dos de las tres víctimas eran cubanas

El régimen de Maduro se plantea entregar el asesino de Usera a Cuba y no a España

La policía bolivariana detuvo el pasado 3 de octubre al exmilitar estadounidense Dahud Hanid-Ortiz, pero los investigadores aún no tienen noticias de que vaya a ser entregado a España

Foto: Elisa Consuegra, John Pepe Castillo y Maritza Osorio, las tres víctimas del crimen de Usera. (EFE)
Elisa Consuegra, John Pepe Castillo y Maritza Osorio, las tres víctimas del crimen de Usera. (EFE)

Las autoridades de Venezuela estudian estos días si entregan al presunto asesino del triple crimen de Usera, el ciudadano estadounidense Dahud Hanid-Ortiz, a Cuba o a España. Ambos países reclaman al veterano de la Guerra de Afganistán, de 50 años, por considerarlo autor de la masacre que costó la vida a dos mujeres de origen cubano —Elisa Consuegra y Maritza Osorio— y a un hombre ecuatoriano —John Pepe Castillo— el 22 de junio de 2016 en el número 40 de la madrileña calle de Marcelo Usera.

El régimen de Maduro se plantea entregar el asesino de Usera a Cuba y no a España

Según la investigación, que dirige el Juzgado 41 de Madrid, las dos primeras víctimas trabajaban en el despacho de abogados ubicado en la mencionada dirección y el tercero había acudido allí puntualmente cuando tuvieron lugar los hechos. Hanid-Ortiz se personó en el bufete visiblemente nervioso y preguntó por el dueño, Víctor Joel Salas, con intención de pedirle explicaciones por el mensaje que el excombatiente norteamericano había encontrado en el móvil de su mujer, que daba a entender que el letrado y ella tenían una relación sentimental. Salas viajaba mucho y debió conocerla en una de sus visitas a Alemania, donde vivía la pareja.

Las respuestas de Consuegra y Osorio, que en ese momento estaban al frente del despacho, no debieron satisfacer al exsoldado, que reaccionó con extrema violencia, agarró un utensilio contundente que había en el mismo bufete y asesinó a las dos mujeres y al hombre que en ese momento se encontraban en la oficina. Luego, quemó todo el inmueble con la intención de borrar huellas y eliminar todo rastro biológico que pudiera haber dejado. El tapón de una botella de agua de origen alemán que encontraron los investigadores de la Policía Nacional tras apagar el incendio, sin embargo, echó por tierra los planes de Hanid-Ortiz, que huyó inmediatamente del país.

El juzgado emitió una orden de busca y captura y la Interpol activó sus alertas, herramienta que sirvió para que la policía de Venezuela detuviera, hace poco más de un mes, el pasado 3 de octubre, al presunto autor del triple crimen, que en estos momentos se encuentra arrestado a la espera de que las autoridades bolivarianas decidan cuál será su futuro a medio plazo. Según publicó el diario 'El Nacional' 17 días después de la detención, el condecorado excombatiente estadounidense fue trasladado a Caracas, donde permanece bajo custodia de la Dirección General de Contrainteligencia Militar. "Se estima que en los próximos días sea deportado a España para comparecer ante las autoridades", adelantó el rotativo el 20 de octubre.

Sin embargo, más de un mes después del arresto España no tiene noticia siquiera de que la detención se haya producido. El grupo de homicidios de la Jefatura Superior de Policía de Madrid no ha recibido comunicación oficial por parte de Venezuela, como explican fuentes de esta institución. Tampoco el Ministerio de Asuntos Exteriores sabe nada. "No consta que este ciudadano sea español y por eso no es nuestra competencia", se excusan desde el departamento responsable de la diplomacia española, que remite a la embajada de Estados Unidos, dado que el arrestado posee la nacionalidad norteamericana.

¿Existe entonces algún problema diplomático? ¿Por qué Venezuela no termina de entregar a Hanid-Ortiz a España? Según fuentes diplomáticas, las autoridades bolivarianas están contemplando la posibilidad de entregar al detenido a sus homólogas cubanas, que también habrían reclamado al sospechoso en paralelo a España. No en vano, dos de las tres víctimas habían nacido en Cuba. La semana pasada, explican las mismas fuentes, se reunieron para valorar esta vía miembros de la Fiscalía de Venezuela con representantes del Servicio de Inteligencia Bolivariano. Hasta donde ha sabido El Confidencial, de momento la decisión no está tomada, aunque podría cerrarse en los próximos días.

Hanid-Ortiz asesinó a sus tres víctimas el 22 de junio de 2016 y huyó a Alemania. Los investigadores identificaron al sospechoso apenas unos días después del triple crimen. Sin embargo, el Juzgado 41 de Madrid mandó traducir las comisiones rogatorias con el fin de que estas fueran trasladadas a las autoridades germanas. En paralelo, llegaron las vacaciones de verano y las gestiones se fueron retrasando. Para cuando las órdenes llegaron a Alemania, el hombre ya se había fugado. La reciente detención en Venezuela ha tenido lugar después de que la policía bolivariana detectara la entrada del sospechoso al país después de que se activara la orden de busca y captura emitida por el Juzgado 41 de Madrid y la Interpol. Hanid-Ortiz venía a ver a su familia.

La presencia del investigado en Venezuela, sin embargo, se remonta más atrás de la fecha de la detención, como de hecho insinuó 'El Nacional' cuando publicó la noticia de la detención. No en vano, en abril de 2017, El Confidencial informó de que el hombre se había refugiado en el país que preside Nicolás Maduro. El exmilitar, según explicaron entonces fuentes de la investigación, había viajado allí para huir de la Justicia, una decisión que perjudicaba claramente las diligencias, hasta el punto de que podían incluso quedarse sin esclarecer.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios