REUNIÓN URGENTE DEL CONSEJO CIUDADANO ESTATAL

Iglesias acusa la escisión de una "izquierda amable" que permita al PSOE pactar con Cs

El líder de Podemos sitúa fuera de la organización, aunque como "aliados" futuros, a Errejón y al resto de impulsores de la plataforma Más Madrid, con la que espera poder entenderse

Foto: Pablo Iglesias, durante la celebración del último consejo ciudadano estatal de Podemos, el pasado mes de noviembre. (EFE)
Pablo Iglesias, durante la celebración del último consejo ciudadano estatal de Podemos, el pasado mes de noviembre. (EFE)

Pablo Iglesias ha alertado de su temor a que se forme "una izquierda amable escindida de Podemos" con vistas a facilitar pactos entre PSOE y Ciudadanos, antes de la celebración del transcendental consejo ciudadano estatal del partido para debatir la crisis interna tras el pulso de Íñigo Errejón. A modo de decálogo de consideraciones, Iglesias defiende la postura de la dirección en 2016, cuando se trasladó a los inscritos la decisión de facilitar o no la investidura de Pedro Sánchez que había pactado con Albert Rivera. Precisamente, fue entonces cuando se intensificaron las diferencias ideológicas entre Iglesias y Errejón, pues este último apostaba por abstenerse en dicha investidura.

"Los acontecimientos de las últimas semanas muestran hasta qué punto fue relevante el debate que tuvimos en el consejo ciudadano sobre si apoyar o no el Gobierno de Rivera presidido por Sánchez en 2016. Los inscritos resolvieron el debate de manera clara, pero los adversarios de Unidos Podemos tomaron nota", subraya ahora Iglesias en la nota difundida a través de las redes sociales.

Iglesias acusa la escisión de una "izquierda amable" que permita al PSOE pactar con Cs

Coaliciones poselectorales

En esta línea, pone en valor el viraje de los socialistas a la izquierda y la posterior moción de censura, que no sería posible si aquella investidura se hubiera producido. "Hoy, Unidos Podemos vuelve a ser un actor determinante para que el acuerdo de Presupuestos que firmamos con el Gobierno se haga realidad. Justo en el momento de nuestro mayor peso político en España, cuando buena parte de nuestros dirigentes trabajaban en las negociaciones con el Gobierno para que se cumpla el acuerdo de Presupuestos, se ha puesto en cuestión, desde fuera pero con aliados dentro, nuestro sentido como fuerza política", argumenta.

Iglesias no cierra la puerta a negociar con el partido de Errejón y Carmena una posterior confluencia: "Íñigo [Errejón] no es un traidor, es un aliado"

Para el secretario general, que intervendrá mediante videoconferencia en este cónclave al estar de baja parental, "la propuesta de superar Unidos Podemos como referencia política del cambio, que representa lo poco que conocemos del nuevo partido de Íñigo y Manuela, es un planteamiento que me parece erróneo pero que es legítimo". Entiende que ni los inscritos ni ningún órgano han decidido "nuestra autodisolución o nuestro fin como referente electoral", por lo que mantiene la intención de concurrir a las elecciones a la Comunidad de Madrid con la marca de Podemos. Eso sí, no cierra la puerta a negociar con el partido de Errejón y Carmena una posterior confluencia: "Íñigo no es un traidor, es un aliado".

"En Podemos, las decisiones las toman los inscritos y los espacios colectivos de dirección elegidos por ellas y ellos", afirma, por lo que lamenta que "hacer las cosas en secreto, por sorpresa y sin contar con los espacios colectivos me parece incompatible con formar parte de Podemos y sus espacios colectivos". Ante esta situación y la escisión errejonista, que apuesta por Más Madrid como referente electoral y orgánico, Pablo Iglesias asume que "es legítimo que, por la vía de los hechos consumados, haya compañeros que abandonen nuestra formación". Sitúa, por tanto, fuera de la organización no solo a Errejón, sino a todos aquellos que apoyen Más Madrid, como es el caso de un buen puñado de diputados en el Congreso y del grupo parlamentario en la Asamblea de Madrid.

En el Ayuntamiento de Madrid, Iglesias mantiene la misma posición que ya avanzó el mismo día en que se anunció el lanzamiento de la plataforma electoral Más Madrid: echarse a un lado. "Creo que debemos ser responsables asumiendo que, hasta el día de hoy, la opción más viable para que la derecha no vuelva al Ayuntamiento es que Manuela Carmena repita como alcaldesa", afirma, aun lamentando que la alcaldesa no quisiera contar con la presencia de Podemos en las listas, ni tampoco de otros sectores que impulsaron Ahora Madrid. Es por ello que califica como "normal" que "muchos compañeros que compartieron el camino de Ahora Madrid vayan a conformar una candidatura alternativa" -como se plantean tanto Ganemos, como Izquierda Unida y el sector Anticapitalistas- y se muestra apenado por el hecho de que "quede tan poco del proyecto de Ahora Madrid de hace cuatro años".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
38 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios