un espacio desde "parámetros nuevos"

Iglesias busca liderar un nuevo partido en Europa que integre a socialdemócratas

El proyecto que buscan encabezar Pablo Iglesias y el líder de la Francia Insumisa para las próximas elecciones europeas va más allá de una simple plataforma coyuntural o alianza electoral

Foto: Pablo iglesias y Jean-Luc Mélenchon, durante su participación en un curso de verano de la Universidad Complutense el pasado mes de julio. (EFE)
Pablo iglesias y Jean-Luc Mélenchon, durante su participación en un curso de verano de la Universidad Complutense el pasado mes de julio. (EFE)

Un nuevo partido político europeo liderado por Podemos y la Francia Insumisa de Jean-Luc Mélenchon, situado al margen de la izquierda tradicional, actualmente integrada en el PIE (Partido de la Izquierda Europea), como es el caso de IU, y tratando de atraer a sus filas a fuerzas socialdemócratas. El proyecto que buscan encabezar Pablo Iglesias y el líder de la Francia Insumisa para las próximas elecciones europeas va más allá de una simple plataforma coyuntural o alianza electoral. Su objetivo es de más largo alcance y pasa por construir un partido europeo, según confirman a este diario fuentes de la dirección, "diferente al PIE" tanto en las formas como en la estrategia.

El espejo en el que se miran es el modelo portugués, para forzar a la socialdemocracia a virar a la izquierda en lugar de a la derecha, recuperando el proteccionismo social y económico. El papel que quieren asumir es el de abrir un espacio que asuma el combate político desde "parámetros nuevos", que tienen que liderar "las fuerzas progresistas emergentes" en Europa. El PIE, por tanto, no es su referente y buscan generar una organización europeísta nueva. Con todo, la intención es que, a corto plazo, en las próximas elecciones europeas, haya unidad de acción electoral con las formaciones incluidas en el PIE y confluir luego en el mismo grupo parlamentario en Bruselas. Esto es lo que pasará en España, por ejemplo, con Podemos e IU.

El portugués Bloco de Esquerda, una de las formaciones que fundó el PIE, está en el punto de mira de Podemos y la Francia Insumisa para atraerla a este proyecto. Su participación en el Gobierno portugués le da un claro valor añadido, y ya fue uno de los firmantes iniciales del llamamiento 'Ahora, el pueblo', que precisamente firmaron en Lisboa Iglesias, Mélenchon y Catarina Martins, coordinadora del Bloco de Esquerda. Estos tres dirigentes, junto al diputado danés de Alianza Roji-Verde, Søren Søndergaard, acaban de firmar un artículo conjunto, que ahonda en la hoja de ruta del manifiesto de Lisboa.

Se presentan como alternativa frente al "extremo centro" que lideraría Enmanuel Macron, y cuyos socios principales en España serían Ciudadanos, y la extrema derecha de Matteo Salvini, Viktor Orbán o Marine Le Pen. Dos bloques supuestamente opuestos, afirman en el artículo publicado en 'Ctxt' bajo el título 'Frente a Macron y Salvini, una Europa para la gente', pero que organizarían juntos "la externalización de fronteras" y el "incremento de las expulsiones" de migrantes. Iglesias, Mélenchon, Martins y Søndergaard, por su parte, muestran su oposición tanto "a la política de fronteras de la UE impulsada por Frontex" como a la "Europa fortaleza". "Defendemos una política de acogida y defensa de los derechos fundamentales para una UE que no rehúya sus responsabilidades", concluyen, asegurando que al centrar el debate únicamente en la migración, "Macron y Salvini están tratando de disimular los problemas reales de la población en Europa".

Otras de las formaciones que están ya en el radar para integrar este nuevo partido europeo son los partidos nórdicos, que fusionan el ecologismo con una identidad socialista, o socialdemócratas belgas, con quienes se tiene ya una buena relación. La clave, según se insiste, es seducir a "los restos de la vieja socialdemocracia" que, al margen de Portugal, y ahora en España, se habrían quedado sin un proyecto claro y vacío a la hora de definir su propuesta para Europa, al apostar por pactos con formaciones conservadoras, como el SPD en Alemania. De hecho, sectores del SPD se están sumando a la plataforma En Pie vinculada al Die Linke.

Pablo Iglesias viene defendiendo en esta línea desde hace meses, en ocasiones acompañado del propio Mélenchon, como ocurrió el pasado mes de julio en Madrid, en el desarrollo de un sistema integral propio de defensa para la UE y unas relaciones independientes con Rusia, para fortalecer la política exterior y competir a nivel geopolítico en un contexto de fuerte debilidad para el viejo continente. Europeísta convencido, pero de un modelo alternativo al actual, Iglesias apuesta por un modelo federal para la UE, que esté dotada de estructuras políticas fuertes, una estrategia exterior propia y un sistema de defensa.

Un proyecto de Europa diferente, en definitiva, que implemente políticas sociales que protejan a los trabajadores o se plantee la necesidad de un suelo de ingresos, en lugar de promover la austeridad. En esta línea, el presidente Pedro Sánchez lideró la propuesta de crear un seguro europeo de desempleo, complementario de los que existen en cada país, que trasladó este viernes a los 27 durante su presencia en el Consejo Europeo. Una medida que, según explicó en la rueda de prensa recogida por EFE, fortalecería la unión económica y monetaria, la Unión Europea en general y la ciudadanía europea.

Desde Izquierda Unida se mantienen al margen de esta operación y aseguran que se seguirá haciendo un trabajo conjunto sin ningún tipo de problema. Para Íñigo Martínez, responsable de Asuntos Europeos de la formación, se debe separar el plano parlamentario, donde afirma la práctica totalidad de las formaciones ya aglutinadas en el GUE apuestan por seguir construyendo y ampliando el grupo, y otro el más organizativo, a largo plazo, para el que Podemos y la Francia Insumisa tienen un principio de acuerdo para liderar un nuevo partido europeo. De momento, no incluye al Bloco de Esquerdas en esta operación, porque aunque han fijado este debate en sus órganos internos, de momento apostarían por pertenecer al PIE, junto a IU y otros grandes partidos de izquierda como Die Linke.

La formación liderada por Alberto Garzón también ha impulsado un foro de debate con otras formaciones europeas, que tuvo su primera toma de contacto en Marsella y que celebrará un segundo encuentro en Bilbao, del 9 al 11 de noviembre, para construir alternativas al actual modelo europeo y aglutinar a la izquierda crítica.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
31 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios