renovación del Consejo del poder judicial

Sánchez pide la renuncia de Cosidó y que el PP mantenga el acuerdo sobre el CGPJ

Ha cargado contra el portavoz del Grupo Popular en el Senado por su mensaje sobre el pacto para la renovación del CGPJ pero, al mismo tiempo, ha pedido al PP que mantenga el acuerdo general

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene en la sesión de control al Ejecutivo. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene en la sesión de control al Ejecutivo. (EFE)

Pedro Sánchez ha cargado contra el portavoz del Grupo Popular en el Senado, Ignacio Cosidó, por su mensaje sobre el pacto para la renovación del Consejo General del Poder Judicial pero, al mismo tiempo, ha pedido al PP que mantenga el acuerdo general en la materia al margen de la renuncia del magistrado Manuel Marchena. Ante el pleno de la Cámara Alta, el jefe del Ejecutivo ha defendido la actual fórmula de elección del órgano de gobierno de los jueces por los grupos parlamentarios, aunque le disgustara la descripción del resultado conocida en la mensajería interna de los populares. Sánchez sostuvo que en vez de Marchena quien tenía que irse es Cosidó mientras Pablo Casado, por "sentido de Estado", debe dar instrucciones a sus representantes en las Cortes para sacar adelante el pacto y el resto de los nombramientos.

Sánchez pide la renuncia de Cosidó y que el PP mantenga el acuerdo sobre el CGPJ

El presidente del Gobierno aprovechó una pregunta de Cosidó sobre las intenciones del Gobierno de indultar a los dirigentes independentistas encarcelados por los delitos de rebelión, sedición y malversación para airear el contenido del citado mensaje y sostener que el PP ha entrado "en descomposición", además de carecer de "sentido de Estado".

"La diferencia entre usted y yo es que yo creo en la independencia del poder judicial", proclamó Sánchez, aunque también se reafirmó en el principio instaurado por su partido en tiempos de Felipe González que otorgaba a los partidos, vía grupos parlamentarios, el nombramiento directo de los miembros del órgano de gobierno de los jueces.

Cosidó se había empleado antes en intentar que Sánchez explicara sus planes sobre los indultos a los independentistas, dado el bloqueo que el PSOE plantea en las Cámaras a la reforma legal que se tramita para limitar la potestad del Ejecutivo en la materia. Los populares quieren dejar fuera de esas medidas de gracia a los condenados por rebelión y sedición. El jefe del Ejecutivo evitó otra vez el comprometerse a no aplicar esos beneficios de pena a los jefes en prisión de sus actuales aliados. Más bien alentó las sospechas. "Dejen a los jueces trabajar y luego lógicamente desde el Gobierno y también desde los representantes de los distintos grupos parlamentarios tendremos que hacer política", comentó.

El portavoz del Grupo Popular replicó que si termina indultando a los independentistas que puedan ser condenados en el juicio por la intentona golpista del pasado otoño en Cataluña, Sánchez estará otorgando "los indultos de la vergüenza" porque estará "cediendo al chantaje" y enviando el mensaje equivocado a los "golpistas" de que "sale gratis incumplir la ley".

Cosidó apoyó sus acusaciones en las declaraciones de Miquel Iceta y la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, a favor de Oriol Junqueras y sus compañeros para advertir que sería un precio muy alto para seguir en La Moncloa. Sánchez respondíó que él había apoyado al Gobierno de Mariano Rajoy ante el desafío secesionista en Cataluña y que el PP no podía ahora "venir a decirnos que nos hemos vendido a los independentistas".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
37 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios