El pp denuncia dejación frente al golpismo

Casado volverá a la carga contra Sánchez para preguntar si romperá con Torra

En Génova no les preocupa que el PSOE haga campaña sobre "la crispación" del PP (como con Zapatero) y creen que les viene bien al otorgar a Casado el protagonismo que necesita

Foto: El presidente del PP, Pablo Casado. (EFE)
El presidente del PP, Pablo Casado. (EFE)

Pablo Casado y sus fieles parecen encantados con la respuesta de Pedro Sánchez a su labor de oposición y mantendrán el mismo guion y tono durante los próximos días en el Congreso y en el Senado contra el Gobierno socialista. Incluso quieren poner a prueba o dejar en evidencia la pataleta que dicen que se cogió el inquilino del Palacio de la Moncloa indignado con que le acusen de complicidad con los golpistas catalanes.

En la dirección del PP afirman que no les preocupa que el PSOE reedite la campaña de denuncia sobre "la crispación" del PP, operación ya ensayada en sus tiempos por José Luis Rodríguez Zapatero; creen que casi les viene bien al otorgar a Casado el protagonismo que necesita para asentarse como jefe de la oposición y alternativa al actual Ejecutivo.

El presidente de los populares preguntará directamente a Sánchez el próximo miércoles en el pleno del Congreso si el Gobierno tiene previsto "romper la relación con los partidos secesionistas". En el PP siguen sin tomarse en serio la amenaza del jefe del Ejecutivo de no "ajuntarse" con el partido que tiene más escaños en la Cámara baja y mayoría absoluta en el Senado, entre otras cosas porque hasta ahora no se habían hablado para nada.

Casado volverá a la carga contra Sánchez para preguntar si romperá con Torra

Sánchez le debe el cargo al conjunto de la izquierda y los independentistas, pero si en algún momento quiere acometer alguna reforma de calado institucional o frenar cualquier reactivación de la intentona separatista del pasado octubre en Cataluña, tendría que empezar por llamar a Casado. Y sin llegar a la reedición del artículo 155 de la Constitución para intervenir la Generalitat, también necesitaría al PP para aplicar la ley de seguridad nacional a la policía autonómica o para dar apoyo efectivo a las medidas que estableciera el Tribunal Constitucional en su caso.

La propia portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, insistió en la teoría de "la crispación" de Casado, pero reconoció después del último Consejo de Ministros que, pese a las ofendidas palabras de su jefe al considerarse acusado de golpismo, Sánchez hablaría con el presidente del PP sobre el desafío separatista si va a más.

Como los independentistas no dan tregua a ese desafío, aunque de momento se limitan a las amenazas de reactivación del golpe al Estado, el presidente del PP sigue con su marcaje parlamentario a Sánchez y le deja permanentemente la oferta de recuperar el artículo 155.

Como los independentistas no dan tregua a ese desafío, el presidente del PP sigue con su marcaje parlamentario a Sánchez

Para la próxima semana el Grupo Popular abrirá el foco de sus objetivos de desgaste del Gobierno. Además de insistir sobre la dimisión de Dolores Delgado y preguntar por la cocina de Tezanos en el CIS, también llegará el tiempo de interpelar sobre el freno a la creación de empleo que refleja la última EPA o averiguar si el Ejecutivo de Sánchez ha acordado algo "respecto a Gibraltar" en el contexto del Brexit. El exministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, volverá a intervenir en el pleno para preguntar a Josep Borrell.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios