La violencia en las calles catalanas sube y los radicales ya hablan de “lucha enérgica”
  1. España
seis AGRESIONES A POLÍTICOS Y ATAQUES A SEDES

La violencia en las calles catalanas sube y los radicales ya hablan de “lucha enérgica”

"Se ha notado un aumento considerable del nivel de odio y violencia en las últimas semanas, mucho mayor que el que había hasta ahora, pero eso porque está alentado desde el Govern"

placeholder Foto: Los Mossos se enfrentan a los CDR en Barcelona. (EFE)
Los Mossos se enfrentan a los CDR en Barcelona. (EFE)

La violencia en las calles ha subido enteros con seis agresiones graves en los últimos días. El independentismo ‘aprieta’, amparado en la permisividad de los poderes públicos de la Generalitat y en el silencio de las organizaciones soberanistas. Y mientras se está generando un caldo de cultivo de alta tensión, los más radicales aleccionan a sus bases. “La ‘noviolencia’ se caracteriza por la lucha enérgica. Lejos de la no violencia, sinónimo de pasividad ante la violencia que otros ejercen”, explica una comunicación de los comités de defensa de la república (CDR) dirigida a sus militantes este domingo. Juegan en esa comunicación con las palabras ‘noviolencia’, la doctrina impulsada por el estadounidense Gene Sharp, y la ‘no violencia’, concepto del pacifismo ausente de agresión. Los independentistas llaman a ejercer la ‘noviolencia’ antes que la ‘no violencia’.

Sea como fuere, el peculiar sentido de la ‘noviolencia’ independentista se dejó notar este fin de semana. Para empezar, una comitiva de Ciudadanos fue agredida en la localidad gerundense de Torroella de Montgrí por un grupo de independentistas que entienden que aquel es su territorio. Como consecuencia, el concejal Sergio Atalaya fue herido en la nariz por el lanzamiento de una lata de refresco. “Se ha notado un aumento considerable del nivel de odio y violencia en las últimas semanas, mucho mayor que el que había hasta ahora, pero eso porque está alentado desde el Govern”, afirma a El Confidencial Carlos Carrizosa, portavoz parlamentario de Ciudadanos, que iba con el concejal agredido el pasado sábado.

Foto: Tensión y abucheos de independentistas a Ciudadanos en Torroella de Montgrí. (EFE)

Carrizosa señala que “en Cataluña, primero se inocula odio en la sociedad y luego se alienta la violencia, al tiempo que los poderes públicos no ponen medios para repelerla. Hay una permisividad para llevar las cosas hasta el límite”. Además, añade que, después de la agresión al concejal, el sábado por la noche fue atacada la sede de Ciudadanos de Montcada i Reixac y la noche del domingo lo fue la sede central de Ciudadanos de Barcelona. “Todas estas agresiones se produjeron seguidas, durante todo el fin de semana”, explica para subrayar el acoso a las entidades no independentistas.

Pero eso no es todo: el domingo, el expresidente del PP de Cataluña Xavier García Albiol sufrió esa violencia en carne propia: un grupo de independentistas le insultó cuando asistía a un espectáculo infantil con su hija de 11 años, que no hizo otra cosa que echarse a llorar. Durante esa jornada y este lunes, en los foros independentistas se aplaudía el acoso a los dirigentes unionistas y se animaba a continuar realizando acciones similares. “Tu odio sembrado en Cataluña te hace llorar como una niña, más que la tuya”, fue el mensaje que los ‘hiperventilados’ hicieron viral, justificando el acoso a pesar de ser en el contexto de un espectáculo infantil y con su hija delante.

Foto: Unas 400 personas boicotean un acto de vox en barcelona

Otra agresión se produjo cuando el partido Vox intentó poner una carpa en el barrio de Sant Andreu de Barcelona: alertados a través de las redes, un grupo de un centenar de independentistas se dirigió al lugar para impedírselo, a pesar de que tenían permiso municipal. Ante el cariz que tomaban los acontecimientos, los militantes de Vox levantaron la tienda, pero los radicales independentistas se quedaron para cargar contra los Mossos, que habían acudido al lugar. Hubo tres detenidos y una gran campaña ‘indepe’ en solidaridad con ellos, elevándolos a la categoría de ‘héroes’.

Ataque contra el Centro LGTBI

Pero no todo es violencia de un lado: la recién estrenada sede del Centro LGTBI, en la zona del mercado de Sant Antoni de Barcelona, fue asaltada este viernes por unos desconocidos, que dejaron como tarjeta de visita los escaparates rotos, las paredes ensuciadas y un preocupante mensaje: “Estáis muertos” y “Fuck LGTBI”. Ningún grupo reivindicó la autoría, pero en el escaparate roto dibujaron dianas (muy similares al símbolo de la cruz celta, vinculado a organizaciones de la extrema derecha). Eso sí, con motivo del ataque a esta sede, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, participó este lunes por la tarde en una concentración de rechazo. Del resto de agresiones, ni una palabra.

Foto: Miembros de los Comités de Defensa de la República ponen lazos amarillos en el Belén de la Plaza de Sant Jaume. (EFE)

En los círculos de los radicales separatistas, a menudo se jalean las agresiones a los ‘enemigos’. En la comunicación citada enviada a los activistas, se afirma que “la ‘noviolencia’ y el pacifismo son fundamentalmente diferentes. El pacifismo rechaza el uso de la violencia como una decisión personal, pero no implica intención hacia el cambio sociopolítico. La ‘noviolencia’ presupone la intención del cambio social o político como una razón para el rechazo de la violencia”. También señala en otro punto que “la ‘noviolencia’ es la capacidad de luchar enérgicamente para transformar conflictos y superar violencias sin provocar nuevas violencias en las personas ni en las estructuras implicadas”.

Lo verdaderamente preocupante es el aleccionamiento al activismo y a los caminos que tiene que transitar: “Las personas que practican la ‘noviolencia’ pueden utilizar diversos métodos en sus campañas para el cambio social, incluidas las formas esenciales de la educación y la persuasión, la desobediencia civil y la acción directa ‘noviolenta”, aseguran. En estas dos últimas opciones, el activismo ‘indepe’ suele incluir la quema de contenedores, los ataques a 'mossos' o los ataques a entidades o fuerzas ‘españolistas’, que son calificados de “derecho de autodefensa”. A eso se le llama poner el lenguaje al servicio de una causa. O eso o excusas de mal pagador.

LGTBI Ciudadanos
El redactor recomienda