DEL 29 AL 31 DE ENERO

Venezuela y el exilio español centran el nuevo viaje de Sánchez a Latinoamérica

Vuela hasta República Dominicana y México, países en los que mantendrá un encuentro con sus respectivos presidentes. Uno, Medina, apoya a Guaidó; otro, AMLO, pide diálogo entre las partes

Foto: El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), el pasado 15 de enero en Ciudad de México. (Reuters)
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), el pasado 15 de enero en Ciudad de México. (Reuters)

Quinta vez que Pedro Sánchez cruza el Atlántico para aterrizar en Latinoamérica. Debutó en agosto en una gira por cuatro países (Chile, Bolivia, Colombia y Costa Rica), voló después hasta Guatemala por la Cumbre Iberoamericana, siguió un viaje histórico a Cuba y acabó 2018 con el G20 en Argentina. Este martes, y hasta el jueves 31 de enero, comienza una ruta por República Dominicana y México. Justo cuando Venezuela sufre una de las mayores crisis de su historia. La explosiva situación en el Estado caribeño estará muy presente en estos tres días, al igual que el homenaje a los exiliados republicanos españoles 80 años después de que tuvieran que abandonar su tierra para huir del franquismo.

La oposición critica día sí y día también los viajes del presidente y el uso de los medios oficiales de transporte. Pero eso no arruga a Sánchez. Quiere consolidar su figura fuera de España y aumentar el peso internacional del país. Y, en ese sentido, como recuerdan en la Moncloa, Latinoamérica es uno de los focos constantes de atención. Es, de hecho, una de sus "prioridades". Concibe que "todos los países" son fundamentales para España "independientemente de su tamaño y potencial económico". Por eso combina esta vez República Dominicana —Estado que ya ha pisado como jefe del Ejecutivo porque es donde su Airbus suele hacer escala en los vuelos que surcan el Atlántico—, un Estado que ningún presidente español había visitado desde 1996 y que tiene el valor simbólico de que es el primer asentamiento europeo tras el descubrimiento de América por Cristóbal Colón, con uno de los gigantes de la región, México.

Sánchez será, de hecho, el primer mandatario extranjero al que recibirá el izquierdista Andrés Manuel López Obrador (AMLO), que asumió las riendas de su país el pasado 1 de diciembre. Ese hecho es clave para entender el interés de Sánchez en llegar al DF. Se trata de "dos liderazgos progresistas" —más moderado, en el caso del español—, y la "sintonía es enorme". La llegada de AMLO supone un cambio total de paradigma respecto al anterior presidente, Enrique Peña Nieto, y hace de su país uno de los pocos en los que gobierna la izquierda en toda Latinoamérica. Él es, de hecho, el primer presidente de izquierdas que tiene el país desde Lázaro Cárdenas (1934-1940). El subcontinente ha ido girando a la derecha en los últimos años. México, así, es el contrapeso progresista a colosos ahora en manos de fuerzas conservadoras como Brasil (Jair Bolsonaro) o Argentina (Mauricio Macri).

Sánchez será el primer mandatario extranjero al que reciba AMLO. Se trata de dos "liderazgos progresistas" y la sintonía es "enorme"


Lo cierto es que México y República Dominicana tienen al frente a dos presidentes progresistas que han afrontado de diferente manera la crisis en Venezuela. AMLO apuesta, junto con Uruguay, por una tercera vía, por el diálogo entre las partes. El presidente defiende el principio de no intervención, la llamada 'doctrina Estrada' —que debe su nombre al canciller mexicano que la diseñó, Genaro Estrada Félix (1927-1932)—, que patrocina la neutralidad, el no pronunciamiento sobre la legitimidad de los gobiernos. En la práctica, supone que todavía reconoce a Nicolás Maduro como presidente de Venezuela. En cambio, Danilo Medina, presidente de República Dominicana, sí que ha reconocido al dirigente opositor Juan Guaidó. México, como admiten en el Gobierno, es "la excepción" en Latinoamérica ahora mismo.

El grupo de contacto como punto intermedio

Desde el Ejecutivo español confirmaban este lunes que la situación en Venezuela está en la agenda de las conversaciones de AMLO con Sánchez. Ambos comparten la "sensibilidad", el "tomar iniciativas para ayudar al pueblo de Venezuela". Pero discrepan en la estrategia, puesto que España ya ha advertido de que reconocerá a Guaidó si para el domingo Maduro no ha anunciado unas elecciones libres, justas y democráticas. "Dado que hay esa sintonía entre los dos presidentes, y hay ese interés en Venezuela, pueden surgir iniciativas del intercambio de ideas. Es imposible saber cuáles, pero serán iniciativas constructivas, que involucren a la región y se hagan en beneficio del pueblo de Venezuela", señalaban fuentes de la Moncloa en un encuentro informativo con periodistas este 28 de enero.

España defiende que con AMLO pueden surgir "iniciativas constructivas, en beneficio de los venezolanos, y que involucren a la región"

El "terreno intermedio" donde ambos países pueden acercar posiciones figura, añadían, en el comunicado que lanzaron los 28 el pasado sábado. En él se decía que la UE está lista para actuar y ayudar a través de la puesta en marcha de un grupo de contacto internacional. Sánchez quiere hablar de él con AMLO. Desde el Gobierno insisten en que España "no pone ni quita presidentes", simplemente demanda unas elecciones limpias, transparentes, competidas y con observadores internacionales para que los venezolanos decidan a quién quieren al frente de su país. Al igual que México, España no quiere seguir el camino de la "injerencia", sino una salida pacífica y dialogada. De ahí que Madrid defienda que las posturas de los dos Estados no sea tan dispar. ¿Habrá cambios en la posición del Gobierno tras la conversación con López Obrador? No. "El presidente habló muy claramente el sábado", cuando dio de plazo ocho días a Maduro para llamar a las urnas. "Fue taxativo", rubricaban fuentes del Ejecutivo. En la Moncloa no quieren hablar de "ultimátum" a Caracas, aunque se le pueda llamar informalmente así, prefieren definirlo como "plazo" dado al dirigente bolivariano. Pero el domingo Guaidó será presidente interino para Madrid si no hay elecciones.

Sánchez departirá con López Obrador el miércoles 30, tras volar desde Santo Domingo esa misma mañana. Primero lo harán ellos solos y más tarde se unirán sus equipos —al presidente le acompañan miembros de su Gabinete de la Moncloa más las ministras de Justicia e Industria, Dolores Delgado y Reyes Maroto, y el secretario de Estado para Iberoamérica, Juan Pablo de Laiglesia—, y luego seguirá un almuerzo en el Palacio Nacional, en el que participarán personalidades y empresarios mexicanos y unos 25 representantes de grandes compañías españolas. Sánchez y López Obrador comparecerán en rueda de prensa a las 13:45 horas (20:45 en España).

Venezuela y el exilio español centran el nuevo viaje de Sánchez a Latinoamérica

Justo a continuación se podrá ver otra de las claves de este viaje. La reivindicación de la memoria histórica. Se conmemoran 80 años del exilio español. Entre 20.000 y 25.000 republicanos huyeron hacia el país norteamericano. De hecho, aunque la 'doctrina Estrada' se mantuvo operativa durante más o menos seis décadas, sí se rompió para algunos asuntos, y uno de ellos fue el reconocimiento de la República Española durante la dictadura de Francisco Franco y hasta 1977.

Segundo inversor en México

El presidente recordará ese ochenta aniversario durante su discurso, en la tarde del miércoles 30, en el Colegio de México, una institución que creó el Gobierno mexicano en 1938 con el nombre de La Casa de España en México (1938-1940) para acoger a los intelectuales leales a la República. Hoy es un centro universitario muy prestigioso en el país. Después, Sánchez se dirigirá al Ateneo Español en México y mantendrá un encuentro con su junta directiva cuando se cumplen 70 años de su fundación —lo montaron refugiados españoles en 1949—. En este tiempo, se ha convertido en un foco cultural muy importante y su objetivo es la divulgación y conservación del exilio español en México.

Sánchez disertará sobre los 80 años del exilio en el Colegio de México, y luego se reunirá con la junta directiva del Ateneo Español en México

Los exiliados españoles "representan mucho para la vida cultural e intelectual" del país, más allá de las cifras. México es además una potencia cultural de orden mundial y también un trampolín fundamental para el español en todo el mundo. La temática del exilio también estará presente en otro de sus desplazamientos programados para finales de febrero: la visita a las tumbas de Antonio Machado y Manuel Azaña en Francia.

La pata económica estará no solo presente en el almuerzo del día 30 en el Palacio Nacional. También marcará el arranque del jueves 31. Sánchez mantendrá un desayuno con representantes de unas 120 empresas españolas —hay más de 6.200 compañías españolas instaladas en el país— para escuchar sus inquietudes. Al encuentro acudirán la ministra Reyes Maroto; el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, y la directora general de la Cámara de Comercio de España, la exdiputada nacional Inma Riera.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y la ministra de Industria, Reyes Maroto, se saludan en el acto de bienvenida de Fitur 2019, en el Museo del Prado, el pasado 22 de enero. (Moncloa)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y la ministra de Industria, Reyes Maroto, se saludan en el acto de bienvenida de Fitur 2019, en el Museo del Prado, el pasado 22 de enero. (Moncloa)

España es el segundo país inversor en México (8.500 millones de euros en 2017), solo por detrás de Estados Unidos. A diferencia de lo que ocurre con otros países de Latinoamérica, la relación en este caso es muy equilibrada, puesto que México es el quinto inversor en España. "Somos dos socios, nos tratamos de igual a igual", reseñan en el Gobierno, donde apuntan al peso y la importancia de sectores claves como el financiero, el turístico, el energético, el de telecomunicaciones... La dimensión económica, por tanto, tiene mucha importancia en este viaje, y por eso Sánchez va acompañado de empresarios españoles, para poner en valor ante AMLO el papel de las compañías del país.

Sánchez mantendrá un desayuno de trabajo con más de un centenar de empresas españolas en México, del total de 6.200 asentadas en el país

Sánchez se dirigirá más tarde al ayuntamiento de la capital, donde mantendrá un encuentro con la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, y donde se le hará entrega de la llave de Ciudad de México.

Importancia de la cooperación española

La agenda en República Dominicana es algo más corta. En la Moncloa consideran que "ya tocaba" un viaje allí 23 años después de que lo hiciera otro presidente español. España es el primer socio comercial europeo del país, que se ha convertido en un destino turístico de primer orden (recibe a unos 170.000 visitantes españoles al año), y también un importante Estado emisor de emigrantes (hay 250.000 dominicanos viviendo en España), y siempre ha estado muy presente la cooperación.

En Santo Domingo, Sánchez se entrevistará con Danilo Medina, recorrerá la Ciudad Colonial y clausurará el Consejo de la Internacional Socialista

El presidente aterriza este 29 de enero a las doce de la mañana (cinco de la tarde en España) en Santo Domingo. Primero clausurará el Consejo de la Internacional Socialista, cónclave que reúne a delegaciones de más de 145 partidos políticos, y en el que se debatirá sobre cómo combatir la pobreza y la desigualdad desde el desarrollo sostenible y el multilateralismo.

El presidente de República Dominicana, Danilo Medina (i), en la reunión de la Internacional Socialista, este 28 de enero en Santo Domingo. (EFE)
El presidente de República Dominicana, Danilo Medina (i), en la reunión de la Internacional Socialista, este 28 de enero en Santo Domingo. (EFE)

Sánchez llegará sobre las 14 horas (siete de la tarde en la Península) al Palacio Nacional para entrevistarse con Danilo Medina. Ambos países adoptarán una declaración pública en la que se fijará la gran intensidad de las relaciones bilaterales que se dibujan para el futuro y firmarán un nuevo marco de asociación país de cooperación española (en el que se hará hincapié en el fortalecimiento del Estado de derecho y la lucha contra las desigualdades) y un memorándum de entendimiento (MoU) para la promoción de las inversiones.

Tras la ofrenda floral en el Altar de la Patria, Sánchez recorrerá la Ciudad Colonial, que desde 1990 es patrimonio de la Unesco. Fue el primer asentamiento europeo permanente en América y la cooperación española ayudó a restaurar buena parte de los edificios. El presidente rematará su visita en Santo Domingo con un encuentro con la colectividad española (26.000 emigrantes). El 31 hará lo mismo con la más numerosa colonia instalada en México (135.000 residentes).

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios