reunión entre el gobierno Y UNIDOS PODEMOS

Echenique pedirá a Hacienda rectificar para cumplir el "100% del pacto" y apoyar los PGE

Podemos exigirá plasmar en el proyecto de ley la regulación de los alquileres, el aumento de las partidas para la Ley Dependencia o la derogación de una parte sustancial de la 'ley mordaza'

Foto: El secretario de Organización Pablo Echenique, la diputada Yolanda Díaz, Pablo Iglesias y la coportavoz Ione Belarra, en una reunión del 'Gobierno en la sombra' de Podemos. (EFE)
El secretario de Organización Pablo Echenique, la diputada Yolanda Díaz, Pablo Iglesias y la coportavoz Ione Belarra, en una reunión del 'Gobierno en la sombra' de Podemos. (EFE)

Coincidiendo con la intención de Pedro Sánchez de presentar el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) en el Consejo de Ministros de este viernes, el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, mantendrán un encuentro 24 horas antes, la mañana de este jueves, para calibrar el apoyo del grupo confederal a las Cuentas. Desde Unidos Podemos no están dispuestos a facilitar la aprobación de este proyecto de ley si no se cumple al 100% su acuerdo presupuestario, al considerar que "lo pactado ya suponía una cesión en muchos temas, con el objetivo de que las medidas más importantes para mejorar la vida de la gente llegaran cuanto antes".

Para ello tendrán que llevarse a cabo algunas rectificaciones, principalmente en materia de vivienda, después de que se aprobase un decreto-ley en esta materia excluyendo la regulación del precio de los alquileres, como se había acordado en el documento firmado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder de Podemos, Pablo Iglesias el pasado mes de octubre. El decreto también deja fuera otros puntos del pacto relativos a la vivienda, pues no se establece un marco legal que defina la vivienda vacía y al gran “tenedor de vivienda” y ponga a disposición de las comunidades autónomas y los municipios distintas herramientas tanto para su detección y diagnóstico como para fomentar que estas salgan al mercado.

Se exige, por tanto, un compromiso concreto fijando tanto un calendario de aplicación como el procedimiento para su puesta en marcha, que podría ser a través de una nueva ley. Además de las medidas para pinchar la burbuja del alquiler, los principales aliados parlamentarios del Ejecutivo socialista también se muestran especialmente "vigilantes" en lo relativo a otros aspectos del acuerdo, como el aumento de 40% en la partida para la Ley Dependencia, derogación de una parte sustancial de la denominada ley mordaza o el aumento de la inversión en Ciencia e Innovación. El único camino para no dejar sin respiración asistida al jefe del Ejecutivo.

Podemos acude a la reunión con la esperanza de que el PSOE "sea capaz de cumplir lo que ha firmado"

Pese a las diferencias en el contenido de algunos decretos, por las que se ha puesto el punto de mira en la supuesta 'mano invisible' de la ministra de Economía Nadia Calviño, la formación morada acude a la reunión, con la esperanza de que el PSOE "sea capaz de cumplir lo que ha firmado". Un encuentro que se enmarca dentro de la denominada mesa de seguimiento del pacto presupuestario y que viene precedido de un claro mensaje de 'aviso' durante el último pleno del año: la abstención de Unidos Podemos en la votación de un decreto de Industria, aunque finalmente salió adelante al sumarse la abstención del PP.

El endurecimiento de las posiciones de Podemos respecto al Ejecutivo no se limitan solo al contenido de estos decretos, sino también al fondo. Esto es, porque también se habría acordado que el texto de los decretos que "afectasen a la vida de la gente" se consensuarían antes de llevarlos al Consejo de Ministros para que no alterasen en lo sustancial lo plasmado en el pacto presupuestario, fin para el que también se creó la mesa de seguimiento, liderada por Echenique y Montero, respectivamente. El encuentro de este jueves servirá así para analizar, supervisar y, en caso de necesidad, tratar de imponer modificaciones en la redacción del proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado si parte de su contenido no se ajusta a lo pactado.

'Pacta sunt servanda' (lo pactado obliga), advertía ya Pablo Iglesias hace unos días a través de las redes sociales, añadiendo que "si no cumplen no podrán contar con nuestros votos para sacar adelante sus decretos". El secretario general de Podemos lamentaba que medidas dirigidas a reducir el precio de los alquileres y facilitar el acceso a la vivienda "han quedado paralizadas por disputas dentro del Consejo de Ministros", por lo que llamaba al presidente del Gobierno a "poner orden y cumplir con los acuerdos que firmó con Unidos Podemos para que la vivienda sea accesible para el conjunto de la ciudadanía". En caso de no cumplir, concluía, "no podrán contar con nuestros votos para sacar adelante sus decretos". Esto es, la legislatura entraría en barrena, precipitándose un adelanto electoral.

La limitación de los precios del alquiler podría introducirse en la tramitación de la Ley de Presupuestos o a través de un proyecto de ley

Deslizaba también las supuestas presiones de fondos buitre a la ministra Calviño para retirar del decreto contra la burbuja del alquiler la regulación de precios en las zonas especialmente tensionadas. Un hecho por el que avisaba que "al Gobierno le resultará muy difícil justificar que los intereses de los fondos buitre se pongan por delante del derecho a la vivienda, recogido en el artículo 47 de la Constitución". El entendimiento entre un Ejecutivo apoyado en una minoría de 84 diputados y Unidos Podemos se hace imprescindible no solo para alargar la legislatura, sino también para acabar de preconfigurar los pactos postelectorales tras inaugurarse la política de bloques en las elecciones andaluzas y cuando algunos barones socialistas intentan mirar a Ciudadanos en lugar de a la izquierda.

La dirección del grupo confederal ya adelantó antes de finalizar el año que no se tolerarían más incumplimientos por parte del Gobierno, mucho menos con la que era una de sus medidas estrella y que supone una prioridad para los ayuntamientos de Madrid y Barcelona, donde gobiernan. De hecho, el propio Pedro Sánchez aprovechó su visita a Barcelona para celebrar un Consejo de Ministros el pasado 21 de diciembre para mantener un desayuno informativo con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, quien resaltó posteriormente que el jefe del Ejecutivo se había comprometido a que "los municipios podamos regular los precios abusivos de los alquileres". La ministra de Hacienda, por su parte, también matizó en una entrevista radiofónica a finales de año que el decreto ley tiene "limitaciones" por criterios técnicos, pero que esa limitación de los precios podría introducirse o bien en la tramitación de la Ley de Presupuestos o bien a través de un proyecto de ley. Podemos se inclina por lo primero.

Otro de los decretos cuestionados ha sido el de liberalización del sector ferroviario, llevado al Consejo de Ministros del pasado 21 de diciembre, y tildado por el diputado de Unidos Podemos en la comisión de Fomento, Sergio Pascual, de "vergüenza" por suponer la "privatización líneas ferroviarias". A raíz de este decreto cualquier empresa que disponga de la licencia de empresa ferroviaria y del certificado de seguridad, que otorga la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria, y haya solicitado el uso de la infraestructura ferroviaria al administrador de infraestructuras, podrá prestar servicios en competencia con Renfe. De este modo, según Fomento, se realiza la trasposición a nuestro ordenamiento jurídico del llamado “cuarto paquete ferroviario” de la Unión Europea.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios