trama lezo

El hombre fuerte de González niega que el dinero de Bahamas fuera para OHL

Vincula las transferencias por casi 700.000 euros a una cuenta de Nassau con negocios privados y niega que fueran fondos del expresidente de la Comunidad de Madrid

Foto: Edmundo Rodríguez Sobrino e Ignacio González. (EC)
Edmundo Rodríguez Sobrino e Ignacio González. (EC)

El hombre fuerte de Ignacio González en Iberoamérica relaciona las cantidades que transfirió en 2006 a una cuenta en Bahamas con negocios privados legales y tiene intención de desvincular ante la Audiencia Nacional el dinero remitido con el expresidente de la Comunidad de Madrid. Según informan a El Confidencial fuentes cercanas a su entorno, Edmundo Rodríguez Sobrino niega la vinculación de esos casi 700.000 euros —detectados recientemente en el marco de la operación Lezo— con un origen irregular y asegura que no se trataba ni de fondos que moviera en nombre de su jefe en la época ni de pagos destinados a la constructora OHL.

El juez Manuel García-Castellón solicitó hace unas semanas conocer los motivos de estos pagos, que suman en total 1,2 millones de euros, y que salieron de depósitos en Suiza con destino a una entidad con sede en Nassau en plena adjudicación del tren de Cercanías Móstoles-Navalcarnero a la constructora estrechamente ligada al empresario Juan Miguel Villar Mir. El envío no solo se realizó por el expresidente de la filial del Canal de Isabel II en Sudamérica, Edmundo Rodríguez Sobrino sino también, en una segunda fase, por el empresario Adrián de la Joya.

El juez Manuel García-Castellón solicitó hace unas semanas conocer los motivos de estos pagos, que suman en total 1,2 millones de euros

Se da la circunstancia de que los movimientos económicos, que tuvieron lugar entre diciembre de 2006 y abril de 2007, se produjeron en pleno arranque de la licitación del desarrollo y mantenimiento de una línea férrea que conectase las poblaciones de Navalcarnero y Móstoles. Las investigaciones impulsadas hasta el momento apuntan a que este tren de Cercanías, un proyecto fallido que nunca llegó a ver la luz, se adjudicó a OHL a cambio de una sustanciosa comisión que se ha cifrado en 1.4 millones. El grupo que preside Juan Miguel Villar Mir transfirió ese importe desde una de sus filiales en México 1,4 millones de euros a una cuenta en Suiza de Adrián de la Joya, por encargo de Javier López Madrid, según la versión de este empresario.

Meses después de la apertura de esta línea de investigación, que centra una de las piezas de la conocida como trama Lezo, ha aparecido este nuevo rastro que ha llevado a sospechar que la mordida era aún mayor de lo que se pensaba. Con la intención de esclarecerlo, el magistrado ha pedido saber de forma urgente cual es la justificación de esas transferencias que acabaron en las cuentas de una sociedad instrumental panameña bautizada como Yolan Investments Inc.

Colaboración con el Juzgado

Rodríguez Sobrino abrió a finales de 2017 una vía de cooperación con el Central de Instrucción 6 que ha facilitado algunas de las pistas básicas para localizar los fondos expoliados desde el Canal de Isabel II. Como antesala a su salida de prisión, depositó en cuentas del Juzgado una cantidad total de 2,2 millones de dólares para afrontar las responsabilidades pecuniarias derivadas de su imputación en la causa, en la que se le acusa de haber participado en el desvío masivo de fondos del Canal de Isabel II, informan a El Confidencial fuentes jurídicas.

Rodríguez Sobrino ordenó el 21 de diciembre de 2006 a su banco en Suiza, Lombard Odier, que transfiriera 800.000 dólares americanos (696.000€)

Tras ingresar en prisión acusado de la comisión de delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos, corrupción en los negocios, negociaciones prohibidas a funcionarios, organización criminal y blanqueo de capitales, mostró los primeros signos de cooperación el pasado julio cuando, bajo la representación de su nuevo abogado, el penalista José Antonio Choclán, reclamó declarar ante el juez Manuel García-Castellón de forma voluntaria. A esa primera declaración han seguido otras.

En este caso, no obstante, su versión es que el dinero no tuvo un destino ilícito, precisan las fuentes consultadas. Según la documentación recabada, Rodríguez Sobrino ordenó el 21 de diciembre de 2006 a su banco en Suiza, Lombard Odier, que transfiriera 800.000 dólares americanos ( 696.000 euros). Por su parte, De la Joya, envió una orden a su banco en Suiza el 26 de abril de 2007 para que transfiriera desde su cuenta la cantidad de 500.000 euros al mismo depósito de Bahamas.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios