Dice que los telefónos no se han abierto una semana después

Fiscalía niega que los datos de los móviles de periodistas facilitaran el arresto de policías

La intervención de teléfonos "no tuvo por objeto localizar o descubrir las fuentes de información supuestamente en poder de los redactores", dice

Foto: Concentración de periodistas frente al Supremo. (EFE)
Concentración de periodistas frente al Supremo. (EFE)

La Fiscalía Anticorrupción ha negado este miércoles que la detención de dos policías vinculados al caso Cursach haya venido provocada por la información obtenida de los móviles que se incautaron hace una semana a dos periodistas de la agencia Europa Press y el Diario de Mallorca. En una nota de prensa, el Ministerio Público indica que los teléfonos aún no se han abierto y dice que se vinculaba a los agentes, entre ellos el exjefe de la Unidad de Blanqueo, con un delito de revelación de secretos antes de que un juez ordenara su incautación.

El comunicado precisa que los arrestos "se han llevado a cabo con carácter previo a la eventual apertura de los teléfonos y dispositivos que en el marco de estas diligencias fueron intervenidos a periodistas el pasado día 11 de diciembre y que siguen bajo custodia judicial". Agrega que esa intervención de teléfonos "no tuvo por objeto localizar o descubrir las fuentes de información supuestamente en poder de los periodistas, que ya eran conocidas por otras vías de investigación".

Anticorrrupción justifica su decisión de apoyar que se retiraran a los redactores los dispositivos y otro material de trabajo como ordenadores en su intención de "asegurar" los efectos materiales procedentes del delito. Dice que la ley lo autoriza según autoriza el artículo 588 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. "En un momento posterior y caso de ser necesario, se acordaría respecto al acceso al contenido de los teléfonos intervenidos, diligencia que se practicaría poniéndolo previamente en conocimiento de las personas afectadas", agrega.

El artículo citado asegura que en caso de "excepcionalidad y necesidad" pueden acordarse medidas como la autorizada por un juez "cuando el descubrimiento o la comprobación del hecho investigado y la determinación del autor (...) se vean gravemente dificultadas".

Detención de agentes

La Policía Nacional detuvo precisamente este martes al exjefe del Grupo de Blanqueo de este mismo cuerpo en Baleares, que se encargaba de la investigación del denominado caso Cursach, en el marco de la investigación por las supuestas filtraciones de un informe del caso Cursach. Tras las detenciones, numerosos juristas avisaron de que la incautación puede generar que tanto esos arrestos como la investigación en general sobre quien fitró un informe policial publicado por los dos medios, se declarara nula.

Las detenciones se produjeron de forma paralela a la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB) ha dictado un auto en el que admite a trámite la querella presentada por la representación procesal de Europa Press y Diario de Mallorca contra el juez instructor del caso Cursach, Miguel Florit, que ordenó la incautación de teléfonos móviles a dos periodistas de estos medios con el objetivo de determinar el origen de una posible filtración.

Por otro lado, la Fiscalía Anticorrupción presentó este lunes un escrito acusatorio en el que pide una pena de ocho años y medio de cárcel para el empresario Bartolomé Cursach, acusado de delitos de pertenencia a un grupo criminal, prevaricación administrativa, cohecho activo y coacciones.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios