españa se aleja más del compromiso con la OTAN

Defensa se desmarca del resto del Gobierno y califica de "insuficiente" su presupuesto

Supone un retroceso de centésimas que aleja aún más a España del compromiso original, ni siquiera llegará al 1% del PIB, y que corta los tímidos progresos de los últimos ejercicios

Foto: La ministra de Defensa, Margarita Robles. (EFE)
La ministra de Defensa, Margarita Robles. (EFE)

El desfile de altos cargos ministeriales por el Congreso para explicar los presupuestos de su departamento ha servido para que los de Defensa, civiles y militares, se desmarquen de la satisfacción general de los demás ministerios. Con un mínimo incremento del 1,6% en el presupuesto dedicado a Defensa, muy por debajo de la subida general de los ministerios y de las principales partidas de gasto, el Gobierno de Pedro Sánchez da un paso atrás en la recuperación de capacidades militares y en los compromisos con la OTAN.

El acuerdo alcanzado en 2014 por los países miembros de la Alianza Atlántica, en la cumbre de Gales, era invertir hasta el 2% del PIB en Defensa en 10 años. El anterior Ejecutivo, el de Mariano Rajoy, con María Dolores de Cospedal de ministra, lo dejó después en un objetivo del 1,53% para 2024. Ahora, las cuentas del Gabinete socialista retroceden en la actual inversión (el 0,92% de 2018), ya que la previsión de crecimiento del producto interior bruto para el actual ejercicio es del 2,6%.

El Proyecto de Presupuestos supone un retroceso de centésimas que aleja aún más a España del compromiso original, ni siquiera llegará al 1% del PIB, y que corta los tímidos progresos de los últimos ejercicios, del 0,81% de los años de la crisis económica al 0,92% del principio de la recuperación.

En clave de reparto interno de poder e influencias en el Ejecutivo, el departamento que sale peor parado en el Proyecto de Presupuestos es el de Margarita Robles. Sánchez intenta contentar a Podemos, a los independentistas catalanes y a los nacionalistas vascos con más "gasto social" e inversiones de todo tipo en la comunidades autónomas que controlan los socios de su moción de censura, pero lo ha hecho a costa de recortar en el resto de los capítulos de inversión productiva y frenar la recuperación del gasto en la defensa nacional.

Los altos cargos de Robles no han tenido empacho alguno en hacer públicas sus quejas en el Congreso. Y en vez de ser los jefes de Estado Mayor los encargados de anotar la precariedad de los presupuestos (un recorte del 30% durante la crisis) y los problemas derivados para cumplir con sus funciones, esta vez fue el secretario de Estado de Defensa, Ángel Olivares, el primero en reconocer que los 8.500 millones asignados al ministerio no son "suficientes" para que las Fuerzas Armadas se recuperen de la pérdida de capacidad operativa de los años de recortes.

Mantenimiento

Ante la comisión de Defensa del Congreso, el número dos de Robles reconoció abiertamente que los presupuestos asignados a su departamento serán insuficientes para corregir el deterioro en cuestiones esenciales en sistemas de armas, mantenimiento de infraestructuras, logística y reposición de material.

Lo más positivo de las cuentas, según Olivares, consiste en que permitirán fijar plazos fijos para las inversiones y compras. Además, aprovechó la comparecencia para pedir "un pacto de Estado" que garantice el crecimiento sostenido del gasto en Defensa. Es el mismo mensaje que lanzaba el Gobierno anterior en el mismo trámite parlamentario y que solo el PP acogió con signos de aprobación. Los portavoces de los grupos aliados de Sánchez no respondieron.

El jefe de Estado Mayor de la Defensa tampoco disimuló sus quejas con el presupuesto. "No cumple las expectativas", reconoció

El jefe de Estado Mayor de la Defensa, el teniente general Fernando Alejandre, tampoco disimuló sus quejas con el presupuesto. "No cumple las expectativas", reconoció en la misma línea que el secretario de Estado, que le había precedido en la comparecencia. Sin que los portavoces de los distintos grupos parlamentarios tuvieran que apretarle, el Jemad apuntó que las cuentas conocidas dificultan cumplir los compromisos con los aliados, y más con la inminencia del Brexit, que obligará o debería obligar a España a buscar más protagonismo en las responsabilidades de la defensa en el marco de la Unión Europea.

"La operatividad se resiente", admitió Alejandre, además de recalcar que "lo de hacer más con menos", como tuvieron que hacer las FAS en los años anteriores, "hace tiempo que quedó agotado". El teniente general utilizó el mismo término que Olivares al definir como "insuficientes" los presupuestos, aunque ya como militar remachó que "son los que podemos tener".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios