RESPUESTA COMÚN DE LA UNIÓN EUROPEA

Sánchez llama a Guaidó y pide urnas en Venezuela pero evita darle apoyo explícito

El presidente lanza señales de sintonía con el dirigente opositor sin desmarcarse de la UE, porque entiende que es prioritario mantener la unidad. Reconoce la legitimidad de la Asamblea Nacional

Foto: Pedro Sánchez, durante su intervención en el Foro Económico Mundial de Davos, en Suiza, este 23 de enero. (EFE)
Pedro Sánchez, durante su intervención en el Foro Económico Mundial de Davos, en Suiza, este 23 de enero. (EFE)

España, igual que los estados miembros de la Unión Europea, cree que la única salida posible en Venezuela es la convocatoria de unas elecciones libres y democráticas. "Intervenir" para procurar que tengan lugar, porque los comicios son la solución "idónea". Es lo que Pedro Sánchez trasladó telefónicamente al autoproclamado presidente del país, Juan Guaidó, jefe de la Asamblea Nacional, a la que la UE reconoce su total legitimidad frente a Nicolás Maduro. Conversación que se produjo tras la charla con tres mandatarios latinoamericanos que ya han apostado por el líder opositor. El propio Guaidó manifestó en Twitter que Sánchez le había prestado su "total respaldo" para llegar a esos comicios democráticos.

El Ejecutivo socialista evita por el momento decir a quién considera ahora mismo presidente legítimo de Venezuela y evita por tanto alinearse por completo con Guaidó hasta ver cómo se desenvuelven las próximas horas y qué pasos va dando, de común acuerdo, la UE. Aunque sí lanza guiños de sintonía. El comunicado que en la noche del miércoles lanzó la alta representante en Política Exterior, Federica Mogherini, venía a reflejar esa posición de las 28 capitales, a la que se refirió expresamente el ministro de Exteriores, Josep Borrell, al final de una rueda de prensa este jueves en la que compareció con el titular de Cultura, José Guirao, en la sede del Instituto Cervantes, en Madrid.

El jefe de la diplomacia española recordó cuál es la posición de Madrid: votó a favor de las sanciones individuales al régimen de Maduro, no envió representación oficial a la toma de posesión del dirigente bolivariano del pasado 10 de enero porque no reconoce la legitimidad de las elecciones de mayo de 2018 y porque no fueron "ni justas ni libres". La posición común de la UE, señaló, es el "apoyo" a la legitimidad de la Asamblea Nacional Venezolana, el rechazo a "cualquier intento del uso de la violencia" y la apuesta por la convocatoria de "elecciones libres y democráticas" lo más pronto posible.

El presidente charla desde Suiza con los mandatarios de Colombia, Costa Rica y Ecuador, que ya han reconocido a Guaidó


"No podemos estar como estábamos anteayer", señaló Borrell, advirtiendo de que la situación ha cambiado y la posición de la UE, que hasta ahora era de ayuda al diálogo, ha de adaptarse para impedir que la situación en Venezuela "vaya a peor". El ministro defendió entonces una "intervención" para "garantizar" la convocatoria de esas elecciones presidenciales "libres, democráticas y con garantías". "Vamos a procurar que ese proceso tenga lugar", aunque haya evidentes "problemas de operatividad". El titular de Exteriores no quiso adelantar quién cree España que ha de organizar esos comicios y cómo asegurar que tengan lugar.

Sánchez llama a Guaidó y pide urnas en Venezuela pero evita darle apoyo explícito

Los "hechos" cuentan

Eso sucedía en Madrid. En Davos seguía Sánchez, adonde voló ayer miércoles para participar en el Foro Económico Mundial. En la ciudad suiza conversó con los presidentes de Colombia, Iván Duque; Ecuador, Lenín Moreno, y Costa Rica, Carlos Alvarado, ya que los cuatro se habían desplazado al panel internacional. Colombia, Ecuador y Costa Rica pertenecen al Grupo de Lima, que reconocía la legitimidad del joven ingeniero opositor al poco de que jurase "formalmente" su cargo, y además son países fronterizos con Venezuela. Después, según informaron fuentes de la Moncloa, el jefe del Ejecutivo conversó con Guaidó, a iniciativa propia, durante unos diez minutos.

Sánchez agradece a Guaidó el "coraje" con el que está comportándose y le traslada la posición de la UE: elecciones libres y rechazo de la violencia

Sánchez preguntó al dirigente opositor por sus planteamientos y le trasladó el apoyo de la UE a la Asamblea Nacional, cuya legitimidad juzga "indiscutible", según explicaron fuentes del equipo del presidente. Saludó "el coraje con el que está comportándose en esta situación", y le explicó la postura comunitaria: la celebración de unas elecciones libres como la salida "idónea", y un rechazo rotundo del uso de la violencia y de la fuerza.

Sánchez llama a Guaidó y pide urnas en Venezuela pero evita darle apoyo explícito

El presidente no le trasladó su respaldo explícito porque entiende que es básico velar por la Unión Europea y que la posición se defina en un Consejo extraordinario de Asuntos Exteriores, pero desde el Ejecutivo señalaron que es a través de los "hechos" como España manifiesta su postura, informa EFE. En ese sentido, subrayaban que ha sido Madrid quien ha estado "cocinando" la declaración conjunta lanzada anoche, quien ha avalado las sanciones individuales de la UE y la condena en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU contra el régimen de Maduro, y que no es accesorio que el presidente decidiera hablar con los mandatarios de Colombia, Ecuador y Costa Rica, que apuestan claramente por Guaidó como presidente encargado del país latinoamericano, y que después llamara al líder opositor. Los hechos son "contundentes".

En el Ejecutivo niegan "ambigüedad", porque Sánchez ha hablado "con unos y no con otros". Lo que no apoya es un Gobierno interino de Guaidó

"Pedro ha conversado ya con unos y no con otros, ha llamado a unos y no a otros, ha desplazado parte de su agenda en Davos para tener estos encuentros y llamadas con dirigente de un cariz y no de otro, y ha hecho públicas esas charlas privadas por voluntad propia. Por tanto, ambigüedad ninguna. El presidente trasladó su apoyo a la legitimidad de la Asamblea Nacional, que es un cuerpo, una entidad, no una persona, y si no ha ido más allá es porque no quiere salirse de la posición europea, porque eso es lo que tendrá peso, una postura unitaria. Hablamos poco, pero actuamos mucho", explicaban fuentes del equipo de Sánchez a este diario.

Desde la Moncloa añadían que Duque, Moreno y Alvarado reconocieron el "papel fundamental de equilibrio y solución que juega España en este momento, en su papel de actor principal tanto ante la Unión Europea como ante la comunidad de países iberoamericanos".

Guaidó, en su tuit, apuntó que le expresó a Sánchez la "lucha" que emprendió "junto a toda Venezuela para lograr un Gobierno de transición y tener elecciones libres", manifestación ante la que el presidente español le prestó un "total respaldo". Pero desde la Moncloa no se explicitaba ese aval a un Ejecutivo interino liderado por el jefe de la Asamblea Nacional. "Lo importante no es el nombre, sino la solución, que son esas elecciones libres, transparentes, justas y democráticas lo antes posible y que todas las partes respeten los resultados".

La "extraordinaria lentitud" de la UE

Como explicó el ministro desde Madrid, la UE "tiene una posición común firme y clara en la exigencia de unas elecciones que hasta ahora Maduro no quería". La pirioridad es, insistió, "preservar" esa unidad de acción de los socios comunitarios, y para ello España demanda que se reúna lo más pronto el Consejo de Ministros de Exteriores de la Unión. Borrell lamentó la "extraordinaria lentitud" de los socios comunitarios a la hora de tomar decisiones. "Si no hubiésemos tardado cuatro meses en decidirnos", la situación no sería la que es, indicó.

El Ejecutivo no indica la vía para que se puedan organizar esos comicios, porque cree que la clave es que sean acordados y respetados por todos

El jefe de la diplomacia española no dio más pistas de cómo se intentará procurar que esas presidenciales se celebren, por es lo que "tiene que discutirse" en el seno de la UE y porque probablemente "tendrá que haber contactos con el régimen" chavista. "No hay que perderse. Poco importa quién organiza esos comicios siempre que sean democráticos y transparentes, y nos gustaría que fueran producto de un acuerdo transnacional, pero tiene que haberlas. Por eso es importante que haya un Consejo de AAEE pronto, para poder avanzar", señalaban fuentes del entorno del jefe del Ejecutivo.

Borrell aseguró que la posición de la Unión es compartida. Las palabras del presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, en las que se alineaba más claramente con Guaidó, son cosecha propia, las hizo "a título personal", y las del presidente del Consejo, Donald Tusk, en las que defendió el "mandato democrático" del líder opositor, no difieren a su juicio de las de Mogherini.

Tampoco Borrell aprecia matices en la posición manifestada este jueves por el presidente francés, Emmanuel Macron. "Después de la elección ilegítima de Nicolás Maduro en mayo de 2018, Europa apoya la restauración de la democracia —escribió en Twitter—. Aclamo la valentía de centenas de miles de venezolanos que caminan por su libertad". Cuando se leyó ese mensaje en redes sociales al ministro, este manifestó su enfado: "Esta posición, ¿qué añade a la declaración de ayer [de Mogherini]? Si algunos quieren tener protagonismo, que lo tengan [...]. ¿Nos ponemos todos de guapos saliendo a repetir lo mismo? Ya está bien". El Gobierno, recordó, ya dijo que consideraba ilegítimas las elecciones del pasado mayo, y por eso no reconoce la legitimidad de este mandato de Maduro ni fue a su toma de posesión hace poco más de diez días.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
76 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios