romeva también solicita su salida

Junqueras y otros cinco acusados recusan al juez Marchena tras los mensajes de Cosidó

El magistrado ha retirado su candidatura tras el revuelo ocasionado por los mensajes del portavoz del PP en el Senado, que celebraba su elección ante sus compañeros de la cámara baja

Foto: El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska (i), saluda a Manuel Marchena (c), el magistrado del Tribunal Supremo. (EFE)
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska (i), saluda a Manuel Marchena (c), el magistrado del Tribunal Supremo. (EFE)

Los abogados de Oriol Junqueras, Raül Romeva, Jordi Sánchez, Jordi Turull, Josep Rull y Jordi Cuixart han solicitado este martes al Tribunal Supremo la recusación de Manuel Marchena, magistrado al frente de la Sala Segunda y del juicio del 'procés', para garantizar "un proceso público en plena igualdad y con todas las garantías". Las defensas de los acusados subrayan en este sentido los mensajes en los que el portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, celebra la nueva composición del órgano de gobierno de los jueces ante sus compañeros de la cámara baja, motivo por el que piden su "declaración testifical".

Van den Eyende, abogado de Junqueras y Romeva, justifica dicha petición alegando que la candidatura de Marchena para presidir el Supremo y el CGPJ, pactada por el PSOE y el PP, demuestra "su afinidad o no con cada uno de dichos partidos". En el escrito, el letrado repasa una serie de artículos periodísticos en los que se aborda el acuerdo político para la renovación del Consejo General del Poder Judicial, negociación que consideran que ha afectado a la causa sobre el 'procés'. "Al anterior motivo de llamada politización general de la justicia, no podemos dejar de vincular la politización concreta del presente pleito", defiende.

Van den Eyende se hace eco de la "existencia de un acuerdo político para el reparto de las vocalías del órgano de gobierno de los jueces", así como de las "manifestaciones" de Cosidó. De ellas se desprende, subraya, un pacto entre PP y PSOE "con la intención de controlar políticamente y afectar tanto al Tribunal Supremo como a la Audiencia Nacional con el fin último de, a través de tales nombramientos, controlar el resultado y sentido de los procedimientos tratados en dichos tribunales". "En dicho pacto habría tenido singular protagonismo la candidatura del magistrado recusado a presidir el CGPJ, a quien se habría otorgado por el mencionado senador [Cosidó[ la responsabilidad de 'ganar' las votaciones mediante la anulación de la minoría 'progresista' de tal órgano de gobierno", añade.

Según el texto de recusación, "dicha noticia generó ya cierto escándalo ante la evidencia de que la decisión de proveer la presidencia del CGPJ se hacía en base a un acuerdo político" y no por los "méritos" previstos por ley. "Este lunes aparecía, no obstante, el WhatsApp de la vergüenza en el que el portavoz en el Senado del PP, Ignacio Cosidó, desvelaba la 'cocina' del pacto y las espurias finalidades de la elección de vocales y presidencia", denuncian Junqueras y Romeva tras la información de 'El Español'.

Marchena es, a su juicio, "protagonista de dicho pacto para controlar el poder judicial y a él se le atribuyen características personales vinculadas a una determinada orientación política que hacen dudar de la imparcialidad para la participación en el proceso" judicial relacionado con el referéndum del 1-O. En su opinión, "la estrategia de criminalización de los procesados sigue directrices políticas que se vinculan con la defensa a ultranza del principio de unidad territorial". Ahora, "el magistrado recusado debe analizar si está en condiciones de juzgar sin prejuicio personal alguno a dichos procesados y sin interés en el pleito", señalan Junqueras y Romeva, que reivindican el "derecho a un tribunal imparcial".

El resto de escritos

El abogado de Jordi Sánchez, Jordi Turulll y Josep Rull, Jordi Pina, expone una argumentación similar en su escrito, en el que asegura que las últimas noticias publicadas ponen "en clara evidencia la inequívoca coincidencia de intereses entre el Sr. Magistrado y el Partido Popular, hasta el punto de haberse acordado su presidencia para que actuase como correa de transmisión de los designios de dicha formación política en el Consejo General del Poder Judicial y como medio de control en la sombra de la Sala Segunda del Tribunal Supremo.

Bordallo asegura en este sentido que la supuesta relación entre Marchena y el PP impide la celebración de un juicio justo, pues "es una formación política cuyos máximos líderes no sólo vienen reclamando públicamente desde hace meses unas condenas lo más severas posibles para mis defendidos, sino que han llegado a jactarse en público de haber 'descabezado' a los líderes políticos independentistas con su ingreso en prisión".

En lo que se refiere al expresidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, su organización ha emitido un comunicado en el que piden la recusación de Marchena y denuncian la supuesta "existencia de presos y tribunales políticos". "Queda acreditado pues que estamos ante un juicio sin ninguna garantía y por eso Òmnium vuelve pedir el sobreseimiento de la causa y la libertad inmediata del presidente de la entidad y todo el resto de presos políticos", asegura Òmnium en su comunicado.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios