reclaman observadores internacionales en la sala

El Rey, Puigdemont, Llach, Colau, Mas... Los testigos que piden los acusados en el 'procés'

La Sala Segunda del Supremo tendrá que estudiar las pruebas testificales que soliciten los acusados y Cuixart ya ha pedido que relatores especiales de la ONU declaren durante el mismo

Foto: Los políticos presos en Lledoners
Los políticos presos en Lledoners

A menos de un mes para que comience el juicio del 'procés', el plazo para presentar los escritos de las defensas ante el Tribunal Supremo termina la tarde de este miércoles. Entre las peticiones que demandan los procesados han comenzado a confirmarse algunas de las personas que quieren que declaren como testigos en la vista oral. La defensa de Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull va a reclamar que comparezca el rey Felipe VI y que se escuche al expresident del Govern, Carles Puigdemont, informan fuentes jurídicas. La solicitud también se incluye en otros escritos.

Los abogados justifican la petición de comperencia del monarca en su intervención en los acontecimientos que se examinarán en el juicio a través del discurso a la nación después del 1-O. Como alternativa y ante la especial protección de Felipe VI en la ley, proponen que sea sustuido en Sala por Jaime Alfonsín Alfonso, jefe de la Casa Real, explican fuentes de las defensas.

Además de Puigdemont, las defensas quieren escuchar la declaración de otra de las personas que no se encuentra a disposición de la Justicia en España, la dirigente de ERC Marta Rovira, cuyo testimonio pide el exvicepresident Oriol Junqueras. También quiere que comparezca el senador Ignacio Cosidó, autor del polémico mensaje en el que aseguraba que el nombramiento de Manuel Marchena como presidente del CGPJ faciltaría controlar la Sala Segunda "por detrás". Reclama la presencia del diputado de ERC Gabriel Rufián.

Además de la traducción al catalán o la presencia de observadores internacionales piden que acudan como testigos relatores especiales de la ONU

La Sala Segunda del Supremo tendrá por tanto que estudiar las pruebas testificales que soliciten los acusados y pronunciarse al respecto. Los letrados de los procesados van a solicitar en este sentido centenares de comparecencias entre las que también figurará la del expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, la exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y el exministro de Hacienda Cristóbal Montoro, todos ellos citados expresamente en las conclusiones provisionales de la Fiscalía y la Abogacía del Estado. En algunos de los escritos también se pide que declaren como testigos la alcaldesa de Barcelona Ada Colau, el lehendakari Iñigo Urkullu, el expresidente catalán Artur Mas, el cantautor y exdiputado LLuis Llach y Josep María Jové, el que fuera mano derecha de Junqueras.

Otras de las testificales que se reclamarán serán la comparecencia de los seis miembros de la Mesa que el tribunal desligó del juicio y remitió al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña: representaciones legales de los procesados Lluis María Corominas, Lluis Guinó, Anna Isabel Simó, Ramona Barrufet Santacana, Joan Josep Nuet y Mireia Boya. Asimismo, algunas de las defensas también piden que acudan como testigos relatores especiales de la ONU, figura que Naciones Unidas define como "un experto independiente designado por el Consejo de Derechos Humanos para examinar e informar sobre la situación de un país o un tema específico de los derechos humanos". La intención pasa por que puedan declarar sobre el derecho de autodeterminación y su encaje en el derecho internacional.

La defensa de Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull va un paso más allá e incluso pide la comparecencia de más de cincuenta votantes del 1-O, para lo que, según aseguran, se ha hecho "una selección-muestreo que abarca diversas situaciones, personas lesionadas, personas que votaron sin incidente alguno, personas que votaron en colegios donde intervino la policía sin que hubiera lesionados, personas que estuvieron en colegios con intervención policial pero sin retirada de urnas...".

Entre la abundante petición de prueba destacan otros detalles. Así, las defensas solicitan las sesiones se traduzcan de manera simultánea al catalán o que se permita el acceso a la sala de observadores internacionales, solicitudes que reclaman tanto Oriol Junqueras como Jordi Sànchez. También se espera que algunos de los políticos presos como Junqueras o Romeva pidan que el juicio se celebre en Barcelona. Una vez presentados los escritos, el tribunal tiene intención de deliberar estas peticiones en pleno, cerrando así los últimos flecos antes de dar el pistoletazo de salida.

Se espera que la mayoría de escritos de las defensas se presenten a lo largo de este martes, pero los acusados tienen hasta el miércoles a las cuatro de la tarde por el correspondiente día de gracia. Por el momento, solo el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, ha registrado el suyo ante el Tribunal Supremo, al que seguirán el de los otros procesados.

Manuel Marchena ya pidió el jueves a Interior que inicie el traslado de los presos del 'procés' para que lleguen a Madrid "la última semana de enero"

Algunas de las demandas como la de la traducción al catalán o la de que se celebre el juicio en Barcelona ya se defendieron en la vista celebrada el pasado 18 de diciembre en el Supremo, cuando los abogados de los acusados cuestionaron la competencia del tribunal para conocer de hechos que tuvieron lugar en Cataluña. En el caso concreto de la traducción simultánea, el letrado de Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull defendió el derecho de los acusados a "poder expresarse en catalán" en el juicio, un idioma "innato" para ellos. Fuentes jurídicas apuntan a El Confidencial que los magistrados descartan 'a priori' habilitar la traducción simultánea a la lengua materna de los políticos procesados en todo el desarrollo de la vista pero, no obstante, dejan abierta la puerta a un uso limitado de la lengua que puede extenderse a las declaraciones.

A falta de que el Supremo estudie a fondo estas peticiones, el presidente de la Sala Segunda, Manuel Marchena, ya pidió el pasado jueves al Ministerio del Interior que inicie el traslado de los presos del 'procés' para que lleguen a Madrid "la última semana del corriente mes de enero". Así lo solicitó en un escrito en el que recuerda además que "en el momento actual ha sido ya declarado abierto el juicio oral", aclarando en este sentido que "en los próximos días vencerá el plazo para la presentación de los escritos de defensa [este miércoles], a los que seguirán la declaración de pertinencia de las pruebas propuestas y el señalamiento de la fecha para el inicio de las sesiones". Según confirman fuentes jurídicas a El Confidencial, las fechas que baraja el Supremo como más probables para iniciar el juicio son el 29 de enero o el 5 de febrero.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
27 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios