TRAS SUFRIR UNA INFECCIÓN

El Año nuevo de Carmena en silla de ruedas ante una campaña electoral que se complica

La alcaldesa abandonó el hospital con el pie en alto tras la operación y ayudada a desplazarse en silla de ruedas por quien será su número dos y, según todas las quinielas, sucesora natural

Foto: La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. (EFE)
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. (EFE)

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, recibió este miércoles el alta hospitalaria tras permanecer ingresada en el Hospital de La Princesa por la infección tras la operación de tobillo a la que se sometió la semana pasada tras caerse en su domicilio. Carmena ingresó el pasado 30 de diciembre debido a la alta fiebre a consecuencia de una infección tras la operación y sobre las 11:30 horas de este miércoles dejó ya el centro hospitalario en silla de ruedas.

La alcaldesa en funciones, Marta Higueras, se desplazó hasta el centro hospitalario para acompañar a Carmena, a quien se la pudo ver empujando la silla de ruedas. Durante los próximos meses tendrá que "aprender a usar muletas" o desplazarse "como pueda, pero tres meses sin apoyar ese pie" es lo que le han recomendado los médicos, según informó la propia Higueras. Ahora le toca reposo, y aunque no tiene previsto cogerse una baja, todavía no se ha confirmado su presencia en el próximo acto público que tenía agendado, la Cabalgata de Reyes.

El Año nuevo de Carmena en silla de ruedas ante una campaña electoral que se complica

La imagen que ha podido ser captada por las cámaras de Telemadrid, para nada es neutral. La alcaldesa abandonó el hospital con el pie en alto tras la operación y ayudada a desplazarse en silla de ruedas por quien será su número dos y, según todas las quinielas, sucesora natural de Carmena si vuelve a revalidar el mandato y decide ceder el testigo antes de que finalice la legislatura, como desconfía la oposición y algunos sectores dentro de Ahora Madrid. Higueras ya puso todas las cartas boca arriba en una entrevista reportajeada de 'El País Semanal' el pasado mes de noviembre: "Si la pregunta es si me presentaría si no está Manuela, sí, me presentaría".

Higueras asume todos los galones

El equipo de la alcaldesa ha trabajado durante las últimas semanas a pleno rendimiendo para tener listo el diseño de la campaña electoral coincidiendo con el arranque del año. Como mínimo, la silla de ruedas la acompañará hasta el arranque de la precampaña, que se complicaría ante este inesperado revés. Los galones de Higueras aumentan en el Palacio de Cibeles. Durante los últimos días ya fue quien despachó con los líderes de la oposición y llevó las riendas del Ayuntamiento de Madrid.

Manuela Carmena y Marta Higueras.
Manuela Carmena y Marta Higueras.

La figura de Higueras, a pesar de sus omnipotentes competencias, todavía es una de las más desconocidas para la opinión pública. Siempre a la sombra de Carmena, desde que comenzó a trabajar con ella hace 26 años, su perfil pretendidamente más de gestora que de política al uso ha contribuido a este desconocimiento. Sin embargo, es la que primero conocieron y con quien más relación han tenido los poderes económicos de la capital. Es su interlocutora en el Ayuntamiento, junto al coordinador de la alcaldía Luis Cueto. El respeto que le profesa la oposición es inversamente proporcional a la estima política que le tienen los sectores más movimentistas de Ahora Madrid. No en vano, fue quien se enfrentó y provocó la caída del exconcejal de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato.

Lugarteniente de Manuela Carmena, su entrada en la lista de Ahora Madrid fue una condición de la alcaldesa para liderar Ahora Madrid, un reto para el que la convenció el exsecretario general de Podemos en Madrid, Jesús Montero. Concurrió como número siete, pero la alcaldesa la quiso a su lado, como primera teniente de alcaldesa y otorgándole responsabilidades en una 'superconcejalía' que asumió competencias de diversas áreas, como vivienda (antes en Urbanismo) y Empleo (antes en Economía, Hacienda y Administraciones Públicas).

Higueras trasladó a los medios que Carmena "está con muchísimas ganas de empezar a hacer vida normal aunque sea con esa dificultad en los desplazamientos porque no tiene que apoyar el pie". Es importantísimo que no cargue ningún peso en ese pie, añadió, "para que la operación asiente aunque luego va a recuperar la movilidad completa porque la operación ha salido muy bien". La aparatosa caída de la alcaldesa, que le obligará a desplazarse en silla de ruedas, es el segundo accidente que sufre durante los últimos meses. El pasado septiembre ya tuvo que ser ingresado por otra caída en su domicilio, que le provocó una brecha en la cabeza y por la que también tuvo que ser ingresada.

España