18 DETENIDOS EN ESPAÑA, 235 en europa

"Se venden 2.500 euros a cambio de 50": los billetes falsos inundan la 'darknet'

La policía se afana por combatir la criminalidad en la red, pero en las profundidades de internet la gente versada puede adquirir todo tipo de productos ilegales, incluidos euros falsos

Foto: Decomiso de billetes falsos de euro. (EFE)
Decomiso de billetes falsos de euro. (EFE)

A cambio de 50 euros en bitcoins, 'Zeeplug' te ofrece 2.500 en billetes de 50. Otra persona bajo el pseudónimo 'Fraudfox' envía 2.000 euros en billetes de 100 por una inversión de solo 100. Las gangas son infinitas. Existen ofertas a gogó de dinero ilícito en la llamada 'darknet' o red oscura.

La ‘darknet’ es un espacio virtual donde se comercia con todo tipo de productos ilegales y en el que, en principio, se navega de forma secreta, segura e inescrutable. A la red oscura se accede por medio de Tor, un navegador que oculta la identificación IP de los dispositivos desde donde se ingresa a un mundo donde criminales y narcotraficantes campan a sus anchas. Mediante una serie de contraseñas presonalizadas, el usuario llega a las URL '.onion' propias de Tor donde se ubican los ‘markets’, mercados donde se opera principalmente con criptomonedas como el bitcoin. Cada bitcoin cotiza estos días a unos 3.000 euros.

Los vendedores más reputados en la 'darknet' exigen que las comunicaciones con los clientes se realicen mediante 'e-mails' cifrados tipo PGP, de modo que el acceso de los cuerpos policiales al contenido de esos mensajes resulte casi imposible. Esto dificulta enormemente la labor policial de persecución de los delitos.

En esa dimensión nebulosa en la que ha navegado este diario se ofrecen todas las drogas imaginables, servicios de ‘crackers’ que revientan contraseñas bancarias o pines de tarjetas de crédito, llaves maestras, armas de fuego, la venta de acceso a páginas de porno extremo, documentos de identidad falsificados o la propia adquisición de billetes fraudulentos.

El dinero ofertado corresponde al de las principales divisas mundiales, básicamente dólares estadounidenses y euros, pero también se encuentran dólares australianos o canadienses. En los buscadores de esos 'dark markets' se puede filtrar para encontrar cualquier material ilegal. Cualquiera, sin apenas límites, desde fusiles de asalto AK-47 a fajos de billetes de euros.

Macrooperación policial

En 20 días de investigación intensiva, entre finales de noviembre y comienzos de diciembre, cuerpos policiales de 13 países europeos capitaneados por Europol aunaron esfuerzos para localizar a compradores de billetes falsos de euro. La redada se llevó a cabo en casi 300 domicilios de países como España, Francia, Alemania o Suiza, desde donde se habría adquirido dinero fraudulento en la ‘darknet’.

En España, la Policía Nacional arrestó en su última operación liderada por Europol a 18 individuos que desde 13 provincias diferentes habrían comprado en la ‘darknet’ billetes falsos de 20 y 50 euros. Los agentes especializados en cibercrimen lograron quebrar la clandestinidad que proporciona la red oscura y detuvieron a esos usuarios, todos ellos sin antecedentes penales. Entre los mismos, hay algunos desempleados que hacían un poco de dinero mediante la puesta en circulación de los billetes falsos. El uso de transacciones no cifradas por parte de uno de los compradores facilitó la desarticulación del entramado.

Usan los mismos métodos que los traficantes de droga para ocultar el dinero: en los tacones de zapatos... Se han dado casos del uso de la vía anal

Pero esa operación policial solo representa la punta del iceberg del problema. Los vendedores y compradores de dinero falso en internet son legión y, lejos de menguar, aumentan.

El inspector jefe de la Brigada de Investigación del Banco de España que coordinó el operativo en nuestro país sostiene que pese a no ser un delito alarmante porque la circulación de dinero fraudulento está controlada, "se va incrementando el número de transacciones de euros falsos que se realizan en la red oscura". ¿Cómo los envían los delincuentes a sus clientes? "Utilizan los mismos métodos que los traficantes de droga para mandar el dinero: esconden los billetes en libros gruesos y cajas de deuvedés enviados por paquetería, en los tacones de zapatos e, incluso, se ha dado ya algún caso del uso de la vía anal", asegura este inspector jefe.

El envío de billetes es sencillo: se pueden camuflar fácilmente, no ocupan mucho y no son localizables en aduana por los sistemas habituales de detección de drogas o armas. Fuentes de Europol cuentan a este diario que el correo postal tradicional es muy usado, ocultando los billetes en libros o en tarjetas de felicitación. "En el caso de que el comprador exija un código de seguimiento para el envío, los vendedores se sirven de empresas de mensajería" tipo DHL o Seur, relatan fuentes policiales desde La Haya.

El usuario principiante de la 'darknet' puede mostrar suspicacias hacia los actores de un mundo oscuro en el que cabe la posibilidad de ser estafado. Sin embargo, según comentan los expertos policiales, los vendedores que gozan de cuatro o cinco estrellas y de muchos comentarios positivos resultan fiables. A semejanza de lo que ocurre con los hoteles o tabernas en TripAdvisor, los mercaderes de la web son calificados por los compradores.

Un inspector jefe de la Brigada de Investigación de la Policía Nacional explica que no se ha realizado aún un perfil sociológico del comprador de dinero falsificado en la red oscura. "No hay un perfil base, pero su edad oscila entre los 25 y 45 años aproximadamente y es gente que se maneja muy bien con los programas informáticos", asegura el oficial.

En ese sentido, Europol sostiene que aún está compilando los detalles de la macrooperación y que en pocos meses tendrá un conocimiento más definido del perfil de la gente que compra dinero ilícito en la red oscura.

Desmantelamiento de un laboratorio ilegal en Austria para la fabricación de euros falsos. (Europol)
Desmantelamiento de un laboratorio ilegal en Austria para la fabricación de euros falsos. (Europol)

Copias muy logradas

En los anuncios, los vendedores prometen el envío de billetes que reproducen la mayoría de las medidas de seguridad de los billetes de curso legal, tales como el uso de papel de algodón, marcas de agua o tintas e imágenes ópticamente variables tras la aplicación de diferentes colores de luz. Hasta el punto de que muchos billetes fabricados ilegalmente pasan la prueba de los rayos ultravioleta que se aplica en supermercados y tiendas de los centros comerciales.

La operación recientemente coordinada por Europol se originó en el desmantelamiento de una imprenta clandestina de billetes de 10, 20 y 50 euros en la ciudad austríaca de Leoben. El hombre detenido, de 33 años, fabricaba el dinero falso con impresoras de inyección de calidad superior y luego lo distribuía en la ‘darknet’. La policía austríaca y Europol calculan que habría remitido más de 10.000 billetes ilícitos a clientes de unos 15 países europeos, entre ellos España. Los cargos que afronta el presunto falsificador le podrían acarrear entre uno y 10 años de prisión.

El detenido usaba múltiples perfiles en los mercados de la 'darknet' para vender su producción de billetes falsificados, según explica un oficial de Europol.

"Los billetes pequeños de cinco y 10 euros apenas se falsifican. Solo los billetes de 20 y 50 euros pueden mantenerse por un tiempo determinado en el mercado, pero en la mayoría de los casos no pasa de cinco o seis transacciones, ya que cuando llegan a los bancos centrales se detecta su ilegitimidad y se paraliza su circulación", detallan fuentes de la investigación de la policía paneuropea.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios