TRAS EL RIFIRRAFE EN LA COMISIÓN

Las diputadas del PP, contra Rufián: "¿Somos inferiores las mujeres de este partido?"

Las mujeres del grupo parlamentario del PP, capitaneadas por Beatriz Escudero, han presentado una queja formal por el comportamiento de Gabriel Rufián con su compañera

Foto: Rueda de prensa de la diputada del PP Beatriz Escudero (c). (EFE)
Rueda de prensa de la diputada del PP Beatriz Escudero (c). (EFE)

La diputada del PP Beatriz Escudero, que este mismo martes por la mañana mantuvo un rifirrafe con Gabriel Rufián, ha decidido elevar una queja formal a la Mesa del Congreso y ha pedido amparo tras el episodio protagonizado por el parlamentario de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC). Acompañada por decenas de diputadas populares, entre las que estaban María Dolores de Cospedal y Dolors Montserrat, Escudero ha reprochado al presidente de la Mesa de la comisión que investiga la presunta financiación irregular del PP, Pedro Quevedo, y al resto de diputados presentes del PSOE, Podemos, Ciudadanos y EH Bildu su falta de empatía y “que nadie la haya amparado”.

Las diputadas del PP, contra Rufián: "¿Somos inferiores las mujeres de este partido?"

¿Es que somos inferiores las mujeres del Partido Popular?”, lanzó Escudero en el Escritorio de la Cámara Baja, donde compareció espontáneamente en la tarde de este martes. “Ninguno de ellos le han pedido que se disculpara o que retirara esas palabras”, continuó.

En un momento de la comisión, que este martes contaba con la presencia de Francisco Álvarez Cascos, Escudero y Rufián intercambiaron unas palabras. El de ERC la llamó “palmera de la presidencia” y esta pidió amparo, pero nada de eso ocurrió. Tras un cruce de miradas, la diputada del PP llamó “imbécil” a Rufián, exigiéndole que “no le guiñara el ojo”. Ante la inacción de Quevedo, Escudero abandonó la comisión junto a dos de sus compañeros. El cuarto permaneció como portavoz “ejerciendo sus obligaciones”, como explicó después Escudero. Una vez que Rufián hubo terminado, todos volvieron a su sitio.

Rufián retiró la calificación de “palmera” para que constara en el diario de sesiones, pero no hubo ninguna disculpa. La diputada popular, acompañada por muchas de sus compañeras del grupo y otros diputados, aseguró que “no se puede tolerar que a las mujeres en el Congreso se las llame floreros o palmeras y se les guiñe el ojo, mientras el resto de partidos miran para otro lado”. Escudero reiteró que no ha recibido ninguna petición de disculpas, “lo normal cuando alguien te falta el respeto”.

Las diputadas del PP, contra Rufián: "¿Somos inferiores las mujeres de este partido?"

La diputada parlamentaria ha reconocido que "se ha sentido humillada" y que por eso ha decidido presentar una queja formal a la Mesa que preside Ana Pastor. Tras reconocer que no tendría problema en retirar el “imbécil” que ella le espetó a Rufián, ha asegurado que su WhatsApp y las redes sociales “se han llenado de apoyo”, tras lo sucedido. “Es intolerable. Pido a sus responsables políticos que llamen al orden a este señor, porque no puede ir perdonándole la vida a nadie, y menos a las mujeres”, concluyó entre aplausos y gritos de “muy bien” por parte de sus compañeras.

Un rato después, Rufián compareció ante los medios para, entre comentarios irónicos y respuestas poco claras, asegurar que "cerró los ojos porque no se creía lo que escuchaba" y afirmar que "igual no era un guiño". El diputado catalán entiende que "mientras se habla de esto, no hablamos de lo que ha dicho Cascos" y considera que el calificativo de palmera "no es para tanto".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios