CUARTA OLEADA DEL PANELCONFIDENCIAL

Dos de cada tres españoles son pesimistas respecto a las perspectivas del país

En la bolsa de votantes autoubicados ideológicamente en el centro es en donde se concentran los mayores porcentajes de personas que se muestran más negativas

Foto: Un grupo de pensionistas se manifiesta frente a las puertas del Congreso de los Diputados. (EFE)
Un grupo de pensionistas se manifiesta frente a las puertas del Congreso de los Diputados. (EFE)

La ciudadanía se muestra claramente desilusionada ante las perspectivas que afronta el país en el año entrante. Una amplia mayoría del 68,7% se declara pesimista, frente a un escaso 27,5% que se siente optimista. Este sentimiento de negatividad es transversal a los votantes y, por tanto, no está condicionado por sus afinidades ideológicas. A pesar de que el PSOE ostenta el Gobierno del país, el pesimismo es casi cinco puntos superior entre los electores que se autoubican en la izquierda del eje ideológico (67,4%) que entre aquellos que se sitúan en la derecha (62,6%).

Unos datos sintomáticos que apuntan hacia una creciente desilusión de los votantes de izquierda que, como ya ocurrió en las recientes elecciones andaluzas del pasado 2 de diciembre, se podría traducir en una mayor desmovilización de este sector del electorado. Este clima de negatividad en la izquierda es ligeramente superior entre quienes votaron a Unidos Podemos (69%) en las últimas elecciones generales que entre quienes depositaron su confianza en el PSOE (58%), según los resultados de la cuarta oleada del PanelConfidencial, el sondeo con periodicidad trimestral elaborado para este periódico por IMOP Insights a partir de una muestra de 1.036 entrevistas, realizadas entre el 10 y el 13 de diciembre en toda España.

En la bolsa de votantes autoubicados ideológicamente en el centro es en donde se concentran los mayores porcentajes de personas que se muestran pesimistas. Ante la pregunta de si, pensando en cómo puede evolucionar el país a lo largo de 2019, "¿se siente más bien optimista o pesista?", el 75,9% de los votantes de centro responde lo segundo. Este segmento del electorado parece así rechazar en mayor medida la polarización y fragmentación que vive la sociedad española en la actualidad.

En la tercera oleada del PanelConfidencial, el 69% de los consultados ya respondía negativamente a la pregunta de si España iba por el buen camino, siendo entonces los electores más pesimistas los de centro-derecha y derecha. Unas cifras que, en cambio, mejoraban con respeto a los trimestres anteriores, pues en mayo el 79,1% decía que el país iba mal y el 77,4% pensaba eso mismo en febrero.

Este estado anímico de la ciudadanía transita en consonancia con la percepción, también generalizada, de que empeorarán los principales problemas del país. Especialmente negativos se muestran con relación a la evolución del conflicto catalán y la inmigración. Dos cuestiones en las que la derecha está focalizando su agenda y que consiguió convertir en protagonistas de la campaña electoral andaluza. Así las cosas, el 67% de los encuestados considera que el 'problema de Cataluña' empeorará, frente a un escaso 16,4% que opina que mejorará.

En términos porcentuales, el fenómeno migratorio es la segunda cuestión que evolucionará negativamente para un mayor número de encuestados (59,3%), seguido de la economía y la precariedad laboral, con uno de cada dos entrevistados que cree que la situación económica está retrocediendo y que las condiciones laborales se seguirán deteriorando el próximo año. La cuestión migratoria se mostró en la anterior ola del PanelConfidencial como uno de los temas que más división generaban entre los españoles. Si bien la opción más representativa, con un 51,4%, era afrontar esta cuestión acogiendo a los migrantes que llegasen al país, por una cuestión de simple humanidad, un nada desdeñable 47,5% defendía la opinión de que no se debe acoger a 'sin papeles' porque en la actualidad España no puede permitírselo. Esta opinión prevalecía entre los votantes del PP (72,8%), seguidos por los de Ciudadanos (58,3%) y, en mucha menor medida, PSOE (36,2%) y Unidos Podemos (24,7%).

Entre las problemáticas que la ciudadanía considera que mejor se están encauzando destaca la corrupción política, con un 42% de entrevistados que opina que empeorará frente a un 33% que sostiene que comienza a ponerse coto a esta lacra que se convirtió en uno de los principales detonantes de la moción de censura al jefe del anterior Ejecutivo popular. Respecto a los asuntos afectados por las políticas sociales, como es el caso de las pensiones, la sanidad o la educación, el porcentaje de pesimistas también se impone al de quienes se muestran confiados en un cambio de rumbo de cara a reforzar el Estado de bienestar y el blindaje de derechos sociales.

Las principales alarmas se activan en relación al futuro de la sanidad, puesto que solo un 29% cree que mejorá este servicio público, mientras que quienes pronostican un mayor deterioro representan el 44,1% de los encuestados. Las pensiones irán a peor para el 41% y la educación para el 40,2%. Aunque no existen grandes diferencias por grupos sociales, tendencialmente son las mujeres y el segmento de personas con edades comprendidas entre los 55 y los 64 años quienes se muestran más críticos con la marcha del país. La excepción de esta tendencia la representa la corrupción política, un asunto en el que los jóvenes son el segmento social que más desconfiado se muestra respecto a su erradicación de la esfera política.

Este clima mayoritariamente negativo refuerza las tesis sobre la creciente incertidumbre de amplias capas de la población, que buscan ofertas electorales basadas en las certezas, la seguridad y las garantías sobre la mejora de las condiciones materiales. Dentro de este ambiente pesimista, los menos derrotistas son los segmentos del electorado situados en la izquierda del arco ideológico, a excepción de los asuntos relacionados con la sanidad, la corrupción y la precariedad laboral, donde los sectores conservadores se muestran ligeramente más optimistas.

Ficha técnica

Universo: personas de 18 años y más residentes en el territorio nacional peninsular, Baleares y Canarias.

Tamaño muestral: 1.036 entrevistas.

Diseño muestral: estudio panel a través de encuestas telefónicas a fijos y móviles.

Técnica de entrevista: telefónica asistida por ordenador mediante el sistema CATI. Un 35 % de las entrevistas se realizaron a individuos
localizados a través de teléfono móvil.

Equilibraje: con el fin de minimizar posibles errores de campo y ajustar los datos al universo, el fichero se ha sometido a un equilibraje a partir
de las siguientes matrices: sexo x edad; tamaño de municipio x CC.AA.; sexo x edad x CC.AA. y equipamiento telefónico en el hogar.

Margen de error de muestreo: ±3,1 puntos porcentuales para p=q=50 % y nivel de significación del 95 %, siempre en el supuesto de un
muestreo aleatorio simple.

Fechas de campo: del 10 al 13 de diciembre de 2018.

Instituto responsable de la investigación: IMOP Insights, S.A.

IMOP se acoge al código internacional CCI-Esomar para la práctica de la investigación social y de mercados.

IMOP cumple con los requisitos establecidos en la Norma UNE-ISO 20252.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios