los hechos no encajan en los supuestos

El fiscal no ve terrorismo en el francotirador de Sánchez y descarta llevarlo a la Audiencia

No reclamará la causa a Terrassa, donde se le investiga por conspiración para atentar contra autoridad con uso de arma y otros delitos

Foto: El arsenal incautado al tirador acusado. (EFE)
El arsenal incautado al tirador acusado. (EFE)

La Fiscalía de la Audiencia Nacional no ve motivos para reclamar la investigación sobre el francotirador que trataba de atentar contra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Descarta que pueda atribuirse al vigilante de seguridad Manuel Murillo, de 63 años, un delito de terrorismo por las intenciones que manifestó en distintos foros tras los planes del Ejecutivo de exhumar el cuerpo de Franco del Valle de los Caídos. El acusado fue detenido por los Mossos d'Esquadra el 19 de septiembre tras manifestar en numerosas ocasiones que quería matar a Sánchez en un chat privado de WhatsApp.

El fiscal no ve terrorismo en el francotirador de Sánchez y descarta llevarlo a la Audiencia

Según informan a El Confidencial fuentes jurídicas, tras estudiar los hechos, el Ministerio Público no solicitará que el juez de Terrassa, donde ahora se llevan las actuaciones, remita la instrucción. Consideran que los hechos no encajan en ninguno de los supuestos del Código Penal para este tipo de delito. Es decir, en este punto no aparece acreditado ninguno de los fines del artículo 573 del Código Penal, aseguran.

La norma detalla en ese punto qué conductas pueden considerarse terroristas y especifica que cualquier atentado grave contra la vida o la integridad física debe llevarse a cabo con finalidades específicas. La motivación debe ser el intento de subvertir el orden constitucional, o suprimir o desestabilizar gravemente el funcionamiento de las instituciones políticas u obligar a los poderes públicos a realizar un acto o a abstenerse. También alterar gravemente la paz pública o provocar un estado de terror en la población o en una parte de ella.

El fiscal no ve terrorismo en el francotirador de Sánchez y descarta llevarlo a la Audiencia

La causa se quedó en el Juzgado de Instrucción 3 de la ciudad después de que se mantuvieran, entre juzgados, consultas informales sobre lo sucedido y no se detectaran motivos para remitir la causa al tribunal especializado en terrorismo. A Murillo se le encontró un arsenal de 16 armas de fuego en su casa. El caso lo lleva actualmente la fiscal especializada en odio de Terrassa bajo la supervisión del servicio especializado en delitos de odio de la Fiscalía Provincial de Barcelona. Se acusa al detenido, en prisión provisional, de conspiración para atentar contra autoridad con uso de arma, de amenazas graves, de tenencia ilícita y depósito de armas, municiones y explosivos y de un delito de odio.

En prisión desde el 21 de septiembre

Murillo fue detenido el pasado 21 de septiembre y desde entonces se encuentra en prisión provisional por orden del Juzgado número 3 de Terrassa. El instructor ha mantenido al margen el delito de odio porque entiende que no hay indicios suficientes que acrediten su comisión, aunque sí ha denegado por dos veces la libertad provisional reclamada por el arrestado, a pesar de que este alegó que no iba a fugarse porque tenía una madre con demencia y una hermana con esquizofrenia que requerían de su presencia.

El fiscal no ve terrorismo en el francotirador de Sánchez y descarta llevarlo a la Audiencia

Fue una coordinadora de Vox en Barcelona la que alertó a los Mossos de la intención del hombre "inmediatamente después de tener conocimiento de este a través de un chat de WhatsApp", explicaron tras la detención fuentes del partido de Santiago Abascal. Los Mossos detallaron que, en ese foro, manifestó que "estaba dispuesto a sacrificarse por España y que no tenía ningún inconveniente o miedo a las consecuencias".

Murillo hablaba de forma reiterada de su deseo de realizar acciones contra Pedro Sánchez y la policía autonómica consideró que "tenía una clara voluntad, un claro compromiso y un claro convencimiento de poder realizarlas", aunque le faltaban elementos logísticos para ejecutarlas. Durante su declaración judicial, aseguró que escribió ese tipo de mensajes borracho y para hacerse "el patriota". “Sé que no es excusa, pero había bebido”, dijo y añadió que jamás pensó en matar a Sánchez ni a nadie. "Eran solo tonterías, porque si no tengo tiempo ni para alquilar un piso, aún menos para desarrollar un plan criminal", añadió.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
28 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios