CUMBRE PARA EL PACTO MUNDIAL SOBRE MIGRACIÓN

Sánchez anuncia un fondo de integración para inmigrantes y un plan de ciudadanía

El presidente advierte, en clara referencia al auge de la extrema derecha (y de Vox), de que "apelar al odio al diferente" solo beneficia a quienes usan ese discurso xenófobo para ganar votos

Foto: Pedro Sánchez, a su llegada a la cumbre de la ONU sobre migración en Marrakech, Marruecos, este 10 de diciembre. (EFE)
Pedro Sánchez, a su llegada a la cumbre de la ONU sobre migración en Marrakech, Marruecos, este 10 de diciembre. (EFE)

Pedro Sánchez no va a rectificar su política migratoria —que combina control de fronteras pero también respeto a los derechos humanos, ayuda a los países de origen y de tránsito y búsqueda de soluciones multilaterales y global— por la emergencia de Vox. Por eso el Gobierno pondrá en marcha un plan de ciudadanía y un fondo de integración de inmigrantes.

Esa es la respuesta del Ejecutivo a quienes "apelan al odio y al miedo al diferente", y la que verbalizó el presidente desde Marrakech, adonde llegó este lunes para participar en la cumbre mundial de la ONU para las migraciones, en la que se integran la inmensa mayoría de los países del mundo, pero de la que se han caído estados importantes como Estados Unidos, Italia o Austria.

Sánchez dio su completo aval al documento que sale de esta conferencia intergubernamental —el 'Pacto mundial para la migración segura, ordenada y regular'— y expresó el firme compromiso de España en la lucha "contra las causas profundas de las migraciones", razón por la que desde hace décadas impulsa una "visión integral" del fenómeno, para que genere las condiciones para un desarrollo sostenible.

El Ejecutivo, además de dar pleno respaldo al acuerdo de Marrakech, organizará para 2019 una conferencia internacional sobre la relación entre migración y desertificación que se celebrará en la ciudad española de Almería, uno de los territorios donde precisamente creció Vox y que cuenta con un porcentaje significativo de inmigrantes, muchos de los cuales trabajan bajo el mar de plástico de los invernaderos.

El fondo se coordinará con CCAA y ayuntamientos. España organizará en 2019 una cumbre sobre desertificación y migraciones en Almería


También el Gobierno cree importante impulsar "políticas activas de integración de los migrantes", que contribuyan a crear "sociedades más cohesionadas e inclusivas". Por eso, pondrá en marcha un plan estratégico de ciudadanía e inclusión, que estará dotado de un fondo estatal para la integración de inmigrantes que, según adelantó, se articulará junto a comunidades autónomas y ayuntamientos.

La migración irregular "no es el camino"

Los flujos migratorios, señaló el presidente, deben "gestionarse adecuadamente" para maximizar las oportunidades y reducir los riesgos. En ese sentido, la migración irregular "no es el camino". Está a menudo, dijo, "instrumentalizada por las mafias", y pone "en riesgo el capital humano de los países de origen", crea "inestabilidad en los países de tránsito y desvirtúa las oportunidades mutuas de una migración ordenada en los países de destino".

Sánchez llama a combatir la "instrumentalización de la migración como excusa para repliegues nacionalistas y discursos xenófobos"

Sánchez insistió en que a la vez hay que ser "determinados" en la consideración del migrante como un "ser humano", de modo que respetar la dignidad de las personas es un "deber de todos". Los estados, señaló en alusión a los que no han querido firmar el pacto mundial de la ONU, tienen "derecho a definir sus políticas migratorias y defender sus fronteras", pero no a "violar derechos humanos reconocidos internacionalmente". Así que hay que luchar contra las redes de tráfico de seres humanos y de trata de migrantes porque suponen una violación "inadmisible" de los derechos humanos.

Sánchez anuncia un fondo de integración para inmigrantes y un plan de ciudadanía

En ese punto, el jefe del Ejecutivo hizo referencia a la emergencia de la extrema derecha, que enarbola un discurso muy duro contra la inmigración. Urgió a "combatir la instrumentalización de la migración como excusa para repliegues nacionalistas, cierres de fronteras y discursos xenófobos o excluyentes". "Apelar, como se está apelando, al odio y al miedo al diferente únicamente beneficia a quienes utilizan esa estrategia para obtener réditos políticos", advirtió. Es decir, que ese tipo de llamamientos de los partidos de ultraderecha solo persigue ganar votos a costa de los inmigrantes.

Un fenómeno que apela a todos

Las "consecuencias de la intolerancia", sin embargo, sí "perjudican a todos" porque "crispan" a las sociedades, "alejan a las personas" y "cercenan valores universales como la libertad, la dignidad humana y la igualdad". "No caigamos en el error de olvidar las lecciones del pasado. Los migrantes no son culpables, sino muchas veces víctimas. Digámoslo claro y actuemos en consecuencia", insistió. Por eso el Gobierno cree que el pacto mundial de la ONU es "un avance cualitativo en el multilateralismo eficaz" y orienta "correctamente" el camino que ha de seguirse: cooperación internacional "basada en la responsabilidad compartida y la solidaridad". "Juntos y coordinados podemos dar la respuesta adecuada", concluyó.

Firman el pacto mundial dos terceras partes de los países, pero hay ausencias significativas como Estados Unidos, Italia o Austria

Sánchez ya dio la batalla para que el G-20, que se celebró en Buenos Aires el 30 de noviembre y 1 de diciembre, incluyera dos párrafos sobre la necesidad de impulsar una óptica multilateral al reto migratorio. El presidente se precia de haber vuelto a poner este debate sobre la mesa en la Unión Europea después de que, nada más llegar a La Moncloa, anunciara la acogida del Aquarius en Valencia. En Marrakech, volvió a subrayar que este es un asunto "urgente" y que no desaparecerá, un hecho "histórico" y "consustancial al ser humano", un fenómeno "global" que se da en los cinco continentes. No es una cuestión sur-norte, dijo, o que afecte solo a Europa: los movimientos migratorios son "mayoritariamente intrarregionales o intracontinentales".

Sánchez anuncia un fondo de integración para inmigrantes y un plan de ciudadanía

Como desafío "estructural", y no meramente coyuntural, la migración requiere "medidas a corto plazo y una visión estratégica a largo plazo", y es una "tarea global", como lo es también, explicó, la lucha contra el cambio climático, en la que su Gobierno también está muy implicado. El presidente remarcó, como en otras ocasiones, que ningún país puede abordar este asunto de forma aislada, sino que hacen falta la cooperación y la responsabilidad compartida. Y no caer en el desaliento, pese al "cuestionamiento" de los organismos multilaterales. De ahí que el pacto mundial, elogió, sea importante, resultado de un diálogo "constructivo", con un "enfoque multidimensional", de solidaridad, que "asegura el liderazgo de la ONU y de sus organismos". El proceso culminará formalmente el 19 de diciembre en Nueva York, con el endoso del pacto por la Asamblea General de Naciones Unidas y la invitación a los estados a elaborar planes nacionales de activación. España se compromete a la "ejecución equilibrada" de los 23 objetivos del acuerdo internacional.

El 'Pacto mundial para la migración segura, ordenada y regular' tiene el respaldo de dos tercios de los países de todo el mundo, pero también hay varios estados que se han apeado de la declaración, como Estados Unidos, Italia, Austria, Chile, Australia, Israel o varias naciones centroeuropeas, como Polonia, Hungría, Eslovaquia o Bulgaria. Frente a los países que defienden que el acuerdo se inmiscuye en su soberanía nacional, Madrid recalca que no es un tratado sino una declaración de principios, informa EFE. Y, como expresó Sánchez, cada Gobierno podrá defender la política migratoria y de control de fronteras que crea conveniente.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
48 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios