por el momento pide cinco años de cárcel

La Fiscalía avisa: no descarta endurecer su acusación contra Rato en el juicio de Bankia

El abogado de Rato ha pedido más tiempo para ampliar la prueba pericial durante la sesión y ha alegado que su cliente invirtió 250.000 euros de su patrimonio en la adquisición de acciones

Foto: El expresidente de Bankia Rodrigo Rato (d) junto al exconsejero de Caja Madrid José Antonio Moral Santín (i), durante la primera sesión del juicio por la salida a Bolsa de la entidad en 2011. (EFE)
El expresidente de Bankia Rodrigo Rato (d) junto al exconsejero de Caja Madrid José Antonio Moral Santín (i), durante la primera sesión del juicio por la salida a Bolsa de la entidad en 2011. (EFE)

El presunto maquillaje de las cuentas de Bankia para su salida a bolsa en 2011 ha llegado este lunes a la Audiencia Nacional. Tras más de cinco años de instrucción, una treintena de directivos y consejeros se sientan desde hoy en el banquillo por presunta estafa a inversores y falsedad en cuentas, entre ellos la propia entidad como persona jurídica y su expresidente, Rodrigo Rato, que ha salido durante unas horas de la prisión de Soto del Real después de que el pasado octubre fuera condenado a cuatro años y medio de cárcel por las ‘black’.

La Fiscalía Anticorrupción pide en su escrito de acusación cinco años de prisión para Rato, cuatro años para el exvicepresidente de Bankia José Luis Olivas, tres años para el exconsejero José Manuel Fernández Norniella y dos años y siete meses para el exconsejero delegado Francisco Verdú, todos ellos acusados de estafa a los inversores. De todos modos, la fiscal Carmen Launa ha avisado este lunes de que "eventualmente cabría la posibilidad de que modificáramos nuestras conclusiones" durante el juicio, abriendo así la puerta a acusarles también por falsear las cuentas, delito que ya sostienen otras acusaciones. Si Launa opta finalmente por endurecer su postura, Rato se enfrentaría entonces a una mayor pena de cárcel y, al mismo tiempo, el número de investigados por el Ministerio Público podría aumentar.

El juicio ha comenzado en la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, en San Fernando de Henares, con menos expectación de la esperada. Los periodistas han hecho guardia frente a las puertas del tribunal mientras los investigados entraban y, junto a ellos, dos hombres les han recibido con pitos y carteles en los que podía leerse ‘juicio y castigo’. Al otro lado de la calle, los letrados y sus respectivos clientes se agolpaban frente al control de seguridad para pasar al correspondiente vestíbulo, donde la antigua cúpula de Bankia y su matriz, Banco Financiero y de Ahorros (BFA), ha ido formando corrillos a la espera de que comenzara la sesión.

Además de Rato, otros cinco investigados que también fueron condenados por las ‘black’ han llegado al juicio en furgón policial: José Antonio Moral Santín, Francisco Baquero, Estanislao Rodríguez Ponga, José María de la Riva y José Gómez Moreno. Todos ellos han ocupado la primera fila de sillas durante la sesión, situándose Rato junto al pasillo central. José Antonio Moral Santín, el exconsejero de Bankia que fue condenado a cuatro años de cárcel por las ‘black’, se ha sentado a su lado, mientras que el exvicepresidente de Bankia, José Luis Olivas, se ha colocado a su espalda. En lo que se refiere a su actitud, Rato ha sido uno de los pocos investigados que ha tomado notas conforme hablaba Ángela Murillo, la misma magistrada que le condenó el pasado octubre por las tarjetas 'black' y que ahora presidirá el tribunal.

La Fiscalía solo pide condenas para cuatro

La Fiscalía Anticorrupción solo acusa por el momento a Rato, Olivas, Norniella y Verdú de estafa a los inversores, fijando para cada uno de ellos una multa de 60.000 euros mediante el pago diario de 200 euros durante 10 meses. Aunque las penas solicitadas para los cuatro no superan los cinco años de cárcel, estas serían más duras si la acusaciones populares y particulares consiguen que se les juzgue también por falsedad contable, delito al que la fiscal ha abierto la puerta este lunes.

El simple hecho de que se haya puesto esta posibilidad sobre la mesa supone además un varapalo para las defensas de aquellos a los que no acusa por el momento, pues la mayor parte de las mismas confía en poder acogerse a la conocida como la doctrina Botín: al verles el Ministerio Público inocentes, no cabe que sigan como imputados. La fiscal Launa, sin embargo, ha subrayado este lunes que sus conclusiones son "provisionales" y el resto de investigados puede acabar por tanto en su escrito de acusación, lo que pone en jaque esta línea de defensa. Aparte de Rato, Olivas, Norniella y Verdú, en el banquillo se sientan también por la salida a bolsa de Bankia el exministro Ángel Acebes y los empresarios Javier López Madrid y Arturo Fernández, entre otros.

La postura que mantiene por ahora el Ministerio Público ha sido criticada por otras acusaciones particulares como la de la Asociación para la Defensa de Consumidores y Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae), que considera que deben ser juzgados por falsear las cuentas. "No queremos que la Fiscalía gane en este caso", ha criticado el abogado y secretario general de Adicae, Fernando Herrero, a las puertas de la Audiencia Nacional, tachando al mismo tiempo de "penas simbólicas" las pedidas por el Ministerio Público. Una línea similar mantiene la Confederación Intersindical de Crédito (CIC), que ejerce como acusación popular con el letrado Andrés Herzog y pide penas de cuatro años y seis meses de prisión por falsear las cuentas y de siete años y medio por estafa a inversores para los principales imputados, lo que sumaría hasta 12 años de cárcel.

Respecto a las defensas de los acusados, el abogado de Rato, Ignacio Ayala, ha pedido más tiempo para ampliar la prueba pericial durante la sesión y ha alegado que su cliente invirtió 250.000 euros de su patrimonio en la adquisición de 66.667 acciones de Bankia durante la salida a bolsa, al igual que ha hecho el de Olivas. El abogado de Verdú ha solicitado por su parte que el exconsejero pueda ausentarse durante el juicio porque vive en Miami, mientras que el de Norniella ha insistido en que se incluyan en el procedimiento los acuerdos alcanzados en el Consejo de Administración antes de la salida a bolsa de la entidad, peticiones que ahora tendrá que estudiar la magistrada.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios