Martínez-vares y enríquez

Los conservadores apuestan por dos magistrados del TC para presidir el Supremo

Los progresistas quieren como presidentas a las magistradas del Supremo Ana Ferrer y Pilar Teso

Foto:  Fachada del Tribunal Supremo. (EFE)
Fachada del Tribunal Supremo. (EFE)

El PSOE y el PP cierran durante este fin de semana la nueva composición del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y tratan de llegar a un acuerdo sobre la presidencia, último de los flecos que quedan por cerrar en las próximas horas. La intención de ambas formaciones es anunciar el acuerdo durante la próxima semana para completar el proyecto de renovar el órgano de gobierno de los jueces en plazo. Aunque esta era ya la intención desde la llegada de Pedro Sánchez a Moncloa, la polémica sobre el impuesto de las hipotecas y el papel en la misma de Carlos Lesmes han acelerado la negociación.

El sector conservador ha puesto sobre la mesa cuatro nombres. Además del presidente de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, Manuel Marchena, la APM defiende la candidatura de dos magistrados del Tribunal Constitucional, pesos pesados de la asociación: Santiago Martínez-Vares y Ricardo Enríquez. También propone a uno de los integrantes de la Sala Primera del TS, Antonio Salas. Por su parte los progresistas, con Jueces y Juezas para la Democracia a la cabeza, quieren que el CGPJ y el alto tribunal esté a cargo de una mujer. La apuesta firme de la asociación es la de la magistrada de lo Penal del Supremo Ana Ferrer. También tienen opciones la jueza de lo Contencioso Pilar Teso y la vicepresidenta del Constitucional, Encarnación Roca.

El listado de 20 vocales, 12 de ellos jueces y seis juristas, está prácticamente cerrado. Serán vocales previsiblemente, procedentes de la Sala que ha centrado todas las miradas en los últimos días, la de lo Contencioso del Supremo, tres magistrados: José Antonio Montero, José María del Riego y Ángel Arozamena, el primero a propuesta de los conservadores y los dos segundos de los progresistas.

Jueces y juristas

En los contactos de las últimas semanas la ministra de Justicia Dolores Delgado apostó por la entrada del juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu y de la magistrada de Podemos Victoria Rosell. Los de Sánchez también quieren colocar como jurista al juez del tribunal de la trama Gürtel José Ricardo de Prada, que no logró que prosperara su candidatura en la categoría de juez debido a que su puesto en el Tribunal de la Haya le colocaba fuera del servicio activo. Como juristas aspiran también la fiscal especializada en violencia de género Pilar Fernández y la directora del CEJ y vocal del consejo fiscal, ahora fiscal de violencia de género, Sofía Puente.

Por su parte los de Casado prevén la entrada de la exdirectora de la Escuela Judicial y esposa de Llarena, Gema Espinosa

Por su parte los de Pablo Casado prevén la entrada de la exdirectora de la Escuela Judicial y esposa de Pablo Llarena, el juez que instruyó el 'procés', Gema Espinosa. También suena la recién llegada al Juzgado Central de Instrucción 3 de la Audiencia Nacional, Maria Tardón. Como juristas, quieren proponer al abogado y exportavoz de la Comisión de Justicia del Congreso José Miguel Castillo, el actual presidente de los Procuradores, Juan Carlos Esteve, y la fiscal jefa Pilar Jiménez.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios