protesta frente al supremo

"Todo lo que hizo Hitler fue legal": la carta dirigida al juez Llarena que apoya Rufián

Alrededor de 50 personas del colectivo independentista 'Silenci' se han manifestado este miércoles ante el Supremo y han registrado cinco cartas dirigidas a las autoridades judiciales y políticas

Foto: La manifestación frente al Supremo convocada por el colectivo 'Silenci' en la que ha participado Rufián. (Foto: Pablo Gabilondo)
La manifestación frente al Supremo convocada por el colectivo 'Silenci' en la que ha participado Rufián. (Foto: Pablo Gabilondo)

"Nunca olvide que todo lo que Hitler hizo en Alemania fue legal". La frase, de Martin Luther King, se incluye en la carta dirigida este miércoles al magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena, un escrito promovido por el colectivo independentista 'Silenci' que cuenta con el apoyo de miembros de Esquerra Republicana como Gabriel Rufián. En torno a cincuenta miembros de la organización se han manifestado este miércoles frente al alto tribunal, concentración que ha contado con la presencia del diputado independentista y ha consistido en guardar silencio durante media hora mientras sostenían pancartas en las que pedían al "pueblo" rebelarse.

Además de la protesta, el colectivo ha traído consigo cinco cartas dirigidas al instructor de la causa del 'procés' Pablo Llarena, al también magistrado del Supremo Manuel Marchena, al presidente del Constitucional Juan José González Rivas, al presidente del Senado Pío García Escudero y a la presidenta del Congreso Ana Pastor. En los escritos, que presentan varias alusiones a Martin Luther King, sostienen que se han vulnerado los derechos de los "presos y exiliados políticos en Cataluña", pidiendo por ello la "rebelión" de los "jueces, fiscales y cuerpos policiales" contra "los actos contrarios a los principios básicos del derechos penal y procesal".

"Lejos aún de considerarle de los buenos, aunque sin perder la esperanza, hemos venido hoy expresamente desde Cataluña, para incitarle a usted, a toda la judicatura y a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, a que se rebelen contra la injusticia", explican en la misiva dirigida a Llarena. "Permítanos también sugerirle, modestamente, respecto de la Parte General del Derecho Penal, las lecciones que hacen referencia a los principios básicos y límites del ius puniendi; mientras que, de la Parte Especial, son de inexcusable estudio los tipos penales de rebelión y sedición. Don Pablo, todos ellos pueden salir en el examen".

La misiva tan solo ocupa una página, pero está llena de pullas contra el magistrado del Supremo: "Para aligerarle trabajo, le hemos subrayado aquellos términos que quizás según su creativo saber y entender pudieran ser constitutivos de algún ilícito penal o eventualmente ser calificados como apología del terrorismo", sostienen como posdata en la misma. En el escrito se refieren además al "a por ellos" con el que fueron despedidos algunos de los efectivos de la Policía Nacional y de la Guardia Civil que fueron destinados a Cataluña en 2017, motivo con el que bromean: "Ánimo, no se rinda, usted puede conseguirlo, 'a por ellos' (a por los principios y límites del Derecho Penal queremos decir, no a por los catalanes... ¿ya nos entendemos no?)".

En el caso de la carta dirigida al presidente de la Sala de lo Penal Manuel Marchena, el colectivo rebaja el tono y le pide que se la haga llegar "al presidente del Tribunal Supremo, así como a todos y cada uno de los magistrados que lo conforman". Al igual que en las otras cinco misivas, el texto comienza con una referencia a Martin Luther King: "Lo que más le preocupaba no era el grito de los violentos, de los corruptos, de los deshonestos, de los sin ética. Lo que más le preocupaba era el silencio de los buenos". En los siguientes párrafos explican en qué consiste su organización y exigen al magistrado "coraje" porque "las ilegalidades se pueden cometer tanto por acción como por omisión", acompañando sus argumentos con una crítica indirecta al Supremo: "¡Pero qué le vamos a decir a ustedes que no sepan... Claro que no hay peor ciego que el que no quiere ver ni más sordo que el que no quiere escuchar", argumentan.

La carta dirigida al presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas, apenas presenta diferencias respecto a la de Marchena, pero en las que envían a Pío García-Escudero y Ana Pastor sí incluyen párrafos distintos. "Queremos hacer hincapié en que la razón de ser de la ley es la realización de justicia aunque en los últimos tiempos parece preocuparles más a sus señorías que los tribunales apliquen supuestas leyes aunque sean injustas, que dictar o aprobar leyes justas y acordes con las necesidades actuales de la sociedad". Además de las citas de Martin Luther King que recogen en todos los textos, en las suyas mencionan también otra de Thomas Jefferson: "Cuando la injusticia se convierte en ley, la rebelión se convierte en deber".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
51 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios