COMPARECENCIA TRAS EL CONSEJO DE MINISTROS

El Gobierno defiende la "integridad" de Pepu y niega comparaciones con Màxim Huerta

La portavoz dice que no tiene "ni idea" de si las sociedades mercantiles que el precandidato y el exministro montaron para pagar menos impuestos son "similares" o no

Foto: Isabel Celaá, con el ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, este 1 de febrero en la Moncloa. (EFE)
Isabel Celaá, con el ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, este 1 de febrero en la Moncloa. (EFE)

Para el Gobierno de Pedro Sánchez, Pepu Hernández es una persona "íntegra". Y "poco más" quiere decir, más allá de evitar cualquier analogía con Màxim Huerta, el periodista y escritor al que el presidente fichó como ministro de Cultura y Deporte y al que tuvo que hacer caer menos de una semana después por haber defraudado a Hacienda.

El Ejecutivo y la dirección federal del PSOE están implicándose a fondo y en primera línea para evitar que Hernández se descalabre en su prueba más inminente, el examen de los militantes en las primarias del 9 de marzo. No hay disimulo alguno, por mucho que Ferraz proclame que aplica "neutralidad" en un proceso que presume "modélico". El propio Sánchez, el pasado miércoles, en una comparecencia institucional en Ciudad de México con el mandatario del país, Andrés Manuel López Obrador, subrayó que cada vez que habla de Hernández, con el que coincidió en su etapa en el Estudiantes, se le "enciende una sonrisa", y que lo apoyaría y votaría por él. Y eso que él está afiliado en Pozuelo de Alarcón y, por tanto, no puede participar en las primarias que se celebrarán en Madrid ciudad. Sánchez incluso tiene previsto presentar al precandidato este domingo en su primer acto público en la capital.

Celaá: "Es un hombre íntegro y que bienvenidas aquellas personas que desde el mundo civil vienen a la política a trabajar por los asuntos públicos"


Este viernes, tras el Consejo de Ministras y Ministros, la portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, fue bastante más cauta en sus declaraciones, las primeras de un miembro del Gabinete después de que El Confidencial revelase que Hernández creó una sociedad mercantil en 2006, Saitama 2006, para canalizar a través de ella sus ingresos y ahorrarse presumiblemente en el pago de sus impuestos. "Sobre Pepu Hernández poco tiene que decir la portavoz —aseguró Celaá—. Solo le diré que es un hombre íntegro y que bienvenidas aquellas personas que desde el mundo civil... iba a decir que se atreven, pero diré mejor que vienen a la política a trabajar por los asuntos públicos".

"¿Pepu se llama?"

Celaá quiso escapar de este asunto, como se vio en las preguntas posteriores de los periodistas. Por ejemplo, por qué Hernández puede seguir siendo precandidato socialista al Ayuntamiento de Madrid y en cambio Màxim Huerta salió del Gobierno, pese a que ambos disfrutaban de sendas sociedades instrumentales que supuestamente utilizaron para pagar menos a Hacienda.

"El Gobierno ha tenido su nivel de exigencia ética, y lo ha implantado desde el primer día, y Huerta salió del Gobierno", dice sobre los dos casos

En el caso del exministro esa pretensión quedó sancionada por dos duras sentencias judiciales. "No tengo ni idea de si son sociedades similares o dejan de ser. No somos la Fiscalía. Lo único que le diré es que es una persona íntegra la persona de la que estamos hablando, Pepu Hernández...". Y ahí incluso la portavoz dudó con el nombre del ungido por Sánchez. "¿Pepu se llama? —preguntaba mirando a su compañero de Gabinete, el ministro de Cultura, José Guirao—. Pepu Hernández, José [Vicente] Hernández. No sabía si acababa en u o en o. Y en relación con Màxim Huerta... su caso fue supervisado. Fue una cuestión de transparencia de este Gobierno. La exigencia de transparencia de este Gobierno fue la que permitió su salida del Gobierno. Él mismo estableció ese ranking de acuerdo con el Gobierno".

El Gobierno defiende la "integridad" de Pepu y niega comparaciones con Màxim Huerta

Se le preguntó entonces a Celaá si entonces Hernández es una persona "íntegra" y Huerta no lo era. "Podrá entender que no repartimos certificados de si una persona es íntegra o deja de serlo. El propio Gobierno ha tenido su nivel de exigencia ética, y lo ha implantado desde el primer día, y Màxim Huerta salió del Gobierno", respondió la portavoz, sin ahondar más, evitando que se pudieran establecer comparaciones entre los dos casos.

De hecho, esa ha sido la línea seguida por la dirección del partido en las últimas horas: levantar un cortafuegos y diferenciar por todos los medios la situación que condujo a la dimisión del ministro —ahí sí hubo sentencias judiciales y un reproche de Hacienda— de las informaciones, adelantadas por El Confidencial, que rodean al candidato estrella de Sánchez para estas elecciones del 26 de mayo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios