la renovación fallida del CGPJ

Casado, dispuesto a aguantar a Cosidó hasta que pase el chaparrón... y las andaluzas

Una vez que el magistrado Manuel Marchena rechazó ser candidato, en el PP descubrieron que no les gustaba ni convenía el acuerdo con Sánchez para renovar el CGPJ

Foto: Pablo Casado (i), junto al senador Ignacio Cosidó. (EFE)
Pablo Casado (i), junto al senador Ignacio Cosidó. (EFE)

Pablo Casado ha confirmado su respaldo al portavoz del Grupo Popular en el Senado, Ignacio Cosidó, pese a difundirse su versión para consumo interno sobre el pacto con el PSOE sobre el Consejo General del Poder Judicial, que ha terminado por frustrar. Ahora, la dirección del partido se muestra dispuesta a sostenerlo, sobre todo a la vista de la exigencia de Pedro Sánchez depara que Cosidó renuncie y cuando faltan solo 10 días para que se celebren las elecciones autonómicas en Andalucía.

Casado, dispuesto a aguantar a Cosidó hasta que pase el chaparrón... y las andaluzas

Una vez que el magistrado Manuel Marchena rechazó ser candidato a presidir el CGPJ y el Tribunal Supremo, el PP prefiere ver la parte positiva de la crisis abierta: puede romper un preacuerdo con el Gobierno socialista que ahora descubre que no le gustaba ni convenía. Casado explicó en persona a los diputados del PP esa ruptura, que fue acogida entre aplausos por los reunidos como síntoma de alivio.

Fuentes del Grupo Popular admiten que el 'argumentario' que Cosidó volcó en el chat de los senadores no dejaba de ser un intento de justificación interna ante los numerosos parlamentarios que no entendían el pacto anunciado, ni que La Moncloa adelantara la elección de Marchena dentro del Consejo y menos aún el ascenso a vocal de José Ricardo de Prada.

El nombre del magistrado de la sentencia sobre Gürtel que sirvió de base para la moción de censura de Pedro Sánchez dentro de la cuota progresista del CGPJ era especialmente molesto para los populares, aunque en la comisión de nombramientos del Congreso el portavoz del PP, Carlos Rojas, dijera que por lo menos se iba a evitar que De Prada siguiera "poniendo sentencias".

Cosidó recibió ayer el apoyo de todos los senadores de su grupo en el arranque de la semana parlamentaria. Y también en el consejo de dirección, donde insisten en que su jefe mantiene el respaldo de Casado pese al error o imprudencia al dar traslado al grupo de WhatsApp de un mensaje reenviado cuyo contenido asumió como propio sin corregir nada.

Fuentes del Grupo Popular aseguran que la dirección del partido no baraja la dimisión de Cosidó en este momento y apuntan que esperarán a ver si "escampa" en los próximos días. Es el peor momento para abrir una crisis que afecta a uno de los casadistas de primera hora. La campaña de las autonómicas andaluzas centra todos los esfuerzos de la formación hasta las votaciones del día 2 de diciembre y en el Senado no hay ningún pleno previsto hasta el día 17, por lo que su portavoz estará lejos del foco informativo durante casi un mes.

En el PP hay más preocupación sobre el futuro de Cosidó por los trámites judiciales sobre los papeles de Bárcenas incautados por la policía en la etapa en que era ministro Jorge Fernández Díaz que por la ruptura del acuerdo con el PSOE sobre el CGPJ. El portavoz parlamentario asegura que no tuvo nada que ver con el asunto cuando era director general de la Policía, ni trato alguno con el comisario Villarejo, pero los socialistas y sus aliados parlamentarios insisten en relacionarlo con el caso.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios