las defensas piden que la causa se remita al TSJC

"Son políticos haciendo política": acusados del 'procés' piden un juicio en Cataluña

Las defensas anticipan que reclamarán que los procesados declaren en catalán si la vista se celebra en el Supremo

Foto: Arrancan las cuestiones previas del juicio del 'procés'. (EFE)
Arrancan las cuestiones previas del juicio del 'procés'. (EFE)

"Hoy empieza todo". Con estas palabras, el abogado de Oriol Junqueras, Andreu Van der Eynde, ha abierto en representación de los procesados la vista de cuestiones previas al juicio del 'procés', que no comenzará oficialmente hasta el próximo 2019. Por primera vez, el salón de plenos del Supremo ha acogido a los siete magistrados que integran el tribunal. Preside Manuel Marchena acompañado por Andrés Martínez Arrieta, Juan Ramón Berdugo, Luciano Varela, Antonio del Moral, Ana Ferrer y Andrés Palomo. Marchena ha sido el primero en dirigirse a las partes para ordenar las intervenciones.

Todos a una, los abogados de los 18 acusados han solicitado que se mande la causa a Cataluña y cuestionado la competencia del Supremo para conocer de hechos que tuvieron lugar allí y produjeron sus principales efectos en ese territorio. Durante las primeras palabras en nombre de un procesado, el letrado del expresidente ha querido evidenciar los principales puntales de lo que ha sido, en los últimos meses, la oposición de las defensas a la marcha del procedimiento, que condujo como instructor Pablo Llarena junto a la Fiscalía del TS. El abogado ha acusado a los fiscales y magistrados de soslayar las reglas jurídicas y entrar en el terreno político. "Son políticos haciendo política y el proceso no ha seguido las reglas", ha asegurado.

"Todo es relato de promoción de ideas, de ideología", ha insistido, pasando a centrarse en lo que será el hilo conductor que esgrimen las representaciones letradas de todos los acusados: la competencia para investigar los hechos no debió nunca pertenecer al Supremo. "Vulnera el derecho a la doble instancia penal, y al juez predeterminado de la ley", ha insistido, reclamando que se remitan las actuaciones a Cataluña. También ha apelado a la lejanía de sus hogares de los procesados y destacado que "tendrán que venir a Madrid, lejos de sus equipos de defensa y lejos de sus familias".

"Son políticos haciendo política": acusados del 'procés' piden un juicio en Cataluña

Tras Van der Eynde, el resto de defensas ha ido expresando, con palabras propias, esta misma idea. Jordi Pina, que representa a Josep Rull y a Jordi Turull, ha incidido en el mismo argumento anticipando que no tiene "confianza" en que la vista cambie las cosas. Pina, que también defiende a Sànchez, ha adelantado, además, que sus defendidos solicitarán declarar en catalán durante el juicio y contar con traductor.

Olga Arderiu, en nombre de la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, ha destacado, por su parte, la violación de derechos que supondría no remitir la causa a Cataluña, mientras que la abogada Judit Gené, que lleva la defensa del 'exconseller' de Interior Joaquim Forn y cuatro de los miembros de la Mesa acusados de desobediencia, ha reclamado que se analice dónde se produjeron los hechos, por quién y dónde produjeron sus efectos.

La defensora de Cuixart, Marina Roig, ha denunciado que Llarena ha estirado el procedimiento "como un chicle" a conveniencia y se ha referido también a un "patriotismo" malentendido que ha sobrevolado el sumario en todo momento. Ha insistido en que todo se impulsó y ejecutó desde Cataluña y cuestionado que su defendido y otros acusados ejercieran en ningún momento violencia, entrando así en la oposición al delito de rebelión del que les acusa la Fiscalía. "Se está dispuesto a sacrificar derechos fundamentales por encima de otros intereses", ha indicado e incidido en que parece que provoca "urticaria" cualquier iniciativa de "internacionalización" del conflicto.

Más de 200 medios de comunicación

Pese a ser una vista de cuestiones previas, bautizada con el complicado nombre de "artículo de previo pronunciamiento", como corresponde en sumario, la vista ha contado con una excepcional expectación. Arrancó solo cinco minutos después de la hora fijada, las 10 de la mañana, en presencia de los más de 200 periodistas acreditados y sin la presencia de los procesados, que no se han trasladado para asistir y permanecen en las prisiones catalanas.

Además del tribunal, cuya imagen ejerciendo como tal se puede ver hoy por primera vez, han comparecido dos representantes de la Fiscalía —Jaime Moreno y la ex fiscal general del Estado Consuelo Madrigal—, el de la Abogacía del Estado tras la sustitución de Edmundo Bal, los letrados de Vox, personados como acusación popular, y los abogados de todos acusados.

La expectación es tal que solo para este asunto previo se han acreditado hasta 70 medios de comunicación y 226 periodistas, que cubren la vista distribuidos entre la propia sala donde se celebra, la biblioteca del Tribunal Supremo, su salón de actos y la denominada 'sala de la aspirina', que debe su nombre a una gran mesa redonda colocada en el centro de esta habitación circular, según datos recopilados por Europa Press.

Con esta vista de carácter técnico la Sala Segunda del alto tribunal pone en marcha la fase previa de juicio del proceso soberanista, en que los abogados de los 18 dirigentes independentistas vuelven a insistir en que el alto tribunal no es competente ni para estudiar los hechos ni para enjuiciarlos. Por ello, defenderán que la causa se remita al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) para que celebre el juicio.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
64 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios