impone el pago de costas al demandante

El Confidencial vence a Cebrián en los tribunales por los papeles de Panamá

La sentencia destaca "la envergadura de dicho trabajo y de la seriedad de la labor, hasta el punto de que se obtuvo reconocimiento internacional a través de diversos premios"

Foto: El expresidente del Grupo Prisa Juan Luis Cebrián, a su llegada al Juzgado de Primera Instancia número 5 de Madrid. (EC)
El expresidente del Grupo Prisa Juan Luis Cebrián, a su llegada al Juzgado de Primera Instancia número 5 de Madrid. (EC)

El Juzgado de Primera Instancia número 5 de Madrid ha desestimado íntegramente la demanda interpuesta contra El Confidencial por el expresidente del Grupo Prisa Juan Luis Cebrián por la publicación de una serie de informaciones en el marco de los papeles de Panamá, investigación comandada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y difundida en exclusiva por este diario y La Sexta. Cebrián demandó a El Confidencial por intromisión ilegítima al derecho al honor, la intimidad y la propia imagen, reclamando por ello 20.000 euros, pero la jueza ha dado la razón a este diario e impone el pago de costas procesales al expresidente de Prisa.

A la hora de valorar la posible intromisión ilegítima al derecho al honor, la jueza destaca que las noticias sobre Cebrián parten de una investigación en la que intervinieron alrededor de 107 medios radicados en 80 países, "lo que da idea de la envergadura de dicho trabajo y de la seriedad de la labor, hasta el punto de que se obtuvo reconocimiento internacional a través de diversos premios donde se valoró la solvencia de la información obtenida". El requisito de veracidad, por tanto, no puede ponerse en entredicho, destacándose en este sentido que la información fue contrastada con diversas fuentes e incluso se contactó al departamento de prensa de Prisa hasta en cinco ocasiones. "El señor Cebrián no ha conseguido explicar por qué si la información era falsa, inveraz e insidiosa como sostiene, no pidió, de forma inmediata, que El Confidencial procediera a la rectificación del artículo", explica la jueza.

La sentencia considera también cumplido el presupuesto de que sea una información de interés general, pues se trata de un "personaje de indudable proyección pública", así como el tercer requisito que entra en cuestión al valorar la posible intromisión ilegítima al derecho al honor: la ausencia de expresiones vejatorias o injuriosas. "Una lectura de los artículos que se enumeran en el escrito de demanda y que fueron publicados en el diario El Confidencial permite apreciar que no se contienen en los mismos expresiones vejatorias o insidiosas ni expresiones ofensivas respecto al demandante, por lo que difícilmente pueden lesionar su honor", sostiene la jueza.

Una vez descartada la intromisión en su derecho al honor, la sentencia aborda el derecho a la intimidad y la propia imagen. La defensa del expresidente del Grupo Prisa, capitaneada por Cremades & Calvo-Sotelo, el despacho dirigido por Javier Cremades, presenta ambos como infringidos en su demanda, pero la jueza sostiene lo contrario: "La publicación de las fotografías del señor Cebrián junto a los reportajes de prensa no puede ser considerada una violación de su derecho a la propia imagen, pues, siendo la noticia y el artículo publicado de indudable interés, es patente que las fotografías se utilizaron con el fin de ilustrar tales artículos", explica, subrayando además que fueron tomadas en lugares públicos y que su uso estuvo subordinado al desarrollo de la noticia en sí. Una línea similar expone al desestimar la intromisión en su derecho a la intimidad, sobre el que señala que "los hechos descritos en la información justificaban, no solo el interés público de la publicación, sino, incluso, el que se expresasen los datos de identidad del demandante".

Juan Luis Cebrián, a su salida del Juzgado de Primera Instancia número 5 de Madrid. (EC)
Juan Luis Cebrián, a su salida del Juzgado de Primera Instancia número 5 de Madrid. (EC)

Cebrián y los papeles de Panamá

El litigio entre Cebrián y El Confidencial tiene su origen en la publicación —en el marco de la investigación de los papeles de Panamá— de una información del periodista Agustín Marco en la que se vincula la Fundación Atman, 'think tank' del PSOE impulsado y apadrinado por Felipe González y Juan Luis Cebrián, con Massoud Farshad Zandi, un empresario español de origen iraní que utilizó los servicios del despacho panameño de Mossack Fonseca para constituir en Samoa y posteriormente en Seychelles la compañía Hypersonic, accionista mayoritaria de Star Petroleum.

Durante el juicio celebrado el pasado diciembre, el propio Cebrián reconoció a preguntas del letrado de El Confidencial, Guillermo Regalado, haber tenido un 2% de Star Petroleum y su "amistad personal" con el empresario Zandi, quien le donó las acciones de la empresa petrolera y le concedió además una opción de compra del 4,9% de Star Petroleum a un precio de 14.699.583 euros, tal y como publicó este diario y confirmó el expresidente de Prisa ante la jueza.

En lo que se refiere a la Fundación Atman, Cebrián reconoció haber formado parte de su consejo rector, papel que justificó porque su exmujer Teresa Aranda trabajaba en ella. Aunque el expresidente del Grupo Prisa no profundizó en el organigrama de la fundación, cabe señalar que Zandi fue nombrado presidente de la misma y Aranda, vicepresidenta.

Durante el juicio, se abordó también que un mes y medio antes de la presentación oficial de la Fundación Atman, el 30 de agosto de 2004, Mossack Fonseca ayudó a constituir a instancias de Zandi la empresa Granite Corporation Inc., que nada más nacer en Seychelles le dio poderes generales a Teresa Aranda, así como a Gerhard Nellinger y Laura Rey. La exmujer de Cebrián aseguró en 2016 a este diario que nunca firmó ningún poder y atribuyó esas sociedades al entorno de su exmarido, pero el expresidente de Prisa afirmó en el juicio que no se enteró de la existencia de dicha compañía hasta que lo leyó en El Confidencial. Respecto a que su demanda fuese contra este diario y no contra La Sexta, que publicó la misma información, Cebrián no supo justificarlo.

La Fiscalía ya dejó claro durante el juicio que no compartía la demanda de Cebrián, pues considera que se trata de una información "de interés general" en la que "el requisito de veracidad queda cumplido”. La jueza se suma ahora a esta postura, lo que solo deja al expresidente de Prisa la posibilidad de recurrir la sentencia ante la Audiencia Provincial de Madrid.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios