uno de los terroristas más sangrientos

Dos asesinatos, decenas de heridos... El historial del etarra liberado por la Audiencia

El que fuera miembro del comando Oxobi de ETA protagonizó a finales de los setenta y principios de los ochenta una cadena de asesinatos, intentos de homicidio y atentados con explosivos

Foto: Luis Miguel Ipiña Doña, alias 'Tontxu'. (EC)
Luis Miguel Ipiña Doña, alias 'Tontxu'. (EC)

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón dejó en libertad el pasado miércoles al etarra Luis Miguel Ipiña Doña, alias 'Torero' o 'Tontxu', detenido ese mismo día cuando trataba de entrar en España con pasaporte mexicano. El magistrado tomó la decisión "en atención a su precario estado de salud" y después de que la Fiscalía no pidiera su ingreso en prisión, al entender que los delitos que se le atribuyen ya han prescrito. Todos salvo una reclamación por enaltecimiento del terrorismo tras la publicación de unos mensajes en Twitter escritos por el terrorista entre 2010 y 2013.

Ipiña Doña aterrizó en Barajas procedente de Bogotá. Agentes de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional le detuvieron cuando descendía del avión en cumplimiento de una orden de detención de la Audiencia Nacional que pesaba sobre el miembro de la banda desde 2015 por su participación en varios atentados con víctimas mortales y por la colocación de explosivos en diversas ocasiones. El arrestado mostró a los policías su pasaporte mexicano, aunque también tenía nacionalidad colombiana.

Tontxu, de 67 años, residía en México desde 1980. Se nacionalizó allí en 1987. En ese país fue detenido también en 2011 por posesión de un arma de fuego militar y por mantener vínculos con ETA, en concreto con Juan Carlos Recarte Gutiérrez, otro miembro de la banda que también vivía en el país norteamericano y que fue igualmente detenido en 2010 y extraditado a España. Desde el Ministerio del Interior aseguraron tras detener al etarra que sobre él pesaba un largo historial delictivo y que su arresto supuso "un ejemplo de cooperación" con otras policías extranjeras "contra la impunidad de los miembros de ETA fugados".

Según fuentes de la lucha antiterrorista, Ipiña Doña tiene una mochila cargada de acciones sangrientas y delictivas. Formó parte del comando K-Oxobi de ETA junto a José María Zubiaurre Portugal, Ángel Castrillo Alcalde, Ignacio Orueta Pardavila y José Miguel Galdós Oronoz. Realizó un curso militar en Francia tras ser captado para la organización por José María Pagoaga Gallastegui, alias 'Peixoto', y así abrazó la disciplina de la banda en diciembre de 1977. Ese mismo mes participó en la colocación de un artefacto que ETA colocó debajo de los dormitorios del cuartel de la Guardia Civil del Puerto de Pasajes, que afortunadamente no llegó a explotar.

En febrero del año siguiente, formó parte del grupo de terroristas que puso un artefacto explosivo en el vehículo del capitán de la Guardia Civil retirado Manuel Villa Rodríguez, que sí explosionó y que provocó heridas graves al mando del instituto armado. Apenas dos meses después, colocó otro artilugio explosivo en el Parque Móvil de San Sebastián junto a Zubiaurre Portugal cuya onda expansiva hirió a 14 personas y provocó daños materiales de gran consideración. En junio de ese mismo año volvió a actuar. Colocó —junto a los otros cuatro miembros del comando— una bomba en el vehículo del industrial Luis Nájera Garmendia, aunque sin éxito. Su víctima les soprendió en el último momento y los cinco tuvieron que huir y esconderse en un piso de Oyarzun (Guipúzcoa) propiedad de Ana María Merino Torralba.

El 21 de octubre de 1978 puso una bomba en el coche de un guardia civil de Rentería (Guipúzcoa) junto a Castrillo Alcalde y Zubiaurre Portugal. El explosivo tampoco llegó a estallar, ya que el agente del instituto armado se dio cuenta de que había algo sospechoso bajo su vehículo. Un mes más tarde, otro artefacto colocado por Tontxu sí explota y hiere gravemente a otro guardia civil, Juan Malpica Aguilera, al que posteriormente los médicos tuvieron que amputar una pierna. Las mismas fuentes de la lucha antiterrorista consultadas atribuyen a Ipiña Doña el asesinato del comandante del Ejército Herrera, en el barrio donostiarra de Amara el 2 de enero de 1979.

El 22 de marzo de ese mismo año, aseguran que participó en la explosión de la sucursal del Credit Lyonnaise de la avenida de España de San Sebastián, que quedó totalmente destrozada. Un mes después, las mismas fuentes afirman que Tontxu intentó asesinar al simpatizante de Alianza Popular Gerardo Gómez Chaos, que finalmente quedó herido de gravedad, un atentado en el que intervino todo el comando. Los etarras hicieron 10 disparos contra su víctima, a la que finalmente le alcanzaron cinco tiros. Su ansia de muerte no concluyó ahí. Unos días más tarde y sin mediar apenas descanso, Tontxu participó en el intento de asesinato de un panadero de Rentería (Guipúzcoa), que tampoco murió pero sí quedó herido grave.

El 20 de febrero de 1980, formó parte junto a Zubiaurre Portugal del 'talde' que asesinó al coronel del Ejército Eugenio Sarasibar González de Durana, que había sido jefe del economato militar de San Sebastián. Ese mismo año, después de la detención de su colega Zubiaurre Portugal, Tontxu decide huir de su domicilio. En diciembre aterrizó en México. Llegó en avión al Aeropuerto Internacional Ciudad de México en calidad de turista. El 17 de noviembre de 1982 fue detenido en Francia junto a José María Bereciartua Echarri con pasaporte falso. Tras ser arrestado, aseguró que venía de México. El pasaporte estaba a nombre de Roberto Varea Sainz, según explican las mismas fuentes de la lucha antiterrorista, que entienden que lo más probable es que viajara para volver a unirse a la disciplina de ETA. El 18 de noviembre de 1986, el etarra se registra en el Consulado General de España en México. Al año siguiente, el país norteamericano le otorga la nacionalidad.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios