una asesora eslovena que trabajó para puigdemont

Ana Stanic, la abogada a sueldo del Govern que preparó en secreto la vía eslovena

El Govern contrató los servicios de una abogada eslovena experta en el derecho de autodeterminación, Ana Stanic, para copiar la fórmula que desembocó en la guerra de Yugoslavia

Foto: Ana Stanic. (Coppieters Foundation, Vimeo)
Ana Stanic. (Coppieters Foundation, Vimeo)

"Al abordar el llamamiento de Cataluña para tener más autonomía, la Unión Europea y España deben recordar las lecciones de la independencia eslovena. Hay claros paralelismos entre la situación en España y la que había en Yugoslavia a finales de los ochenta". La autora de esta frase es Ana Stanic, una abogada nacida en Belgrado y con bufete en Londres, E&A Law, que vivió en primera persona la desintegración de los Balcanes y que al menos desde 2016 ha estado colaborando en la sombra con los gobiernos de la Generalitat de Carles Puigdemont y Quim Torra para preparar la vía eslovena hacia la independencia, escenario sobre el que pivota en los últimos días el cambiante discurso del secesionismo catalán.

Stanic escribió esas palabras en un artículo que publicó en 2012 como respaldo al desafío que puso en marcha ese año Artur Mas para arrancar al Gobierno de Rajoy un nuevo estatus fiscal para Cataluña. La abogada se ha mantenido firme desde entonces en esa tesis, a pesar de las notables diferencias entre España y Yugoslavia —una república socialista autoritaria con fracturas culturales, religiosas y étnicas y solo 70 años de historia— y las trágicas consecuencias que desencadenó la independencia eslovena.

El propio padre de Stanic formó parte del Gobierno de Liubliana que convocó el referéndum del 23 de diciembre de 1990 en el que la secesión obtuvo un abrumador respaldo del 95%, con una participación del 93,2% de la población. Seis meses después, el país proclamó su independencia. Solo en los días siguientes fallecieron casi un centenar de personas en una guerra relámpago, pero los efectos se extendieron a toda la región y duraron al menos una década, dejando más de 140.000 muertos y cuatro millones de desplazados.

Con ese pedigrí, Stanic se ha convertido en una referencia internacional en el derecho de autodeterminación. Defiende que es una prerrogativa “inalienable” de todos los pueblos y que declarar unilateralmente la independencia nunca puede ser considerado delito. Los argumentos debieron convencer al Ejecutivo que lideraban Puigdemont y Oriol Junqueras, que contrataron sus servicios para intentar replicar en Cataluña los pasos que habían conducido al derrumbe de Yugoslavia.

Esa colaboración, que el Govern siempre mantuvo en secreto, está siendo ahora investigada en la causa contra el 'procés' que instruye el Juzgado número 13 de Barcelona. La Guardia Civil descubrió una factura de una agencia de viajes con el detalle de unos billetes de avión a nombre de Stanic para desplazarse de Barcelona a Venecia el 8 de enero de 2017 y volar nuevamente de Liubliana a Londres el 13 de enero de ese mismo año. El importe, que sumó 407,82 euros, fue abonado por la Generalitat después de que el entonces secretario de Economía, el dirigente de ERC Pere Aragonès, actual vicepresidente del Govern, justificara el desembolso con un breve informe interno que también fue localizado por la Policía Judicial del Instituto Armado.

“Los pasados días 9 y 10 de enero tuvo lugar en Liubliana (Eslovenia) una reunión de trabajo entre una delegación del Gobierno de Catalunya y diversos representantes del Banco Central de Eslovenia que tuvo como finalidad compartir experiencias sobre el análisis de la economía internacional y de los sectores financieros de los ámbitos territoriales de competencia de los dos gobiernos”, escribió Aragonès. “La Sra. Stanic es abogada especializada en derecho comunitario, con experiencia en asesoramiento del Gobierno de Eslovenia y actualmente establecida en Londres (Reino Unido), con el despacho E&A, a través del cual asesora a diversos gobiernos y empresas. Dado que la Consejería de Asuntos y Relaciones Institucionales y Exteriores cuenta, para diversas actuaciones, con la colaboración externa de la Sra. Stanic y que por este motivo la Sra. Stanic acompañó y asesoró a la delegación del Gobierno de Cataluña en la reunión de trabajo comentada (…) se propone que se apruebe el gasto y se proceda al pago de los 407,82 euros correspondientes”, terminaba la nota.

Ana Stanic, la abogada a sueldo del Govern que preparó en secreto la vía eslovena

La Guardia Civil comprobó que el propio Aragonès había viajado a Liubliana con la asesora y, también, que el verdadero motivo de ese viaje, que se produjo hace casi dos años, no era “compartir experiencias sobre el análisis de la economía internacional”, sino profundizar en el conocimiento de la hoja de ruta que desembocó en la insurrección eslovena. Es decir, que las declaraciones que hizo Torra este fin de semana llamando a los catalanes a imitar ese dramático modelo no fueron una excentricidad en medio del desierto.

Como recoge el sumario de la llamada operación Anubis, los investigadores localizaron un informe de varios folios que resumía los principales asuntos tratados en esa cumbre confidencial en los Balcanes. Entre otros puntos, los representantes del Govern concluyeron que “Cataluña no debería infraestimar ni su poder ni sus contactos, especialmente, con bancos suizos y con Alemania [cuyo apoyo a Eslovenia fue clave para su independencia]”. “Las autoridades eslovenas advirtieron a los responsables catalanes de que evaluasen muy bien el impacto que sus decisiones unilaterales pudiesen tener en el funcionamiento del sistema de financiación porque, se añade, el sector bancario y financiero serían un aliado importantísimo en el proceso político catalán”, añade la Guardia Civil.

“Resulta interesante el comentario de que con el objetivo de hacer frente a sus deudas, Eslovenia creó una cuenta fiduciaria en Luxemburgo donde acumular recursos para su pago, algo que no se puede descartar que hayan puesto en marcha los responsables independentistas”, alertan los investigadores. También se trataron otros asuntos con la ayuda de Stanic, como la creación de una autoridad fiscal independiente, un embrión de banco central catalán y la búsqueda de otros mercados internacionales ante el riesgo de un bloqueo comercial con el resto de España. “El gobernador actual del Banco de Eslovenia mostró también su total disposición a respaldarnos cuando el Consejo de Gobierno del BCE trate el caso de Cataluña”, escribió la delegación del Govern a su vuelta de Liubliana.

Solo unos días después, entre el 29 y 31 de enero de 2017, un segundo grupo de altos cargos de la Generalitat volvió a visitar Eslovenia. Lideró la delegación Francesc Xavier Martínez Gil, que entonces era responsable de Coordinación Interadministrativa en materia fiscal de la Agencia Tributaria de Cataluña (ATC). También estaba previsto que viajara Josep Lluís Salvadó, secretario de Hacienda de la Generalitat, pero problemas de última hora le impidieron desplazarse. Al igual que Aragonès, Salvadó era uno de los asesores de ERC que formaban parte del núcleo duro de Junqueras, lo que evidencia que los republicanos también apostaron fuerte por la vía eslovena, aunque el presidente del Parlament, Roger Torrent, afirmara este lunes que la opción de su partido siempre ha sido la fórmula escocesa de un referéndum pactado.

Correos internos del propio Salvadó intervenidos igualmente por la Guardia Civil rebaten esa afirmación. Stanic estuvo en contacto permanente hasta el último instante con el selecto grupo de altos cargos del Govern encargado de la logística del 1-O y el plan para materializar acto seguido la ruptura. El 18 de septiembre de 2017, la letrada eslovena remitió un correo al secretario de Hacienda y a la entonces mano derecha de Puigdemont, Elsa Artadi, para solicitarles algunos detalles de última hora sobre el referéndum que pretendía utilizar en un estudio que iba a presentar en los días siguientes para ratificar la legalidad de la votación. Stanic estaba especialmente interesada en asuntos relacionados con los Mossos d'Esquadra, las transferencias económicas del Estado a Cataluña, el supuesto déficit fiscal de la comunidad, la discriminación en materia de infraestructuras y “cualquier otra cosa que podáis pensar que es relevante”, según consta en el documento, al que también ha tenido acceso El Confidencial.

Dos días después, la Guardia Civil entró en la Generalitat en el marco de la operación Anubis y se llevó una copia de esas comunicaciones. Con todo, Stanic siguió adelante con su plan. El 27 de septiembre, cuatro días antes de la consulta, presentó un estudio en el Colegio de Politólogos y Sociólogos de Cataluña que avaló el derecho a la autodeterminación. Al igual que el resto de autores del trabajo, la letrada se hizo pasar por una experta independiente en derecho internacional, omitiendo la larga y estrecha relación que ya mantenía en ese momento con el Govern de Puigdemont.

El acto, que fue cubierto por numerosos medios, sirvió para reforzar la idea de que la comunidad internacional estaba de parte del independentismo. El estudio elaborado por Stanic alentaba incluso a dar el último paso, que consideraba “legítimo”. Para conseguirlo, solo era necesario que esa voluntad quedara “claramente reafirmada en un referéndum”, afirmó uno de los ponentes, Mark Weller, profesor de la Universidad de Cambridge. La letrada eslovena suscribió las declaraciones de su compañero de mesa.

El pasado 13 de septiembre, este diario se puso en contacto con Aragonès y Stanic para conocer los términos exactos de la colaboración profesional que el despacho E&A Law ha estado prestando para la Generalitat y el coste de los honorarios. Sin embargo, ni Aragonès ni Stanic respondieron a las preguntas. Un portavoz de Aragonès se limitó a asegurar que la información ya está en el sumario. La letrada eslovena prefirió no contestar el correo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
52 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios