EJERCE COMO HEREDERA EN LA FIESTA NACIONAL

Leonor y la continuidad de la Corona

El cambio de sitio de la princesa de Asturias en el desfile de la Fiesta Nacional trascendió de forma inmediata. Lo que puede parecer un gesto significa mucho más para la Monarquía

Foto: Los Reyes, la princesa Leonor y la infanta Sofía, durante el tradicional desfile del 12 de octubre. (EFE)
Los Reyes, la princesa Leonor y la infanta Sofía, durante el tradicional desfile del 12 de octubre. (EFE)

Pasaban las once de la mañana cuando los Reyes y sus hijas llegaban a la tribuna real instalada en la Plaza de Lima de Madrid para presidir el desfile del 12 de octubre. Y hubo un cambio importante con respecto a los años anteriores. La princesa de Asturias ocupó el asiento situado a la derecha de su padre, Felipe VI, por primera vez. Hasta ahora siempre había presenciado la ceremonia sentada entre su madre, la reina Letizia, y su hermana, la infanta Sofía. Se trata de un detalle en apariencia que, sin embargo, entraña un acontecimiento de calado porque es la primera vez que la infanta Leonor ejerce como heredera en la Fiesta Nacional.

La princesa de Asturias, que portaba el Toisón de Oro que don Felipe le impuso el pasado enero en el que sí fue su primer acto institucional en el Palacio Real, dio así un nuevo paso hacia su exposición pública y mediática. Otro gesto en un año de cambios en el que la hija mayor de los Reyes ha comenzado su incursión en la vida institucional de la Familia Real, ganando poco a poco mayor peso y protagonismo en algunos actos oficiales, e iniciando de alguna manera una agenda propia.

Leonor y la continuidad de la Corona

Se trata de una estrategia medida cuidadosamente desde Zarzuela que busca consolidar la figura de la heredera de forma paulatina, acorde con su edad y con el momento actual. Lo que desde el pasado verano descarta la Casa del Rey es que la infanta Leonor acuda a los Premios Princesa de Asturias de la próxima semana y pronuncie su primer discurso. Tomar como referencia los pasos dados por su padre se hace inevitable, y el Rey dijo sus primeras palabras a la edad de 13 años en el mismo escenario de Oviedo. La hija mayor de Felipe VI cumplirá también trece a finales de mes, aunque lo hará después de la ceremonia que lleva por nombre su título.

En todo caso, no hace falta echar la vista muy atrás para encontrar ejemplos muy recientes de la mayor exposición de la Infanta en ese sentido. Hace poco más de un mes protagonizaba su primer viaje oficial. Durante el Día de Asturias visitó Covadonga con los Reyes y su hermana, recibiendo el reconocimiento de las instituciones y que se completó con la inauguración de un mirador dedicado a ella en los Picos de Europa.

El viaje en realidad dio continuidad a ese primer acto protagonizado el pasado 30 de enero cuando el Rey le impuso el collar del Toisón de Oro. Durante la solemne ceremonia, Felipe VI se dirigió a su hija, por primera vez públicamente, con palabras de compromiso y responsabilidad, trasladándole los valores de la tarea que tiene encomendada como heredera: "Tus acciones —todas— deberán guiarse por el mayor sentido de la dignidad y la ejemplaridad, por la honestidad y la integridad", afirmó. Y añadió: "Te guiarás permanentemente por la Constitución, cumpliéndola y observándola”. Era la primera ocasión en la que un acto de la jefatura del Estado volcaba todo el protagonismo en la princesa.

Precisamente la ceremonia del Toisón estuvo precedida por otro hecho inédito. La publicación de fotografías y vídeos de momentos cotidianos en la vida diaria de los Reyes y sus hijas, incluido un trayecto hacia el colegio Santa María de los Rosales, donde estudian las niñas, o una comida en familia que sirvió para descubrir características tan mundanas como curiosas a ojos de la sociedad: que Leonor es zurda.

Más allá de los ejemplos concretos, la Corona está decidida a trasladar la imagen de continuidad de la línea de sucesión y resaltar el papel de la heredera en un momento de cierta inestabilidad política, con la irrupción de nuevos partidos que cuestionan abiertamente la Monarquía. Si hasta ahora la política seguida desde Zarzuela era la de proteger la vida familiar y la intimidad de sus hijas, especialmente de la princesa de Asturias, la Casa del Rey ha iniciado una nueva hoja de ruta que se irá ampliando con el tiempo. El camino es uno: que la institución permanece.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios