Las agresiones en masa crecen en 2018

Las otras manadas: decenas de investigados por participar en violaciones en grupo

La violación de una joven en Sanfermines por los cinco miembros de La Manada no ha sido el único caso de agresión múltiple que ha tenido lugar desde entonces en España

Foto: Los colectivos feministas han reclamado desde el principio que el fallo de La Manada reconozca la violación. (EFE)
Los colectivos feministas han reclamado desde el principio que el fallo de La Manada reconozca la "violación". (EFE)

El Tribunal Superior de Justicia de Navarra decidió el pasado 7 de noviembre mantener los nueve años de prisión impuestos por la Audiencia Provincial para los cinco miembros de La Manada por abusar sexualmente de una joven el 7 de julio de 2016. En su resolución, que se conoció ayer, el alto tribunal autonómico pide a la sala además que dicte una nueva sentencia en relación al ilícito contra la intimidad de la agredida, que reclama la víctima.

El caso ha sido el más mediático de los últimos años relativo a una agresión sexual múltiple y ha provocado reiteradas manifestaciones convocadas por asociaciones feministas para protestar por una resolución que estas consideran injusta. Las últimas marchas callejeras tuvieron lugar ayer mismo, tras conocerse que el Tribunal Superior de Navarra tampoco accedía a la petición de que la agresión de La Manada fuera considerada violación y, por lo tanto, conllevara más pena de prisión para los cinco condenados.

Las otras manadas: decenas de investigados por participar en violaciones en grupo

No ha sido, sin embargo, ni mucho menos el único caso de agresión múltiple que ha tenido lugar desde entonces en España. El 2 de noviembre de 2016, apenas cuatro meses después de lo que ocurrió en Pamplona, tres jóvenes fueron detenidos en Mataró (Barcelona) por violar a una chica de 17 años con discapacidad intelectual. Dos meses después, el Ayuntamiento de Barcelona denunció públicamente que había un grupo de franceses de origen marroquí que cruzaban la frontera, viajaban hasta Barcelona para pasar el fin de semana y agredir a mujeres y regresaban el domingo por donde habían venido.

En la otra punta de España, en Cádiz, el 12 de septiembre del año siguiente, la Policía Nacional detuvo a media docena de menores por abusar de dos niñas de 12 y 13 años. Todos ellos estaban internos en un centro de acogida de menores inmigrantes y salieron a la calle para agredir a las chicas.

Las otras manadas: decenas de investigados por participar en violaciones en grupo

Un mes más tarde, la Guardia Civil detuvo a cuatro hombres por violar por turnos 10 meses antes en la localidad grancanaria de Mogán a una turista de nacionalidad danesa. Los cuatro fueron puestos en libertad con cargos. Los investigadores, que identificaron a los arrestados gracias a las cámaras de un centro comercial, aún buscan a un quinto agresor.

Antes de que acabara ese año, una soldado destinada en Antequera denunció que un sargento y un cabo mayor abusaron de ella durante la madrugada del 10 de diciembre, en plena celebración de la patrona del Ejército del Aire. La Policía Científica, sin embargo, no encuentra responsables de la violación después de analizar el ADN del supuesto acosador y compararlo con el de los acusados por la víctima.

Según el Balance de Criminalidad del Ministerio del Interior, en 2018 hubo un aumento del 28,4% de las agresiones sexuales con penetración respecto a 2017. Un informe de Geo Violencia Sexual asegura que en 2016 se denunciaban en España tres violaciones al día, una tasa que no ha dejado de aumentar desde entonces. En el primer trimestre de 2018, ya se alcanzaron las cuatro denuncias por violación al día; es decir, una casa seis horas. Según este mismo informe, entre enero y abril de 2018 hubo 13 agresiones múltiples, las mismas que durante todo el año 2016.

Este incremento, de hecho, se ha visto reflejado en las noticias que han venido publicando los medios estos últimos meses. En marzo de 2018, la Policía Nacional identificó a los autores de dos episodios. Por un lado, detuvo a una decena de varones por agredir sexualmente a tres chicas de 14, 15 y 17 años en Alicante. Los arrestados, que pertenecían a una misma banda, ofrecían a las víctimas, que vivían en un centro de menores, drogas y dinero para llevarlas a la casa donde las agredieron. Por otro lado, la Policía encarceló a cuatro jóvenes más ese mismo mes por agredir a una chica de 27 años en un coche aparcado en los alrededores del estadio de La Cartuja (Sevilla).

En abril, además, la Policía arrestó a otros tres hombres por violar a una joven de 19 años en Alicante. Aún busca a un cuarto miembro de ese mismo grupo que también habría participado en el mismo delito. El pasado junio, los Mossos d’Esquadra detuvieron a cuatro hombres por considerarlos los autores de una violación grupal en Molins de Rei a una chica de apenas 21 años. La agresión múltiple tuvo lugar el 19 de mayo en las inmediaciones de la estación de tren. El mismo junio, la Policía detuvo a otros cuatro varones —autodenominados 'la nueva manada'— por participar en una violación en grupo a una menor en Maspalomas (Canarias).

En julio, la Policía detuvo al hombre que presuntamente había agredido, con la ayuda de otros dos amigos, a una chica de 21 años en Málaga la madrugada anterior. La joven denunció que “de forma sorpresiva” los tres varones la abordaron, uno de ellos ordenó a los otros dos que la sujetaran, estos obedecieron y el primero la agredió mientras ella trataba de zafarse.

La Macroencuesta 2015 de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género incluyó por primera vez preguntas sobre violencia sexual. El 7,2% de la población femenina, nada menos que 1,7 millones de mujeres, admitió haber sufrido una agresión sexual alguna vez en su vida. Una de cada cuatro, además, aseguró haber sido víctima de violencia física o sexual en el último año.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios