beatriz escudero estalla: "IMBécil, no me guiñes el ojo"

"Palmera", "imbécil": bronca de Rufián con el PP durante la comparecencia de Cascos

El ex secretario general del PP llegó arropado por Teodoro García Egea y defendió la gestión de Aznar. El PP carga contra Rufián por llamar "palmera" a una diputada

Foto: El ex secretario general del PP Francisco Álvarez Cascos. (EFE)
El ex secretario general del PP Francisco Álvarez Cascos. (EFE)

Francisco Álvarez Cascos no es José María Aznar. No levanta la expectación que el expresidente. Aun así, su comparecencia en la comisión de investigación del Congreso que investiga la financiación ilegal del PP tuvo sus momentos, especialmente, y como era previsible, en el duelo con el diputado de ERC Gabriel Rufián. Este llamó "palmera" a la vicepresidenta de la comisión, la popular Beatriz Escudero, que respondió llamándole "imbécil" en voz alta. El circo opacó una comparecencia en la que Cascos básicamente negó conocer la financiación ilegal del PP.

Cascos, hoy alejado del PP en su refugio de Foro Asturias, llegó acompañado del actual secretario general del partido, Teodoro García Egea. El gesto de García Egea fue en la línea de recuperar el aznarismo. El guion de la comparecencia siguió en un principio lo previsto. A preguntas de PSOE y Podemos, Cascos negó todo. Ni caja B ni sobresueldos. No había nada en aquellos años noventa del PP retratados en la sentencia de la Gürtel. "No sé lo que llama sobresueldos. En el PP existían sueldos con soporte legal y supongo que lo declararían". "Nunca conocí nada ajeno a la contabilidad oficial del PP, que auditaba el Tribunal de Cuentas". La noticia habría sido que Cascos, ya de vuelta de todo, reconociera la financiación ilegal del PP.

Preguntado por su opinión sobre los extesoreros Lapuerta y Bárcenas, Cascos, ex número dos del PP, los defendió. "De lo que yo conozco y de la relación que he mantenido con ambos, su comportamiento ha sido intachable. Su relación ha sido siempre muy correcta y, entre 1989 y 1999, que tuve responsabilidades en el partido, no he visto actividad merecedora de reproche".

Entonces llegó el turno de Gabriel Rufián, la estrella en estas ocasiones. Comenzó entonces un diálogo que los dos protagonistas parecían disfrutar.

—¿Se arrepiente, señor Cascos?

—Estoy muy orgulloso.

"Palmera", "imbécil": bronca de Rufián con el PP durante la comparecencia de Cascos

E inmediatamente y sin ser preguntado, Cascos sacó la situación en Cataluña y cómo, en su opinión, se está llevando toda la financiación pública del Estado.

—Si tan español es, ¿no le preocupa que roben?

—Me preocupa que en Cataluña haya un 'apartheid'.

Le falta la bandera con el pollo, señor Cascos. 'Apartheid' es un futbolista del Racing, ¿qué es? ¿Un lateral izquierdo del Racing?

—Me gustaría poder contestar. Porque celebra la comisión él solo —dijo en algún momento Cascos.

Entonces, la vicepresidenta de la comisión pidió al presidente, Pedro Quevedo, de Nueva Canarias, que aclarase si Rufián había ofendido a la bandera española. "Solo falta que tenga que defender la bandera del pollo", soltó Rufián, que entonces llamó "palmera" de la vicepresidenta. Esta pidió amparo a la mesa, pero el presidente, que ya dejó que se le escapara de las manos la comparecencia de Aznar, siguió como si nada.

Algo pasó entre Escudero y Rufián y ella estalló a voz en grito: "No me guiñes el ojo, imbécil. ¿Dónde está la solidaridad con las mujeres? Cuando es del PP, no hay". Escudero abandonó la sesión indignada y los diputados del PP se fueron con ella. Cuando Rufián estaba terminando, regresó a la sala y volvió el 'show'. Rufián retomó por donde iba y aunque acabó retirando lo de palmera, insistió: "Me ha llamado imbécil, entiendo que hay barra libre con según quién, pero esta señora puede estar aquí toda la mañana tomando café". Cuando acabó su turno, Rufián dejó la sala y Cascos siguió su comparecencia.

Los otros diputados llevaban la intervención preparada en sus preguntas sobre las siglas PAC, los informes de la UDEF y los sobresueldos. Pero en claro no se sacó mucho. El formato de estas comisiones de investigación que proliferan en el Congreso beneficia al compareciente. Y además, Cascos no es un novato que se vaya a derrumbar fácilmente.

El exministro de Fomento era clave, porque las constructoras que donaban al PP lo hacían a cambio de obra pública en aquella época. Pero él sostuvo que en la Administración no hay forma de favorecer a una determinada constructora y se desligó de Constructora Hispánica, la minúscula constructora que aparecía en la Gürtel y que con el PP disparó su facturación en obra pública incluso en obras muy complejas, como la variante de Pajares. En la sesión anterior, el presidente de la empresa, Alfonso García Pozuelo, empresario arrepentido en el juzgado, se negó a declarar.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
59 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios