operaban en varias ciudades

Detenida una banda que robaba a ancianos haciéndose pasar por miembros de Cruz Roja

Este grupo, tenía una serie de funciones bien definidas a la hora de actuar, de modo que las mujeres se dedicaban a embaucar a los moradores de las viviendas haciéndose pasar por voluntarias

Foto: Trabajadores de Cruz Roja. (EFE)
Trabajadores de Cruz Roja. (EFE)

La Guardia Civil ha detenido a 23 integrantes de una organización criminal que robaba en viviendas de Ciudad Real, Toledo, Cuenca, Badajoz y Zaragoza habitadas por personas mayores haciéndose pasar por miembros de la Cruz Roja. Según ha informado hoy la Policía en un comunicado, hay 23 detenidos y otros seis investigados y se han esclarecido 59 hechos delictivos cometidos en las citadas cinco provincias.

La Operación, denominada Vadaco, ha permitido detener a los miembros de esta organización criminal que utilizaba varias modalidades de timo para robar en viviendas en las que habitaban personas octogenarias y nonagenarias. La investigación comenzó cuando los agentes detectaron un aumento de robos con violencia y hurtos en viviendas habitadas de algunas localidades de la provincia de Ciudad Real, por lo que se iniciaron las gestiones con el objetivo de determinar que personas podrían estar dedicándose a esta ilícita actividad.

A medida que avanzaban las indagaciones, los guardias civiles localizaron a un grupo de personas afincadas en las localidades de Malagón y Fuente el Fresno, que cometieron varios robos en Daimiel, Castellar de Santiago, Terrinches y Granátula de Calatrava, utilizando el mismo modus operandi que en los ilícitos anteriores, incluso llegaron a ampliar la zona de actuación a otras provincias como Toledo, Badajoz, Cuenca y Zaragoza.

Esta organización criminal utilizaba modalidades de timo para robar en viviendas en las que habitaban personas octogenarias y nonagenarias

Este grupo, tenía una serie de funciones bien definidas a la hora de actuar, de modo que las mujeres se dedicaban a embaucar a los moradores de las viviendas haciéndose pasar por voluntarias de la Cruz Roja o bien, en otros casos, ofreciendo servicios sexuales o ejerciendo la mendicidad.

Los varones de la organización aprovechaban para robar todo tipo de objetos de valor, desde joyas y dinero hasta material electrónico mientras que otros esperaban fuera realizando labores de vigilancia. El dinero que obtenían con la venta de los objetos robados y colocados en el mercado negro era enviado a sus países de origen.

Una vez que se reunieron todas las pruebas que incriminaban a este grupo se procedió a solicitar de la autoridad judicial los mandamientos pertinentes para poder realizar los correspondientes registros domiciliarios. En total se realizaron 5 registros, 4 en Malagón y 1 en Fuente el Fresno, donde se intervinieron numerosas joyas, una pistola simulada, unos 3.000 euros en efectivo, 4 vehículos y material electrónico, que en su mayoría ha sido entregado ya a sus legítimos propietarios.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios