hernández ya declara esos ingresos como rentas del trabajo. Si no había ninguna irregularidad, ¿por qué dejó de usar la sociedad? Esta pregunta tampoco ha sido contestada.

6.- "De nuevo tenemos que insistir en la integridad de Pepu, que ha cumplido y está al corriente de sus obligaciones fiscales tanto a nivel personal como societario".

La integridad de Hernández no ha sido puesta en duda por ninguna información. Tampoco el hecho de que tanto él como la sociedad estén al corriente de sus respectivas obligaciones tributarias. Como explicó este diario, tras la detección de un desfase en su IRPF, Hacienda le abrió una paralela y el precandidato del PSOE abonó la cantidad adicional que se le reclamaba. En todo caso, ni el partido socialista ni tampoco el entorno del entrenador han demostrado con documentos que, tal y como afirman en los comunicados, la sociedad y él mismo hayan satisfecho todos sus compromisos con el fisco. Esas pruebas tampoco han sido facilitadas.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
34 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios