LA POLÉMICA CONTINÚA

Moncloa no da el gasto del viaje de Sánchez al FIB... y aclara que los 283€ son de protocolo

El Gobierno recuerda que los viajes del presidente son materia clasificada y, por tanto, no puede revelar sus gastos, porque lo impide la legislación, aunque sí ofrece el desembolso por la avanzada

Foto: Pedro Sanchez en el backstage del FIB, el pasado julio. (EFE)
Pedro Sanchez en el backstage del FIB, el pasado julio. (EFE)

El Gobierno no va a facilitar los datos de gasto de los viajes del presidente, porque son "materia clasificada", secreta, y lo es ahora, recuerda, y lo era antes, con los exjefes del Ejecutivo precedentes. Los 282,92 euros que reveló La Moncloa a través de una respuesta a un asesor municipal del PP, que preguntaba por la visita de Pedro Sánchez a Castellón en el avión oficial Falcon el pasado 20 de julio, se referían simplemente a los gastos imputados al Departamento de Protocolo en los días previos. O sea, los que presentaron los miembros del personal del Ejecutivo que se desplazaron con anterioridad, de avanzadilla.

Moncloa no da el gasto del viaje de Sánchez al FIB... y aclara que los 283€ son de protocolo

El Gabinete socialista tuvo que salir este 2 de enero al paso de las últimas informaciones sobre el polémico viaje de Sánchez al Festival Internacional de Benicàssim (FIB), que estuvo precedida por una reunión con la alcaldesa de Castellón y el presidente de la comunidad, los socialistas Amparo Marco y Ximo Puig. Lo hizo para precisar que esos 282,92 € no se referían al gasto total del desplazamiento —incluido el vuelo en el Falcon, cuyo gasto en combustible puede alcanzar varios miles de euros.

[Consulte aquí la respuesta íntegra del Gobierno en PDF]

"Los viajes del presidente del Gobierno son materia clasificada", recuerdan este miércoles en La Moncloa. "Desde la Secretaría General [de la Presidencia del Gobierno] no se ha dicho en ningún caso que 282,92 euros euros sea el coste del viaje. Reitera, a tenor de leyes y resoluciones judiciales, que es materia clasificada todo lo concerniente a los viajes del presidente. Al mismo tiempo, lo que se facilita es el gasto del Departamento de Protocolo para la realización de dicho viaje: son 283 euros, tal y como expresamente indica la citada resolución de la Secretaría General".

El Ejecutivo insiste en que la Ley de Secretos, de 1968, que no ha sido cambiada, impide revelar este tipo de datos, y lo avala la Audiencia Nacional


La polémica acompañó a este desplazamiento de Sánchez desde que se tuvo conocimiento de él y de que había ido en su Falcon oficial. Además, su presencia en el FIB, para ver al grupo The Killers, no estaba incluida en su agenda pública. Luis Salom, asesor del PP en el Ayuntamiento de Valencia, presentó en agosto una solicitud de información a través del Portal de la Transparencia, en la que pedía el "coste aproximado y sin desglosar, de todo el desplazamiento del presidente y sus acompañantes, incluido el coste de apertura especial del aeropuerto de Castellón". No requería datos del dispositivo de seguridad, "ni sobre el trayecto realizado por el Falcon 900B del Ejército del Aire o coches oficiales durante ese desplazamiento ni cualquier dato estadístico sobre el mencionado Falcon".

El sostén argumentativo de La Moncloa

En octubre, la vicesecretaria general de la Presidencia del Gobierno, Hilda Jiménez, contestó negando esa información porque se trata de materia clasificada, "tanto los informes sobre movimientos de aeronaves militares como los planes de protección de autoridades y pasajeros sometidas a la misma, y en concreto, los informes y datos estadísticos sobre movimientos de fuerzas, buques o aeronaves militares, en virtud del acuerdo del Consejo de Ministros de 28 de noviembre de 1986, en relación con la Ley 9/1968 de 5 de abril, reguladora de los Secretos Oficiales y modificada por la Ley 48/1978 de 7 de octubre, no cabe facilitar más información" que la de la agenda del presidente. Es decir, que el Gobierno se aferraba a lo dispuesto por una ley del franquismo, la de Secretos Oficiales, para no dar más datos. El Congreso, a instancias del PNV, tramita un cambio de la norma que aún sigue atascada.

Antes de cualquier desplazamiento del presidente, miembros de su equipo van al lugar del acto para inspeccionarlo. Es una "visita preparatoria"

Pero no solo estaría la ley como asidero para Sánchez. Hilda Jiménez también traía a colación la sentencia de la Sala de lo Contencioso Administrativo sección 7ª de la Audiencia Nacional de fecha 23 de octubre de 2017 [aquí en PDF], que señala que “la información proporcionada no podrá referirse a aquellos viajes o acompañantes, cuando se trate de viajes que hayan sido clasificados como materia clasificada”. También se ciñe, dice, a lo dispuesto por el propio Consejo de la Transparencia y Buen Gobierno en su resolución del 15 de febrero de 2016 [aquí en PDF], que indicó que la información “no incluirá datos de vuelos cuya información haya sido clasificada antes de ser proporcionada al Ejército del Aire por venir referida a la Presidencia del Gobierno”.

Salom recurrió esa respuesta ante el Consejo de la Transparencia y Buen Gobierno (CTBG), que el pasado 14 de diciembre conminó a la Secretaría General, al frente de la cual está Félix Bolaños, a facilitar la información requerida en un plazo de siete días.

No habrá más información

La réplica del Ejecutivo a la estimación del recurso de Salom por parte del CTBG [aquí en PDF] es la que se dio a conocer este 1 de enero. Ahí la Secretaría General afirma que "en relación con el gasto total computado por el Departamento de Protocolo los días previos fue de 282,92 €". Fuentes de La Moncloa precisaron que esos 282,92 euros se refieren al gasto que pasaron los miembros del equipo del presidente que se desplazaron antes a Castellón (hoteles, restaurantes...). No hay desglose de esa cifra.

Desde el Gobierno recuerdan que esto es lo habitual en los viajes de autoridades de todo tipo de instituciones: una parte del personal viaja antes al lugar donde se va a desarrollar el acto para inspeccionarlo, estudiar la seguridad, analizar qué atención se dará a medios... Son "visitas preparatorias". "La avanzada", como también se llama, que pueden integrar miembros del departamento de Seguridad, de la Secretaría de Estado de Comunicación, de Protocolo... Y sus gastos los lleva el Departamento de Protocolo, área que en el caso del Ejecutivo central dirige Andrés Costilludo. Siempre que el presidente sale de La Moncloa, miembros de su equipo hacen este trabajo, se trate de un punto del territorio nacional o en el extranjero.

Sánchez ya aseguró que la polémica por sus viajes en helicóptero o en Falcon es "falsa", porque Seguridad aconseja que utilice medios áereos

La resolución del Gobierno reitera "que el viaje oficial [del pasado 20 de julio] tuvo como objeto la visita en Castellón a la alcaldesa de la ciudad y al presidente de la Comunidad Valenciana", Ximo Puig. "Sobre el resto de la comitiva que acompaña al presidente, y como ya se apuntó anteriormente, facilitar más información al respecto sobre cualquier desplazamiento, afectaría sin duda alguna a los planes de protección" a que se refiere el acuerdo del Consejo de Ministros de noviembre de 1986 y a la Ley de Secretos Oficiales, modificada en 1978, y avalada por la sentencia de 2017 de la Audiencia Nacional y por el CTBG en su resolución del 15 de febrero de 2016. "Se concluye que la Secretaría General de la Presidencia del Gobierno no dispone de otra información que la facilitada ante la reclamación formulada por el señor Salom".

Vuelven las críticas de PP y Cs

El CTBG, en su resolución de diciembre de 2018, ya decía que agarrarse a la ley de 1968 o al acuerdo del Consejo de Ministros de 1986 "no resulta suficiente motivo de denegación del acceso a este información, ya que debe cumplirse la premisa principal, que es la existencia de una previa declaración de secreto, que no se ha aportado al presente procedimiento", el de la petición cursada por Salom. "A falta de este requisito esencial", sigue el órgano, debe analizarse si dar esta información sobre los gastos de los viajes del presidente "atenta contra la seguridad y defensa del Estado, la averiguación de los delitos y la intimidad de las personas". El CTBG entiene que no, "ya que no se impide el ejercicio de los derechos fundamentales por parte de los ciudadanos, poniendo en riesgo su integridad física, ni se trata de difundir información que altere los planes de defensa militar de nuestras fronteras o nuestra integridad territorial o de nuestra capacidad de repliegue militar, ni se halla en curso ningún procedimiento judicial penal que trate actualmente este asunto, ni afecta en modo alguno a la intimidad de personas físicas".

El Consejo de Transparencia alegó que para que una materia esté clasificada debe declararse secreta, y el Gobierno no ha aportado esa precisión, dice

"En caso de que así fuera, la carga de la prueba recae en la Administración denegante. Esta ausencia de justificación y la relevancia pública del conocimiento de la información solicitada como instrumento de rendición de cuentas, tal y como antes se ha destacado, lleva a concluir a este Consejo de Transparencia, que no procede la aplicación de ningún límite al acceso a esta información", señalaba.

Moncloa no da el gasto del viaje de Sánchez al FIB... y aclara que los 283€ son de protocolo

Sánchez aseguró en julio que esta era una "falsa" polémica, alentada por quienes no han "asumido" que es el PSOE el que está en La Moncloa. El modo en que viaja el presidente, dijo, lo "decide" el Departamento de Seguridad, que recomienda desde 2015 que todos los transportes que haga el jefe del Ejecutivo se hagan a través de medios aéreos. Esta área está dirigida por la comisaria María Marcos, que orgánicamente depende de la Secretaría General de Félix Bolaños.

La controversia, no obstante, sigue arreciando. El PP pidió la comparecencia en el Congreso del subdirector del Consejo de Transparencia, Javier Amorós, para que dé cuentas de la "censura y crítica" de este organismo a Sánchez, "por abusar del secreto oficial para ocultar sus viajes". Y en el Senado, Salomé Pradas, portavoz adjunta de los conservadores, presentó una batería de preguntas al Ejecutivo porque juzga una "tomadura de pelo" que la cifra que haya trascendido son esos 282,92 euros. Inquiere por el desglose de esos gastos y "si dicha cantidad incluye los gastos del Falcon y de la seguridad del presidente".

Y por parte de Ciudadanos, su portavoz adjunto en la Asamblea de Madrid, César Zafra, se fijó en la cantidad: que un viaje al FIB "no cuesta" esos menos de 300 euros, una cifra "irrisoria" ante la que solo cabe "reírse". El diputado autonómico naranja añadió que si Sánchez quiere hacer este tipo de desplazamientos de ocio "los haga con su dinero, como una persona normal", sin necesidad de ir a todos sitios en el Falcon o en helicóptero porque las infraestructuras españolas son suficientes "como para no tener que ir como una estrella de rock", informa EFE.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
59 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios