"todavía no hay ningún paso en firme"

Portazo a Barkos: no podrá asumir la gestión de tráfico y seguridad vial esta legislatura

El delegado de Gobierno en Navarra cierra las puertas a que el traspaso de estas competencias a la Policía Foral se haga efectivo antes de las elecciones por la falta de tiempo

Foto: Pedro Sánchez recibe a Uxue Barkos en La Moncloa el pasado 31 de octubre. (EFE)
Pedro Sánchez recibe a Uxue Barkos en La Moncloa el pasado 31 de octubre. (EFE)

La presidenta de Navarra, Uxue Barkos, no va a poder ver cumplido su deseo de asumir la gestión de tráfico y seguridad vial antes de las elecciones autonómicas de mayo a tenor de las palabras del delegado de Gobierno en esta comunidad, José Luis Arasti, que ha cerrado las puertas a la posibilidad de que el traspaso de estas competencias a la Policía Foral se haga efectiva en lo que resta de legislatura ante la falta de tiempo material.

“Esta legislatura termina dentro de cuatro meses, la intención es que la transferencia de la competencia se pueda realizar, pero la materialización de la misma dudo mucho que se pueda llevar a cabo en esta legislatura”, ha aseverado de forma contundente a los periodistas al término de una comparecencia para presentar cómo afectan en esta comunidad los cambios de velocidad que entran en vigor a partir de este martes en vías convencionales, cuyo límite será de 90 kilómetros por hora.

"Esta legislatura termina en cuatro meses; dudo mucho que la transferencia de las competencias se pueda llevar a cabo en esta legislatura", dice Arasti

Sus palabras han provocado malestar en el seno del Ejecutivo de Uxue Barkos, que daba por hecho que la Policía Foral iba a asumir antes de las elecciones las competencias de tráfico y seguridad vial que ahora comparte con la Guardia Civil. La presidenta navarra contaba con despojar a la Benemérita de estas funciones tras la reunión que mantuvo el pasado 31 de octubre en La Moncloa con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez –el primer encuentro que mantuvieron ambos mandatarios–, y en la que se acordó el traspaso “definitivo” de estas competencias a la Policía Foral.

Entonces, Barkos anunció que el traspaso se iba a materializar entre diciembre y enero en el marco de la Junta de Transferencias. Aunque admitió que no había una fecha concreta, sí dio por supuesto de que la transferencia iba a culminarse a lo largo de esta legislatura. No obstante, el Ejecutivo de Sánchez eludió concretar plazos y, en su comunicación, Presidencia de Gobierno se limitó a señalar que el traspaso acordado se realizaba de acuerdo a la sentencia del Tribunal Supremo que determinó que ambas materias forman parte de los derechos históricos de Navarra.

Ahora, el delegado del Gobierno ha echado por tierra las expectativas de Barkos. Las elecciones se encuentran ya en el cercano horizonte y, como ha aseverado, “todavía no hay ningún paso en firme más allá de alguna conversación”. Según ha expuesto, la transferencia implica a tres ministerios, el de Política Territorial, Hacienda e Interior, por lo que “no es algo que se vaya a producir de la noche a la mañana”. De cara a los plazos necesarios para su culminación, ha detallado que se han pedido informes tanto a Interior como a Hacienda para conocer las “implicaciones” que conlleva despojar las competencias a la Guardia Civil y su traspaso a la Policía Foral, de modo que una vez se conozca su contenido se “convocarán las comisiones y las juntas necesarias para empezar a hablar de esta negociación”. Un proceso que, como ha dejado constancia, tiene serias dudas de que se pueda culminar antes de la cita con las urnas.

Barkos se niega a asumir que el traspaso de las competencias no se vaya a completar antes de las elecciones: "Debe firmarse en esta legislatura"

Pese a la contundencia con la que se ha expresado Arasti, la presidenta navarra, quien se presentará a la reelección encabezando la candidatura de Geroa Bai –la marca del PNV en Navarra–, se niega a asumir que el traspaso no se vaya a completar antes de las elecciones. “Debe firmarse en esta legislatura”, ha afirmado en respuesta a las palabras del delegado del Gobierno. Barkos ha replicado que se trata de una competencia “largamente reclamada” por Navarra, que está recogida en la Ley Orgánica de Reintegración y Amejoramiento del Fuero de Navarra (Lorafna). Ha señalado que “lógicamente” se materializará en el tiempo, pero ha remarcado que “debe firmarse en esta legislatura”. “Lo contrario, o pretender ir más allá, que no creo que fuera lo que pretendía el delegado, seguramente es llegar a una polémica incierta y desde luego inútil”, ha manifestado. Por su parte, el portavoz parlamentario de Geroa Bai, Koldo Martínez, ha preguntado al PSOE si "está dispuesto o no a cumplir la palabra" que dio Sánchez a Barkos el pasado 31 de octubre.

En la actualidad, más de 200 agentes de la Guardia Civil están dedicados a las labores de tráfico y seguridad vial en Navarra. Las asociaciones de este cuerpo han denunciado que el traspaso de estas competencias constituye el primer paso para la “paulatina desaparición” de la Benemérita en Navarra. La protesta llegó a la calle en diciembre con una concentración en Pamplona a la que se sumaron UPN, PPN y Ciudadanos en la que se criticó al Gobierno de Sánchez por dar cobertura a las pretensiones del Ejecutivo navarro de “despojar de sus funciones” a la Guardia Civil de cara a su objetivo último de lograr su “expulsión” de esta comunidad. De hecho, la consejera de Seguridad, María José Beaumont, ha afirmado que este cuerpo “ya no será necesario” en Navarra cuando la Policía Foral asuma todas sus funciones. A este respecto, el Ejecutivo de Barkos pretende que al traspaso de tráfico y seguridad vial le sigan con posterioridad las de medio ambiente, seguridad pública y fronteras.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios