EFECTIVOS DESPLEGADOS DESDE 2013

Sánchez viaja a Mali: primera visita como presidente a las tropas en el exterior

El jefe del Ejecutivo elige el país centroafricano para su primer desplazamiento militar, en el que felicitará las fiestas a los 300 militares destacados. Vuela sin la compañía de la ministra de Defensa

Foto: Pedro Sánchez y Margarita Robles llegan al portaeronaves 'Juan Carlos I' en la base naval de Rota, Cádiz, para su primer mensaje navideño, el pasado 24 de diciembre. (EFE)
Pedro Sánchez y Margarita Robles llegan al portaeronaves 'Juan Carlos I' en la base naval de Rota, Cádiz, para su primer mensaje navideño, el pasado 24 de diciembre. (EFE)

Viaje relámpago del presidente del Gobierno para felicitar la Navidad a las tropas destacadas en el exterior. Esta vez el destino es Mali, uno de los 25 países más pobres de todo el mundo y en el que España cuenta con cerca de 300 efectivos integrados en la misión europea (EUTM) de ayuda a la formación de las fuerzas armadas del país, para que puedan por sí mismas defender a su población y a su territorio y parar el avance del terrorismo yihadista, una amenaza de primer orden tanto para la región del Sahel como para Europa.

Pedro Sánchez voló hacia la capital maliense, Bamako, desde la base aérea de Torrejón de Ardoz, a primera hora de la mañana, acompañado de su equipo y de una comitiva de periodistas y ha aterrizado a las 11:40 hora española. Su primer compromiso es un encuentro con las autoridades del país africano —en concreto, con el primer ministro, Soumeylou Boubèye Maïga—, y con los miembros del contingente español del Destacamento Marfil, desplegado en Senegal y desplazado para la visita a Mali. Después, partirá hacia el campo de entrenamiento de Koulikoro, verdadero centro de gravedad de la misión europea y situado a 60 kilómetros al noreste de Bamako. Allí el presidente se dirigirá a las tropas destacadas en el país.

El mandatario socialista no viaja con su ministra de Defensa, Margarita Robles. En La Moncloa justificaban que se trata de una visita "del presidente del Gobierno" —la primera que hace a las tropas destacadas en el exterior—, no del Ejecutivo como tal. Pero no es esa la costumbre. Mariano Rajoy, sin ir más lejos, sí voló con sus responsables de las Fuerzas Armadas —primero Pedro Morenés, y luego María Dolores de Cospedal— en sus desplazamientos a Estonia y Letonia, en Senegal, en Afganistán o al mismo Mali. En todo caso, se trata de un viaje de ida y vuelta en el día. Este viernes el líder del Ejecutivo preside la reunión del Consejo de Ministras y Ministros y después comparecerá en rueda de prensa para hacer balance de sus casi siete primeros meses de mandato.

El presidente mantiene un encuentro con el primer ministro del país y el contingente de Senegal y después se dirige al campo de Koulikoro


Este lunes 24 de diciembre, desde Rota (y aquí sí acompañado por Robles), Sánchez ya dirigió un mensaje a todas las tropas españolas desplegadas en el exterior. Más de 10.000 militares han participado en misiones en el extranjero en este 2018. El jefe del Ejecutivo les agradeció su contribución "a la paz y la estabilidad internacional y que constituye el primer elemento de disuasión ante amenazas y riesgos de muy diversa índole”. Las Fuerzas Armadas están presentes en 16 operaciones en cuatro continentes, con más de 3.000 militares y guardias civiles desplegados. También destacó la contribución de las 14.000 mujeres que hay en el Ejército, cuando se han cumplido 30 años de su incorporación a filas.

Relevo el pasado noviembre

Desde enero hasta noviembre de este año la misión europea EUTM de Mali estuvo dirigida por un general de brigada español, Enrique Millán Martínez. Era la segunda vez que nuestro país ostentaba el mando de la fuerza de la operación. La primera vez fue entre octubre de 2014 y julio de 2015, con el general Alfonso García-Vaquero al frente. Desde el 12 de noviembre, quien pilota la misión es el alemán Peter Mirow.

España asumió el mando de la misión por segunda vez el pasado enero, en manos del general Enrique Millán. En noviembre acabó su mandato

Fuentes de Defensa explicaban a este periódico la importancia estratégica de la presencia de España en Mali. No solo por el peso numérico (293 desplegados, según las últimas cifras oficiales), sino por el "significado de la presencia global" de nuestro país en África.

Sánchez viaja a Mali: primera visita como presidente a las tropas en el exterior

Además de en Mali, hay efectivos de las Fuerzas Armadas en Senegal —de apoyo al Estado vecino, 58 hombres y mujeres—, en República Centroafricana (ocho militares) —con un destacamento de ayuda en Gabón, con 45 efectivos—, en Somalia (15) y en el Índico (372). España es el país que realiza una mayor contribución, en cifras de personal, de todos los que componen la EUTM (European Union Training Mission) Mali. El conjunto de la misión lo< forman unos 600 soldados de 25 Estados europeos, 21 de ellos miembros de la UE y cuatro que no pertenecen a ella (Albania, Georgia, Serbia y Montenegro).

Misiones de las Fuerzas Armadas españolas en el exterior, a diciembre de 2018. (Gobierno de España)
Misiones de las Fuerzas Armadas españolas en el exterior, a diciembre de 2018. (Gobierno de España)

Las razones de la operación hay que buscarlas en 2012. Entonces, los rebeldes tuaregs se unieron al Movimiento Nacional para la Liberación de Azawad (MNLA), y se levantaron en armas contra el Gobierno de Bamako. Exigían la independencia de la región norteña del Azawad. En apenas unos meses toda la zona septentrional de Mali (Tombuctú, Kidal y Gao) sucumbió a la ofensiva de los rebeldes y yihadistas. Un golpe de Estado incruento en marzo de 2012 supuso la sustitución del presidente Amadou Toumani Touré por el capitán Sanogo. En abril, el MNLA declaró unilateralmente la secesión del Azawad. Y en junio, los islamistas tomaron el control de la revuelta tuareg e impusieron cruelmente la ley islámica, la 'sharía', en todo el norte del país. Ello supuso el desplazamiento masivo de la población hacia el sur de Mali y los países vecinos.

En 2013, el Gobierno interino de Dioncounda Traoré, y con el apoyo de la antigua metrópoli, Francia, y el auxilio de tropas del Chad, logró frenar el avance de los grupos islamistas radicales. A raíz de los sucesos violentos en el país, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, en diciembre de 2012, pidió a las organizaciones transnacionales, también la UE, que proporcionasen "asistencia coordinada, conocimientos especializados, formación y apoyo" para el desarrollo de las Fuerzas Armadas y de Seguridad de Mali para restablecer así la autoridad del Estado. También respaldaba esa petición una resolución del Parlamento Europeo. El propio presidente de Mali también reclamaba ayuda a la UE.

Mandato renovado hasta 2020

Ese auxilio acabó cuajando en la decisión del Consejo del 13 de enero de 2013, en el que se diseñó la operación EUTM Mali. Los primeros soldados europeos llegaron a Bamako el 8 de febrero de 2013. Desde entonces, el mandato se ha renovado ya en cuatro ocasiones. El actual estará en vigor hasta el 18 de mayo de 2020. Como detalla la misión, los objetivos estratégicos son, por un lado, contribuir a las capacidades del Ejército maliense para estabilizar el país y restaurar el control por parte del Estado y el imperio de la ley en todo el territorio. Por otro, apoyar al G5 Sahel —lo forman, además de Mali, Mauritania, Burkina Faso, Níger y Chad—, para que mejore su capacidad operativoa y se fortalezca la cooperación regional conjunta para hacer frente a las amenazas comunes a la seguridad, especialmente el terrorismo y los tráficos ilegales, sobre todo de personas.

La misión persigue adiestrar a los militares malienses para fortalecer la autoridad del Estado y estabilizar el país y apoyar al G5 Sahel

La misión pivota en torno a cuatro ejes: instrucción de las unidades militares malienses, asesoramiento a todos los niveles de las Fuerzas Armadas del país africano, contribuir a la mejora del sistema de enseñanza militar (desde los centros docentes hasta el ámbito ministerial) y formación a los cuarteles generales de la fuerza conjunta del G5 Sahel. Desde 2013 se han formado ya más de 12.500 soldados del país.

El Congreso de los Diputados autorizó en un primer momento el envío de 56 efectivos, y más tarde elevó el umbral hasta 110. En enero de 2018, el Parlamento aprobó una nueva subida del umbral, hasta los 292 militares. Precisamente a comienzos de año Cospedal viajó hasta Bamako para asistir al relevo del mando de la fuerza del belga Bart Laurent al español Enrique Millán. Allí defendió el derecho a la "protección y la seguridad de todos los españoles", porque "las amenazas no están a la vuelta de la esquina" y hay que ir allí donde estén. La entonces ministra reivindicó la presencia en Mali para "cuidar la soberanía" del país. El pasado 18 de mayo, el soldado de Infantería de Marina Antonio Carrero Jiménez falleció al salirse de la carretera el vehículo en el que viajaba junto a otros tres militares españoles que resultaron heridos, cuando participaba en un convoy en la localidad maliense de Somadougou.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios