malestar del psoe con los aliados del gobierno

Susana Díaz y Page apoyan a Borrell y cargan contra Rufián frente al silencio de Sánchez

Ni la floja defensa de Borrell ni la destitución del abogado del Estado apaciguan a los aliados republicanos de Sánchez: ERC facilitó la reprobación de Delgado en el Congreso

Foto: La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz (i), y el presidente de la Junta de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page. (EFE)
La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz (i), y el presidente de la Junta de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page. (EFE)

La falta de apoyo de Pedro Sánchez a Josep Borrell frente a los ataques de Gabriel Rufián y la destitución del abogado del Estado que veía delito de rebelión en la intentona secesionista del pasado otoño en Cataluña han sembrado el malestar en algunos sectores del PSOE. La indignación de los comentarios en los pasillos del Congreso de los diputados más veteranos de circunscripciones de Andalucía y Castilla-La Mancha se ha visto reflejada horas después en las declaraciones públicas, comentarios en redes y hasta comunicados oficiales de Susana Díaz y de Emiliano García-Page.

Susana Díaz y Page apoyan a Borrell y cargan contra Rufián frente al silencio de Sánchez

La presidenta de la Junta de Andalucía hizo de la defensa del ministro de Exteriores el eje de su campaña electoral del día, mientras que el responsable de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha cargaba contra el portavoz republicano por "fabricante de odio" y eludía entrar en las disquisiones sobre el escupitajo: "Borrell tiene altura política y moral, no necesita inventarse nada".

Díaz y García-Page se saltaron el guion oficial de La Moncloa para restar importancia a los insultos de Rufián contra el ministro, dar por hecho que el diputado acusado de escupir solo hizo un gesto equívoco y atribuir el suceso a "la crispación" generada por "los grupos", en especial el PP de Pablo Casado.

Los responsables directos de los feudos electorales del PSOE se volcaron en hacer todo lo contrario, en cubrir de elogios al ministro de Asuntos Exteriores, avalar su versión de los hechos y descalificar al segundo socio parlamentario de Sánchez después de Podemos, ERC y sus nueve diputados, claves para la llegada y permanencia de su jefe en el Gobierno.

García-Page dijo en Antena 3 lo que los veteranos de su partido echaron de menos en el grupo parlamentario socialista: "Lo que les molesta a los independentistas es que haya un catalán que se siente catalán y español, y que tenga autoridad para poder hablar sin necesidad de acomplejarse frente a los que defienden 'xenófobamente' planteamientos de exclusión en el pueblo catalán". El mismo día de la bronca, el presidente autonómico había emitido un comunicado para calificar de "indecente e intolerable" el comportamiento de Rufián e inscribirle en la categoría de los políticos que siembran el odio.

En el Congreso llovió sobre mojado. Al día siguiente de que el Ejecutivo destituyera al abogado del Estado que defendía la existencia de delito de rebelión en el caso de los dirigentes de la Generalitat que organizaron el intento de ruptura del orden constitucional y legal en Cataluña, los socialistas vieron primero cómo Rufián persistía en los desprecios a Borrell y después que los diputados de ERC les dejaban 'tirados' frente a una propuesta de reprobación del PP contra la ministra de Justicia, Dolores Delgado.

La amiga del juez Baltasar Garzón y el comisario Villarejo cosechó la tercera reprobación parlamentaria en su carrera de apenas cinco meses como ministra, porque la táctica de apaciguamiento de Sánchez sigue sin hacer efecto entre los parlamentarios del partido de Oriol Junqueras. Ni la condescendencia con Rufián ni la entrega de la cabeza de Edmundo Bal, servida en bandeja por la propia Delgado como brazo ejecutor, bastaron a los republicanos. Los de ERC se abstuvieron en la votación para propiciar la derrota del Ejecutivo frente a una iniciativa del Grupo Popular y dieron nuevos motivos a los socialistas para despotricar contra los aliados de Sánchez, aunque fuera en privado.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios