tras su polémico viaje al fib en avión oficial

Sánchez recurre de nuevo al secreto oficial para ocultar el coste de su gira americana

En una respuesta a El Confidencial, Presidencia del Gobierno señala que la única información accesible sobre los viajes de Pedro Sánchez es la que aparece en la agenda pública de la Moncloa

Foto: Pedro Sánchez conversa con algunos miembros de la delegación que lo acompañó en su gira americana. (EFE)
Pedro Sánchez conversa con algunos miembros de la delegación que lo acompañó en su gira americana. (EFE)

Pedro Sánchez ha encontrado en un acuerdo de un Consejo de Ministros celebrado hace 32 años el encaje legal idóneo para evitar rendir cuentas de sus viajes como presidente del Gobierno. Tras ampararse en este acuerdo para no dar explicaciones sobre su polémico viaje en avión oficial al Festival Internacional de Benicàssim el pasado mes de julio, Presidencia del Gobierno ha repetido argumento para no informar sobre el coste y las personas que acompañaron a Sánchez en su gira americana durante la última semana de agosto y que le llevó a Chile, Bolivia, Colombia y Costa Rica, según consta en una respuesta a una solicitud de acceso a la información realizada por El Confidencial a través de la Ley de Transparencia.

La respuesta de la Secretaría General de la Presidencia del Gobierno señala que la única información accesible sobre los viajes de Pedro Sánchez es la que aparece en la agenda pública de la Moncloa, "preservando aquellos [datos] que se consideran protegidos". Sobre otros detalles de los viajes oficiales de Sánchez, como el coste o sus acompañantes, considera que se trata de materia clasificada y, por tanto, "no cabe facilitar más información que la que se proporciona" en la agenda oficial. El Confidencial ya ha presentado la oportuna reclamación ante el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno (CTBG).

La negativa oficial llegó el pasado viernes a este medio. Ese mismo día, la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, afirmó en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que "el Gobierno avanza con mayor transparencia que en el pasado. Mucha mayor transparencia que la que ha ejercitado ningún otro gobierno de la historia". Celaá se congratulaba de esta forma por la aprobación del real decreto ley que posibilitaba la publicación del patrimonio de los altos cargos en el BOE al día siguiente después de cuatro años sin hacerlo.

El nuevo rechazo del Gobierno a informar sobre los viajes del presidente reaviva la polémica sobre el uso de los transportes oficiales por parte de Pedro Sánchez. Tras declarar secretos los detalles de su vuelo a Castellón para ver el concierto de The Killers en el FIB, El Confidencial reveló la tendencia de Sánchez a desplazarse en helicóptero oficial, incluso para asistir a la boda de su cuñado en un pueblo de La Rioja. El Gobierno ha defendido este uso por "razones de seguridad", señalando que José María Aznar lo utilizó en 453 ocasiones y José Luis Rodríguez Zapatero, en 575, sin ofrecer datos estadísticos de los viajes de Pedro Sánchez.

En una reciente respuesta parlamentaria al diputado del Partido Popular José Antonio Bermúdez de Castro, el Ejecutivo socialista recuerda que "los desplazamientos del presidente del Gobierno que requiere su agenda oficial son sufragados con fondos públicos, tal y como se ha hecho con todos los anteriores presidentes". En este sentido, la Ley de Transparencia sitúa en una posición preferente que los ciudadanos puedan conocer "cómo se manejan los fondos públicos". La interpretación amplia y extensiva de la Ley de Secretos Oficiales aprobada en plena dictadura franquista y del acuerdo del Consejo de Ministros del 28 de noviembre de 1986 representa un obstáculo para este objetivo plasmado en el preámbulo de la Ley de Transparencia.

Mientras que tanto el presidente del Gobierno como el rey Felipe VI gozan de este secretismo en relación a los detalles de sus viajes oficiales, no ocurre lo mismo con los ministros. El Confidencial informó el pasado mes de mayo sobre el gasto de los viajes de los ministros de Mariano Rajoy a raíz de los datos obtenidos por Access Info Europe y Hay Derecho. Asimismo, 'El País' reveló los pasajeros que acompañaron a los ministros en sus vuelos oficiales.

En materia de rendición de cuentas de los viajes oficiales, los ministros, por un lado, y Felipe VI y Pedro Sánchez, por otro, se rigen por normativas diferentes: los primeros por la de transparencia y los segundos por la de secretos oficiales.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios