40 aniversario de la constitución

Sin aplausos, ni saludos ni ovación: Unidos Podemos despliega la república frente al Rey

Los diputados de Unidos Podemos que han acudido a escuchar el discurso lo han recibido de pie en sus escaños, como el resto de diputados, pero evitando los aplausos y las ovaciones

Foto: Los Reyes, que presiden el acto solemne conmemorativo del 40 aniversario de la Constitución, saludan a su llegada. (EFE)
Los Reyes, que presiden el acto solemne conmemorativo del 40 aniversario de la Constitución, saludan a su llegada. (EFE)

Los representantes del grupo confederal de Unidos Podemos han sido los únicos que no han acudido a la línea de saludo con la familia real, que por primera vez estaba presente al completo, antes del discurso en el hemiciclo del Congreso de Felipe VI, coincidiendo con los actos conmemorativos del 40 aniversario de la Constitución española. Los diputados de Unidos Podemos han esperado la llegada de los reyes de pie en sus escaños, como el resto de diputados, pero evitando los aplausos y las ovaciones. La misma actitud que mantuvieron al finalizar el discurso, fuertemente ovacionado por el resto de la Cámara.

Una presencia crítica, según habían anunciado de antemano, escuchando, según sus palabras "respetuosamente", como así fue, pero sin ningún signo de adhesión. También han escuchado el himno de España de pie y, nuevamente, sin aplaudirlo a posteriori, como con el discurso inicial de la presidenta del Congreso, Ana Pastor, que ha precedido al de Felipe VI. La ovación que sí le dedicaron el resto de miembros de las Cortes, junto a los también presentes expresidentes y los tres padres vivos de la Constitución, fue calificada de "vergonzosa" por el secretario de Organización, Pablo Echenique.

Iglesias calificó de “decepcionante” el discurso del Rey por omitir “el protagonismo de la gente” que propició la democracia, así como la falta de reconocimiento a los “luchadores antifraquistsas”. El líder de Podemos también valoró negativamente que “no recordara que hay artículos de la Constitución que no se cumplen”, en particular los relativos a la protección social o al derecho a la vivienda. Con todo, destacó matices interesantes en su discurso con un “tono más conciliador” porque, sin mencionar al bloque formado por PP, Cs y Vox, “ha dado un mensaje muy claro a aquellos que dicen que hay que suprimir las comunidades autónomas”.

Iglesias sobre el discurso de Felipe VI: "Ha dado un mensaje muy claro a aquellos que dicen que hay que suprimir las comunidades autónomas”

Para el secretario general de Podemos, la Casa Real habría matizado parte del discurso que se desplegó el 3-O, no solo por la defensa de las autonomías sino también por las referencias “a las nuevas generaciones que están ocupando nuevas responsabilidades”. Así y todo, añadió que estas nuevas generaciones “tienen derecho a decidir si a la jefatura del Estado se llega mediante fecundación o se llega mediante elecciones democráticas. El propio jefe del Estado si es demócrata tiene que reconocer esta posibilidad con tranquilidad. 40 años después, España está preparada para discutir de todo”.

Pablo Iglesias ya reivindicaba la necesidad de apostar por la república antes de entrar al hemiciclo porque "la España de 2018 no entiende que se acceda a la jefatura del Estado por fecundación" y porque la monarquía, si bien "pudo servir para evitar un golpe de Estado", hoy se identifica "con corrupción y privilegios". El líder de IU, Alberto Garzón, por su parte, criticaba a su llegada a los actos conmemorativos del aniversario constitucional su alarma porque en estos fastos "no se cita a las mujeres que participaron en este proceso", sino solamente a "prohombres ignorando a todas las familias trabajadoras, al movimiento obrero y al PCE que en su lucha antifranquista fueron los responsables de traer la democracia". Ambos dirigentes del grupo confederal de Unidos Podemos coincidieron en señalar también la necesidad de modernizar la Constitución española para "blindar los derechos sociales" de los que no gozarían una buena parte de los españoles.

Los diputados del grupo confederal, a excepción de los pertenecientes a En Comú Podem que no han acudido a los actos en señal de protesta por la presencia de los reyes, han portado a modo de pin un nuevo símbolo republicano. Se trata de un rostro de mujer, con el que siempre se ha representado a la república, con tres cabellos, en referencia a la tercera república española a la que aspira el grupo confederal, y de color morado, apelando al feminismo. La bandera tricolor es para Podemos un símbolo del pasado con el que se pretende marcar distancias, evitando nostalgias o referencias a una continuidad histórica que no forma parte de la hoja de ruta podemista. Se quiere mirar más al futuro que al pasado, según argumentan fuentes de la dirección a este diario.

En las últimas horas, IU y el PCE han presentado una querella en el Tribunal Supremo contra el rey emérito "ante la absoluta dejadez de las instituciones del Estado en la investigación de presuntas prácticas delictivas". En dicha querella, centrada en los audios del caso Corinna, se advierte sobre la posible comisión de hasta 13 delitos, entre ellos, cohecho, fraude, tráfico de influencias y constitución de grupo criminal". Preguntado sobre esta cuestión, Garzón incidía en el Congreso que "la monarquía no es trigo limpio y hoy están en este acto dándonos lecciones de democracia y constitucionalismo, cuando pesa sobre ellos la sospecha de la corrupción".

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
112 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios