una marcha pedirá que "dejen en paz al pueblo"

Barkos censura la "utilización" de Alsasua: los vecinos saldrán a la calle contra Cs, Vox y PP

El Gobierno foral denuncia que el acto de este domingo persigue "recrear la imagen de un enemigo al que batir y que nos retrotrae a posiciones extremas más propias de tiempos pasados"

Foto: La presidenta de Navarra, Uxue Barkos. (EFE)
La presidenta de Navarra, Uxue Barkos. (EFE)

El acto de apoyo a la Guardia Civil convocado este domingo en Alsasua por España Ciudadana —la plataforma civil impulsada por Ciudadanos (Cs)—, al que acudirán dirigentes de Vox y del PP, sigue generando reacciones de rechazo dentro de Navarra. A nivel institucional, el Gobierno de Uxue Barkos ha denunciado la “utilización” de este municipio “y por extensión de Navarra” para “recrear la imagen de un enemigo al que batir y que nos retrotrae a posiciones extremas más propias de tiempos pasados”. Y en la calle, los vecinos han convocado una manifestación el día previo ante el “agravio” que supone la organización de este evento y para exigir a sus participantes que “dejen en paz a Alsasua”, entre una amplia serie de actos que tendrán lugar durante todo el fin de semana.

El Ejecutivo foral ha aprobado este miércoles en la reunión del Consejo de Gobierno una declaración institucional con motivo del evento del domingo que va en la misma línea del texto aprobado el lunes en el Parlamento de Navarra a instancias de los cuatro partidos que sustentan el Gobierno —Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda Ezkerra— y que rechazaba la celebración del mismo al perseguir “generar un clima de crispación y tensión innecesario en el pueblo”. En su pronunciamiento, la Cámara censuraba “rotundamente” la “instrumentalización y manipulación a la que determinados sectores políticos y mediáticos han sometido y pretenden seguir sometiendo al pueblo de Alsasua”.

De cara al acto del domingo, el gabinete de Barkos ha exigido “proporcionalidad” y “responsabilidad” a las formaciones presentes, tanto en sus afirmaciones como en sus actuaciones, así como “respeto” a la Comunidad Foral, una tierra “caracterizada por su defensa de la libertad, la pluralidad y la honradez”. Por su parte, a los vecinos de Alsasua les ha pedido que, “frente a cualquier desproporción”, la respuesta que den “se incardine siempre en la dignidad inteligente, la madurez democrática y el civismo”.

De momento, la réplica de los habitantes de este municipio llegará con una manifestación el día previo para protestar por la presencia de estas formaciones y con un “acto reinvindicativo” el propio domingo para poner en valor “los derechos que pisotean quienes nos imponen su visita”, según han acordado los vecinos en una asamblea celebrada este martes para dar una respuesta “popular, unitaria, amplia y digna” al acto de España Ciudadana y “evitar el enfrentamiento que vienen a buscar” sus participantes. Según denuncian, la presencia en Alsasua de dirigentes de Ciudadanos, PP y Vox —que acudirá con su líder, Santiago Abascal, a la cabeza— es "un nuevo agravio" que se produce, además, "con unas dosis de ensañamiento que difícilmente pueden entenderse más allá de oscuros intereses y de una práctica con claras reminiscencias fascistas".

El acto es "un nuevo agravio" que se produce "con unas dosis de ensañamiento que difícilmente pueden entenderse", denuncian los vecinos

La plataforma civil de Ciudadanos ha decidido organizar un acto de apoyo a la Guardia Civil en Alsasua por ser “un lugar simbólico” en el que “hay que defender más que nunca la libertad y el respeto a los servidores públicos” después de que en octubre de 2016 dos agentes de este cuerpo —un teniente y un sargento— y sus parejas recibieran una brutal paliza en el interior y exterior del bar Koxka por la que han sido condenados ocho jóvenes a penas que oscilan entre dos y 13 años de prisión por los delitos de atentado a los guardias civiles, lesiones, desórdenes públicos y amenazas. Sin embargo, el Ejecutivo foral entiende que la pretensión es generar enfrentamiento y, para ello, alude a que la convocatoria del evento "se ha realizado al amparo de declaraciones como 'Alsasua es un lugar difícil' o 'un lugar simbólico en el que hay que poner a cada uno donde corresponde".

A la vista de este escenario, el gabinete de Barkos ha querido "hacer pública al conjunto de la sociedad" una declaración institucional en la que "rechaza y denuncia la utilización de Alsasua" en aras de retrotraer Navarra a estampas "más propias de tiempos pasados, de las que debiéramos alejarnos". En este sentido, asegura que la historia de este municipio "ni arranca ni se detiene el 15 de octubre de 2016", cuando se produjo la brutal paliza. Se trata, según expone, de una fecha que el Gobierno "nunca ha obviado" desde la "reivindicación de proporcionalidad" ante estos hechos —en todo momento ha sido muy crítico con la actuación de la Audiencia Nacional contra los ocho acusados, a quienes ha apoyado en numerosas ocasiones—, pero que "no acepta como foto fija de la esencia alsasuarra". Así, expone una serie de virtudes que, a su juicio, caracterizan a Alsasua, una "tierra de convivencia entre diferentes", una sociedad "emprendedora" que "ha hecho de la pluralidad y la diversidad una seña de identidad de la localidad", y un "ejemplo de compromiso social". "Y si solo buscáramos fotos fijas, Alsasua es además esa ciudad que la pasada noche de Reyes se lanzó a la nevada para rescatar, acompañar y acoger a centenares de personas atrapadas en la carretera", asevera en su reivindicativo discurso.

La declaración institucional aprobada este miércoles es la respuesta dada por el Gobierno de Barkos al acto del domingo por la mañana. Por su parte, los vecinos de Alsasua llevarán su respuesta a las calles de este municipio durante el fin de semana. Lo harán, según denuncian, "hartos de tener que soportar la cantidad de mentiras, insultos y provocaciones" de las que están siendo objeto los ciudadanos, que sienten el acto de España Ciudadana como una "agresión más", según se refleja en un texto consensuado por sus habitantes. "Sabemos que nuestro pueblo no es su objetivo, algo que de por sí sería suficientemente grave. Es más indecente aún, a nuestro pueblo lo quieren convertir en la excusa, en el símbolo sobre el que asentar la negación de derechos y libertades", señalan.

El lema 'Utzi Altsasu bakean- Dejad en paz Alsasua' presidirá la manifestación que el sábado recorrerá el municipio y que precederá a una serie de actos organizados para el propio domingo en torno a un espacio denominado de "derechos y libertades" en la plaza de Iortia. Todas estas actuaciones, según anuncian los vecinos, conformarán "un acto reivindicativo y al mismo tiempo alegre y festivo". A este respecto, aseguran que la fiesta se "extenderá" por las calles de la localidad "cuando se vayan quienes van a pisotear el pueblo".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
33 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios