el tribunal tendrá que pronunciarse sobre los propuestos

Las defensas del 'procés' estudian proponer a Puigdemont y otros 1.000 testigos

Se sumarán a los más de 250 que propuso la Fiscalía. Dedicir cúales se admiten y rechazan, próximo reto del tribunal

Foto: Lazos amarillos. (EFE)
Lazos amarillos. (EFE)

Los preparativos del juicio del ‘procés’ ya están en marcha. Una vez superada la vista de cuestiones previas y a falta de la respuesta del tribunal a la solicitud unánime de las defensas de pedir que el procedimiento se traslade a Cataluña, los procesados ya ultiman los escritos en los que, además de reflejar sus argumentos contra la acusación de rebelión y sedición, tendrán que proponer testigos de cara a la vista oral. Barajan un listado de cerca de 1.000 personas entre las que se encuentra el expresident del Govern Carles Puigdemont y el resto de políticos que se encuentran fuera de España, informan a El Confidencial fuentes jurídicas.

El plazo para la presentación de los escritos aún no se ha activado aunque el reloj empezará a correr desde el momento en el que el tribunal notifique el auto que ya redacta en respuesta a las alegaciones planteadas el martes en la primera vista que sirvió de antesala al juicio. A partir de ese momento, los abogados de los 18 acusados dispondrán de un plazo de 10 días para presentarlos y enfrentarse a la valoración de la Fiscalía, la Abogacía del Estado y Vox, que ya formularon hace días su petición de penas.

Las fuentes consultadas apuntan que algunas de las defensas valoran llamar a Puigdemont y otros de los políticos que se sustrajeron de la acción de la Justicia abandonando el territorio nacional, como la miembro de ERC Marta Rovira o los exconseller que acompañaron al expresident en su ruta hacia Bélgica: Toni Comín, Meritxell Serret, Lluís Puig y Clara Ponsatí. La cuestión es, cuando menos, compleja. Todos los aludidos se encuentran imputados por el propio Tribunal Supremo y no serán juzgados junto al resto al encontrarse fuera de España. Tras el fracaso de las euroórdenes cursadas, pueden moverse libremente a nivel internacional pero su regreso conllevaría una inmediata detención y puesta a disposición judicial.

Admitir una citación de este tipo, supondría por tanto que unos investigados declararan como testigos, presumiblemente por videoconferencia ya que parece poco probable que se personen para declarar. En el auto en el que la Sala fijó el plazo reclamó, además, que se adjuntara a cada uno de los nombres solicitados "una breve justificación del sentido y finalidad".

Tardá y Rufián en una imagen en el Congreso. (Reuters)
Tardá y Rufián en una imagen en el Congreso. (Reuters)

Rufián y Tardá

Además del exepresidente y sus consellers, las defensas se mostrarán especialmente exhaustivas en su relación de declaraciones vinculadas a las manifestaciones del 20 de septiembre y la votación del 1 de octubre. En el primero de los casos valoran reclamar que se cite a políticos que estuvieron presentes en la concentración frente a la Consellería de Economía, como los miembros de ERC Gabriel Rufián y Joan Tardá. También a manifestantes vinculados con las asociaciones soberanistas ANC y Òmnium Cultural.

Respecto al 1 de octubre, se reclamará el testimonio de votantes en los colegios electorales implicados en enfrentamientos con la policía. También miembros de las mesas electorales y de las Fuerzas de Seguridad del Estado. Algo similar sucederá con otros de los episodios de octubre de 2017 como la huelga del día 3 o los escraches a agentes desplegados en la zona.

La petición vendrá a sumarse a la que ya han propuesto las acusaciones. Sólo el Ministerio Público ha propuesto ya 256. En su caso figuran los guardias civiles que resultaron lesionados durante el 1-O y los participantes en el encuentro, considerado clave, en el que se sentaron las bases del modo de aplicar la orden del TSJ de Cataluña de evitar la votación. En su lista aparecen, por ejemplo, el exdelegado del Gobierno en Catalunya Enric Millo y el exsecretario de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior José Antonio Nieto.

La respuesta a esta reclamación de declaraciones, de varios centenares, será el siguiente reto al que se enfrente el tribunal que ya dejó clara su preocupación al referirse en su auto al elevado número de testigos propuestos y su intención de ordenar el juicio. Tendrá que argumentar en un futuro escrito su decisión de admitir a algunos y descartar otros para un juicio que, en cualquier caso, se augura maratoniano.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios