captado con el escolta de bertín osborne

Vox pide oficialmente a Interior que ponga protección a Abascal por temor a un ataque

Las cámaras captaron este lunes en Sevilla a Abascal junto a un antiguo escolta de Intereconomía que ahora trabaja para Bertín Osborne. Vox niega que esté protegiendo a su líder

Foto: El presidente de Vox, Santiago Abascal (c), a su llegada a un acto público del partido en Teruel. (EFE)
El presidente de Vox, Santiago Abascal (c), a su llegada a un acto público del partido en Teruel. (EFE)

Los 12 escaños conseguidos por Vox en Andalucía han pillado con el pie cambiado a sus propios dirigentes. La formación quiere que el Ministerio del Interior ponga escolta cuanto antes a su líder, Santiago Abascal, ante el temor de que sufra algún tipo de ataque por la enorme exposición pública a la que está sometido tras el espectacular resultado de las andaluzas. Vox ha solicitado seguridad hasta en dos ocasiones al departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska, pero aún no ha recibido ninguna contestación.

Fuentes del partido aseguran que Abascal ya fue víctima de un intento de agresión antes de los comicios del 2-D. Según explican, un desconocido se quedó observándolo en plena calle en Madrid y cuando el presidente del Vox se subió a su moto, el individuo se abalanzó sobre él. “Somos conscientes de que ahora existe mucho riesgo. Sobre todo por la estigmatización y demonización que estamos sufriendo. No podemos descartar que cualquier fanatizado pretenda hacer alguna locura”, explica un portavoz de la dirección del partido, que sigue instalado en un piso de la calle Ortega y Gasset a la espera de que esté lista su nueva sede de 450 metros en un bajo del barrio de Chamberí.

Según aclara Vox, cursó sus dos peticiones de seguridad a Interior antes de las andaluzas, pero no han tenido respuesta, por lo que no descartan volver a solicitarla. Mientras que Interior contesta, la formación no descarta contratar a personal de seguridad privada para su líder como ya hizo en su día, por ejemplo, Pablo Iglesias. Como reveló El Confidencial, Podemos contrató el pasado verano a una empresa de seguridad privada para proteger el chalé en Galapagar que comparten su secretario general e Irene Montero. En otras etapas, Iglesias también ha contado con escolta sufragada por su partido.

Santiago Abascal y el escolta de Bertín Osborne, a su llegada a Sevilla. (La Sexta)
Santiago Abascal y el escolta de Bertín Osborne, a su llegada a Sevilla. (La Sexta)

Precisamente este lunes, Abascal fue captado por las cámaras de televisión de La Sexta llegando a la estación de AVE de Sevilla junto a un antiguo miembro del equipo de seguridad de Intereconomía, la cadena que preside Julio Ariza y con la que el presidente de Vox mantiene una estrecha amistad. La relación es tan buena que se ha especulado con la posibilidad de que el propio Ariza, que comparte con Abascal la condición de exdirigente del PP, sea quien encabece la lista de la formación en las próximas europeas. Sin embargo, el partido ha descartado esa opción.

El escolta que acompañaba a Abascal este lunes dejó de estar en nómina de Ariza hace aproximadamente dos años y desde entonces trabaja como chófer de Bertín Osborne, quién tuvo en su día su propio espacio de televisión en Intereconomía. A pesar de las imágenes, las fuentes oficiales de Vox consultadas por El Confidencial han asegurado que el agente de seguridad privada no está escoltando al presidente de la formación y que su coincidencia en Sevilla se ha debido a una casualidad.

La decisión de poner escolta a una personalidad depende de los especialistas de la Comisaría General de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional, que emiten un informe técnico a petición del Gabinete de Coordinación y Estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior.

El departamento de Grande-Marlaska acordó concederle a Iglesias escolta dinámica (personal que le acompaña a todas partes) y estática (que vigila permanentemente su vivienda), un dispositivo del que ni siquiera gozan todos los ministros del Gobierno de Pedro Sánchez y que está reservado únicamente para las más altas personalidad del Estado. La medida, que se produjo tras el acuerdo presupuestario entre el Ejecutivo y Podemos, sorprendió porque en los últimos meses no se había producido ningún cambio sustancial en la percepción de Iglesias ni tampoco se habían detectado amenazas que permitieran asignarle un mayor riesgo de ataque.

Interior ya colocó escolta a Iglesias tras las elecciones europeas de 2014 en las que se produjo la irrupción de Podemos. Sin embargo, tras unas semanas, la formación tuvo que asumir los gastos de seguridad de su secretario general. Hasta en dos ocasiones solicitó al Gobierno de Mariano Rajoy que le asignara agentes de las Fuerzas de Seguridad del Estado, pero en ambas ocasiones Interior rechazó la petición al considerar que no había motivos que justificaran ese gasto.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
44 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios