EL ANUNCIO PUEDE SER INMINENTE

La elección del PP en Madrid facilita a Sánchez designar a un candidato de la casa

Que Casado haya optado por dos aspirantes poco conocidos "rebaja la presión" del presidente para buscar un independiente de relumbrón. Maroto, Corredor, Uribes y Bolaños llegan a la recta final

Foto: La ministra de Industria, Reyes Maroto, junto al cantante Javier Gurruchaja, en la 'Nochevieja pingüinera', el pasado 12 de enero en Valladolid. (EFE)
La ministra de Industria, Reyes Maroto, junto al cantante Javier Gurruchaja, en la 'Nochevieja pingüinera', el pasado 12 de enero en Valladolid. (EFE)

El tiempo apremia y la candidatura socialista al Ayuntamiento de Madrid está cada vez más madura. Tanto, que podría despejarse en cuestión de días. Como máximo, a comienzos de febrero. Pero la partida se ha simplificado para Pedro Sánchez: la presión para que designe a una figura de relumbrón, o un independiente, se ha "rebajado" después de que el PP haya situado como cabeza de cartel en la comunidad y en el consistorio a dos dirigentes jóvenes, de derechas "sin complejos", pero muy desconocidos para la opinión pública, Isabel Díaz Ayuso y José Luis Martínez-Almeida. Visto el tique elegido por Pablo Casado, él se inclina ahora por un aspirante de la casa, del PSOE. Y será, con mucha probabilidad, una mujer. Quien va ganando fuerza es la ministra de Industria, Reyes Maroto, aunque otras opciones manejadas por el líder socialista son la extitular de Vivienda Beatriz Corredor; el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Rodríguez Uribes, y el secretario general de la Presidencia, Félix Bolaños. Pilar Llop, delegada del Gobierno para la Violencia de Género, se queda más descolgada en la recta final por razones personales.

Entre esos cuatro nombres, y la posibilidad, no descartada al cien por cien, de un independiente o de una figura muy relevante, se debate la candidatura del PSOE para la capital. La más estratégica de todas las listas que presenta el partido el 26 de mayo, junto con la plancha europea, que aún no tiene quien la capitanee, aunque el preferido sigue siendo el ministro de Exteriores, Josep Borrell, aunque él se resiste mucho porque no quiere volver a tirar del carro de una campaña, aunque tendría como premio una posible vicepresidencia de la Comisión. Otras opciones serían la titular de Economía, Nadia Calviño, y la actual jefa de la delegación socialista española en Bruselas, Iratxe García, desde diciembre vicepresidenta primera del Partido de los Socialistas Europeos.

Fuentes de la cúpula socialista aseguran a este periódico que la decisión del jefe del Ejecutivo sobre la candidatura madrileña ya se va decantando y está próxima a anunciarse, y se mueve entre esos nombres. "No hay más", sentencian los mismos interlocutores. La competición está llegando al final y los posibles aspirantes apuran sus posibilidades.


El elemento decisivo para definir este grupo de finalistas —Maroto, Corredor, Uribes, Bolaños y una figura de peso— ha sido el movimiento protagonizado por Casado el pasado viernes. El jefe de los populares ha optado por Díaz Ayuso y Martínez-Almeida, dirigentes sin experiencia de gestión y de su generación, no pesos pesados más difíciles de batir, más escorados a la derecha para intentar arañar votos a Vox. De haber designado a exministros como Fátima Báñez, Isabel García Tejerina o Jaime Mayor Oreja, Sánchez, razonan fuentes de Ferraz, habría tenido que apuntar más alto para situar al frente de la lista a un competidor con mucho empaque y muy indiscutible.

Madrid es la principal incógnita de las cabeceras de lista del PSOE del 26-M, junto con la lista europea, para la que suenan Borrell, Calviño e Iratxe García

No obstante, la principal rival en el espectro de la izquierda sigue siendo la alcaldesa, Manuela Carmena, cuya figura se ha agigantado en estos casi cuatro años en detrimento de su equipo, roto por las disputas internas. El PSOE es plenamente consciente del tirón de la regidora, aunque a la vez critique el que quizá sea su punto más débil: su gestión muy pobre, a ojos de la dirección regional, que comanda José Manuel Franco. Por la banda del centro derecha, la de Ciudadanos, también se ha consolidado en este mandato su portavoz municipal, Begoña Villacís, con proyección nacional gracias a su silla en la ejecutiva de Albert Rivera.

Al lado del jefe

"La elección de Casado nos lo pone más fácil. Se puede elegir a alguien del partido, sin complicarnos más. Nos ha rebajado la presión de buscar a un independiente, sin ninguna duda. Ahora estamos en otra fase", analizan desde las alturas de Ferraz. Optar por un aspirante de la casa lleva aparejado el siguiente paso: "Si es finalmente del partido, lo más normal es que fuera una mujer. En igualdad de condiciones, mejor una mujer".

Si Sánchez opta por un miembro del partido, se calcula que la elegida será una mujer, y la que tiene más peso ahora mismo es Reyes Maroto

Este razonamiento que maneja Sánchez, según insisten fuentes conocedoras de estas deliberaciones, estrecha el abanico de posibilidades. Ahora mismo, la mejor situada es Reyes Maroto (Medina del Campo, Valladolid, 1973), una ministra muy apreciada por el presidente por su gestión al frente de Industria, pese a que su exposición pública ha sido más que discreta. De hecho, él mismo reconoció su trabajo este domingo en Burgos, en el mitin de presentación del candidato autonómico, Luis Tudanca. Maroto estaba en primera fila, al lado del jefe.

Los exministros Beatriz Corredor y José Blanco asisten a la toma de posesión del actual titular de Fomento, José Luis Ábalos, el pasado 7 de junio. (EFE)
Los exministros Beatriz Corredor y José Blanco asisten a la toma de posesión del actual titular de Fomento, José Luis Ábalos, el pasado 7 de junio. (EFE)

El presidente subrayó que había trabajado como "una jabata" para impedir el cierre del fabricante de aerogeneradores Vestas y garantizar el mantenimiento de la actividad industrial en las zonas de Gádor (Almería) y Lloseta (Mallorca), afectadas por el anuncio de paralización de la producción de cemento por la multinacional Cemex. No obstante, Maroto sigue teniendo abierto el conflicto de las plantas del fabricante estadounidense de aluminio Alcoa en A Coruña y Avilés, con pocas perspectivas de acuerdo y en el que están en juego unos 700 puestos de trabajo en las dos provincias. La titular de Industria informó el pasado jueves de los avances de su departamento. Ella, como el resto de ministros del área económica, pasó por La Moncloa la víspera de la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado. Ambos hablaron asimismo de Fitur, la feria de turismo —sector del que ella es responsable—, que comenzará el 23 de enero en Madrid.

Maroto es apreciada por el presidente por haber cerrado el conflicto en Vestas y Cemex, aunque aún tiene abierta la amenaza de despido en Alcoa

La ministra tiene a su favor su cercanía no solo a Sánchez sino también a José Manuel Franco. También que formaría un tándem cómodo con Ángel Gabilondo, con quien ha trabajado desde 2015 hasta su entrada en el Ejecutivo central como diputada en la Asamblea de Madrid, en la que él se mantiene como portavoz del Grupo Socialista. En contra tiene su escaso conocimiento público y proyección nacional e incluso su militancia no en la capital, sino en la localidad de Alcorcón. Designarla llevaría aparejada una crisis de gobierno, que podría ser más amplia si el líder socialista manda a Borrell a Europa y si estima necesaria una remodelación más profunda de su Gabinete.

Beatriz Corredor (Madrid, 1968), ministra de Vivienda en el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, sigue siendo una de las opciones manejadas por el secretario general, siempre según fuentes de la cúpula del partido. Ella forma parte de la ejecutiva federal y se quedó descolgada cuando el líder formó Gobierno, aunque la destinó a la presidencia de la Fundación Pablo Iglesias una vez que José Félix Tezanos se deshizo, a su pesar, de sus cargos orgánicos tras asumir las riendas del CIS. Para entonces, acababa de estallar la investigación judicial de un contrato que adjudicó Vivienda en 2008 y por el que su equipo fue imputado.

El hándicap de los hombres

El caso aún no se ha resuelto, pero la Fiscalía y la Abogacía del Estado piden el archivo de la causa. Que el proceso no haya concluido, no obstante, es a la vez una rémora para Corredor. Otro inconveniente es su bajo conocimiento público, dificultad que comparte con Uribes, Maroto y Bolaños. Sí la ayuda que ya pasó por el ayuntamiento. Concurrió en la lista de 2007 que encabezó Miguel Sebastián, aunque tuvo que abandonar la corporación cuando fue reclutada por Zapatero.

Corredor pasó por Vivienda y por el Ayuntamiento de Madrid. Uribes es un delegado del Gobierno en la región sin tropiezos en estos siete meses

José Manuel Rodríguez Uribes (Valencia, 1968) es otro de los miembros del PSOE-M con un cargo más relevante en el Ejecutivo. Es delegado del Gobierno en Madrid y, aunque no ha usado su puesto como trampolín para reforzar su perfil —sí lo hizo antes que él Cristina Cifuentes, que acabó en 2015 como candidata a la comunidad, y luego presidenta regional hasta su dimisión el pasado abril por el caso máster—, no ha tenido traspiés en estos meses. No hubo incidentes en el partido Boca Juniors-River Plate de diciembre, una misión que podía haberse torcido.

José Manuel Rodríguez Uribes (2i), en un homenaje a las víctimas del terrorismo, en noviembre. (EFE)
José Manuel Rodríguez Uribes (2i), en un homenaje a las víctimas del terrorismo, en noviembre. (EFE)

Uribes, militante en Pozuelo de Alarcón, ha firmado el informe que servirá al Ejecutivo para vetar a Francisco Franco en la cripta de la catedral de la Almudena por razones de seguridad. Y está impulsando en el último mes un acuerdo con todas las administraciones, la Fiscalía de Madrid y la jueza decana para implantar un protocolo de actuación ante los desahucios de familias vulnerables. Ser hombre y de un perfil similar al de Gabilondo —docente universitario— le deja por detrás en esta carrera.

La elección del PP en Madrid facilita a Sánchez designar a un candidato de la casa

Si Sánchez eligiera a Félix Bolaños (Madrid, 1975), secretario general de la Presidencia del Gobierno, el mensaje sería rotundo: promocionaría a uno de sus hombres de máxima confianza en La Moncloa a una candidatura crucial y que servirá para medir el estado de salud de los socialistas el 26-M. Bolaños atesora un imponente currículum fuera de la política como abogado. Fue jefe de la División de Asesoría Jurídica Laboral y Documentación Jurídica del Banco de España, profesor del Instituto de Empresa y abogado del Departamento Laboral de Uría Menéndez. Y ahora lidera todo el aparato administrativo de La Moncloa, y dependen de él los departamentos de Protocolo y Seguridad.

Si Bolaños es el elegido, el jefe del Ejecutivo trasladaría el mensaje de que envía a una plaza clave a uno de sus hombres de total confianza

El secretario general de la Presidencia está afiliado en la capital y conoce al dedillo el funcionamiento interno del partido: él es el autor del nuevo reglamento que rige la vida del PSOE, es secretario de la comisión federal de ética y garantías de 2014 y patrono de la Pablo Iglesias desde 2017. De nuevo, ser hombre le resta puntos, y también que es un rostro desconocido para los ciudadanos.

Félix Bolaños (i) y Miguel Ángel Oliver toman posesión como secretario general de la Presidencia del Gobierno y secretario de Estado de Comunicación, el pasado 11 de junio. (EFE)
Félix Bolaños (i) y Miguel Ángel Oliver toman posesión como secretario general de la Presidencia del Gobierno y secretario de Estado de Comunicación, el pasado 11 de junio. (EFE)

Pilar Llop (Madrid, 1973), delegada del Gobierno para la Violencia de Género, era otra de las candidatas que aparecían en las quinielas desde hace meses. Justo por su trayectoria: jueza especializada en violencia machista. Una óptima carta de presentación en un momento en el que los derechos de las mujeres corren peligro por el auge de Vox. Sánchez siempre subraya el carácter "feminista" de su Ejecutivo y la lucha incansable de su partido por la igualdad real. Llop encaja en ese marco, pero razones personales —se halla en avanzado estado de gestación— la alejan de la candidatura. Al menos, por ahora.

Las opciones alternativas

La vía del independiente / figura de peso no está del todo cerrada. Es el as que se guardaría Sánchez bajo la manga. La sorpresa. Pero las opciones son cada vez menores. El presidente había pensado en uno de los referentes del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, exvicepresidente del Gobierno, el ministro del Interior que acabó con ETA, ex secretario general socialista. Pero él dijo que no porque no quiere regresar a la primera línea de la política. Otro cartel ideal para las cúpulas federal y regional era el actual responsable de Interior, Fernando Grande-Marlaska, pero él también rehusó dar el salto. Antes lo hicieron la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, o la titular de Defensa, Margarita Robles. Y Borrell.

Pese a que haya un candidato oficial, otros militantes podrían intentar batirse con él en primarias, como Manuel de la Rocha o Mar Espinar

Que Sánchez unja a un candidato no impide que puedan postularse otros en primarias. El más seguro es Manuel de la Rocha Rubí (Madrid, 1947), exdiputado nacional, exalcalde de Fuenlabrada, miembro de Izquierda Socialista. Dentro del actual Grupo Municipal, quien podría dar el paso es la concejala Mar Espinar, una de las voces más críticas con la estrategia seguida por la portavoz, Puri Causapié, de seguidismo hacia Carmena. La edil ha sido un látigo constante para la alcaldesa en estos cuatro años, y ese perfil combativo y diferenciado sí gusta a miembros de la ejecutiva regional y también en Ferraz. Su compañera de bancada Mercedes González, también secretaria general en Barajas, comparte esa actitud más distante hacia la regidora. Sin embargo, siempre según fuentes de Ferraz, ninguno de estos tres nombres estarían ahora en la cabeza de Sánchez.

Mar Espinar (d) y Manuela Carmena, el pasado 25 de septiembre en el Ayuntamiento de Madrid. (EFE)
Mar Espinar (d) y Manuela Carmena, el pasado 25 de septiembre en el Ayuntamiento de Madrid. (EFE)

Ya queda poco. Muy poco. El margen temporal que se dio el presidente era febrero, pero quizá todo el puzle se resuelva antes. Ya no tiene que esperar a que se descubran más cartas.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios