nuevo varapal a la renovación del órgano

Un juez de la Audiencia de Barcelona sigue a Marchena y retira su candidatura al CGPJ

Luis Rodríguez Vega era uno de los 50 jueces y magistrados que optan a los doce puestos de vocal por el turno de jueces en el próximo mandato del Consejo General del Poder Judicial

Foto: El actual CGPJ y su presidente, Carlos Lesmes. (EFE)
El actual CGPJ y su presidente, Carlos Lesmes. (EFE)

El magistrado de la Audiencia Provincial de Barcelona Luis Rodríguez Vega ha anunciado este miércoles que retira su candidatura a vocal en el Consejo General del Poder Judicial, decisión que se produce después de que Manuel Marchena renunciase este martes a presidir el Tribunal Supremo y el órgano de gobierno de los jueces. "Las circunstancias actuales me impiden participar en el proceso de renovación", sostiene el magistrado catalán en un comunicado.

Rodríguez era uno de los 50 magistrados que optan a los doce puestos de vocal por el turno de jueces en el próximo mandato del Consejo General del Poder Judicial, cuyo proceso de renovación se puso en marcha el pasado 3 de agosto. Su candidatura había sido propuesta por la delegación catalana de la Asociación Profesional de la Magistratura, que ha apoyado su decisión en Twitter.

Aunque Rodríguez Vega no aparecía como favorito en las listas del PSOE y PP, partidos que negocian los veinte puestos de vocal que conformarán el nuevo Consejo General del Poder Judicial, la retirada de su candidatura supone un nuevo varapalo para las conversaciones entre ambos partidos. La renovación del órgano exige el acuerdo entre populares y socialistas, pues la Constitución establece que los vocales deben ser elegidos por una mayoría de tres quintos de las cámaras: diez en el Congreso y diez en el Senado.

De todos modos, el Partido Popular ya ha dado por roto el acuerdo con el PSOE tras el paso atrás de Marchena, retirando además para ello los nombres que había propuesto como vocales y que debían ser ratificados por el Congreso este jueves.

Los mensajes de Cosidó

El pacto entre socialistas y populares comenzó a resquebrajarse después de que 'El Español' publicase una serie de mensajes enviados por el portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, a un grupo de Whatsapp que comparte con sus compañeros de partido de la cámara alta. En ellos celebraba el "pacto previo" al que habían llegado ambas formaciones para la renovación del órgano, asegurando en este sentido que controlarían "la sala segunda por detrás [la Sala de lo Penal, única competente para enjuiciar a diputados, senadores y demás aforados] y presidiendo la sala 61 [especializada en ilegalizar partidos políticos]".

Las afirmaciones de Cosidó dieron lugar a un terremoto político que se saldó con la renuncia de Manuel Marchena, cuyo nombramiento para presidir el Tribunal Supremo y el CGPJ parecía ya cerrado. El magistrado reivindicó en un comunicado su independencia y subrayó que jamás ha concebido "el ejercicio de la función jurisdiccional como un instrumento al servicio de una u otra opción política para controlar el desenlace de un proceso penal", haciendo así saltar el acuerdo entre PP y PSOE por los aires.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios