la dirección insiste en que deje el escaño

Podemos descarta negociar con Errejón y busca candidato propio para Madrid

El secretario de Organización, Pablo Echenique, ha asegurado que el movimiento del que fue fundador del partido forma parte de "un plan oculto que no se había trasladado a la organización"

Foto: Pablo Iglesias, Irene Montero, Iñigo Errejón y Alberto Garzón, en sus escaños durante un pleno del Congreso. (EFE)
Pablo Iglesias, Irene Montero, Iñigo Errejón y Alberto Garzón, en sus escaños durante un pleno del Congreso. (EFE)

La dirección de Podemos trata de recuperarse del 'shock' tras el cisma errejonista, pasar página lo antes posible y cerrar "la herida" para que no se cangrene en otros territorios más allá de Madrid. En la ejecutiva celebrada la mañana de este lunes se ha centrado el trabajo en preparar el pleno del Congreso de mañana y no se han tomado medidas disciplinarias contra Íñigo Errejón, a quien consideran fuera de la organización tras lanzar su propia plataforma electoral al margen de Podemos y esperan que abandone su escaño. Sin embargo, sí se ha descartado negociar para evitar competir electoralmente en la Comunidad de Madrid con dos candidaturas diferentes.

Las siglas Unidos Podemos, en confluencia con IU, serán las que representen a la formación en las elecciones autonómicas, a la espera de decidir un nuevo candidato tras la salida de Errejón en un proceso que todavía está por definir y que decidirá en los próximos días la dirección autonómica que lidera Ramón Espinar. "Las bases decidieron en una consulta concurrir en confluencia y como Unidos Podemos, por lo que así nos presentaremos", ha zanjado la coportavoz Noelia Vera en rueda de prensa tras la ejecutiva en Princesa 2, sede del partido.

Desde la formación aseguran que Errejón ha tomado la decisión de concurrir a las elecciones con las siglas de Más Madrid, en tándem con la alcaldesa Manuela Carmena, al mismo tiempo "que estábamos trabajando para que ganase las elecciones". Quien se ha ido de forma "unilateral, personalista y formando otro proyecto", ha insistido Vera, es Errejón por lo que entiende que no existe voluntad negociadora tras "la ruptura de puentes". El secretario de Organización, Pablo Echenique, ha matizado que el movimiento del que fue fundador y número dos del partido forma parte de "un plan oculto que no se había trasladado a la organización".

"No vamos a confrontar ni un minuto más con Errejón", han trasladado desde la dirección estatal tratando de echar tierra sobre el asunto, y buscando sortear una crisis interna que llega en el peor contexto, tanto porque ha estallado a poco más de cuatro meses para las elecciones, como porque lo hace en un momento de desmovilización del electorado de izquierda, como quedó patente en las elecciones andaluzas, y de avance del bloque formado por PP, Cs y Vox, preconfigurando en Andalucía pactos similares en otros territorios.

La dirección estatal ha descargado así responsabilidades en la dirección madrileña, tanto para acotar la crisis como para dejar en sus manos las decisiones a tomar respecto a la formación de una nueva candidatura. "Hay que dejar margen a la dirección madrileña para que debata lo que ha pasado y ahora debemos centrarnos en las cosas de comer", ha concluido Noelia Vera, mostrando el deseo de que "después de esta rueda de prensa podamos empezar a centrarnos en lo importante porque nos jugamos mucho los próximos meses y tenemos que centrarnos en qué vamos hacer independientemente de la posición personal de Errejón". Este martes se debatirán y votarán en el Congreso hasta ocho reales-decreto, entre los que destaca para Podemos el de vivienda, para pinchar la burbuja del alquiler, y sobre el que se negocia contrarreloj con el Ejecutivo para que se asegure el control de precios en las zonas tensionadas, medida no incluida en el texto de la ley.

Las miradas se dirigen ahora hacia Ramón Espinar, quien se ha mantenido en silencio desde el pasado sábado, cuando se mostró decepcionado por la decisión de Errejón, aunque no cerró la puerta a negociar con él. Sí aseguró que no era el momento de poner sobre la mesa ningún "capricho" sino de ejercer el liderazgo desde la responsabilidad para superar el "golpe muy duro" que ha supuesto para Podemos la decisión de Errejón, subrayando que "no es el día para establecer ni quién ni cómo; es el día para decir a la gente que nos está mirando que hemos pasado momentos muy duros, este es uno de los más duros, y que nos vamos a levantar".

No se descata tampoco en este escenario realizar una consulta a las bases y unas nuevas primarias para elegir la lista electoral, a la espera de constatar qué candidatos ya elegidos se suman al proyecto de Más Madrid encabezado por Errejón. "Hagamos lo que hagamos, lo va a decidir la gente como siempre", resumía Espinar, añadiendo que "somos herramienta política joven, audaz y rápida, pero no hacemos milagros, somos gente que tiene que parar y pensar cómo construir la alternativa".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios