PRIMERA SENTENCIA EN ESPAÑA POR ESTE CASO

El doctor de los bebés robados, Eduardo Vela, absuelto por prescripción de los delitos

La Audiencia Provincial ha considerado que los delitos de detención ilegal, suposición de parto y falsedad en documento oficial han prescrito. Se habrían producido en 1969

Foto: El doctor Eduardo Vela durante el juicio (Europa Press)
El doctor Eduardo Vela durante el juicio (Europa Press)
Autor
Tags
Tiempo de lectura3 min

El doctor de la trama de los bebés robados, Eduardo Vela, ha sido absuelto por los delitos de detención ilegal, suposición de parto y falsedad en documento oficial. Así lo ha fallado hoy la Audiencia Provincial de Madrid, quien ha considerado que estos delitos han prescrito.

El que fuera médico de la clínica San Ramón, de 85 años, se enfrentaba a once años de prisión en el primer juicio de este escándalo en España. La querella había sido interpuesta por Inés Madrigal, una víctima supuestamente robada en el momento de nacer en 1969. La fiscalía pedía para ella una indemnización de 350.000 euros por daños morales, aunque ella renunciaba a cualquier compensación económica y sólo solicitaba trece años de cárcel en lugar de los once que reclamaba la fiscalóa.

La Audiencia Provincial sí considera "probado de forma incontestable" que Eduardo Vela es culpable de los delitos de detención ilegal, suposición de parto y falsedad en documento oficial, pero le absuelve al señalar como fecha de inicio de la prescripción el momento en que Inés Madrigal alcanza la mayoría de edad, en 1987. Este momento, coincide además con el conocimiento de la denunciante de los delitos de los que acusa al doctir Vela, por lo que los magistrados consideran que es desde ese año cuando comienza a contar la prescripción del principal delito, el de detención ilegal, que se cumple según el Código Penal a los diez años. La denuncia fue interpuesta en abril de 2012

Las tres magistradas han fallado que queda probado que Vela entregó a Inés Madrigal a otro matrimonio después de nacer "simulando la existencia de un parto que no se había producido y estableciendo una filiación falaz". Señalan también la ausencia de consentimiento "ni si quiera conocimiento" por parte de los progenitores de la niña.

Les dijo que debían fingir un embarazo

Según la Audiencia Provincial, un cura amigo de la pareja Inés Pérez y Pablo Madrigal intermedió entre ellos y el doctor Eduardo Vela para transmitirles su deseo de ser padres. El doctor, convocó a ambos en dos ocasiones en el hospital San Ramón para acordar la forma de entregarles un bebé. Les indicó también que debían fingir el embarazo con un cojín en el adomen y simular delante de conocidos y vecinos síntomas asociados a un embarazo. Inés, sin embargo, renunció a hacerlo.

Al poco tiempo, el doctor Vela les convocó de nuevo en el hospital, pidíendoles que llevasen ropa de bebé. En la consulta les adelantó que tenía un "regalo" para ellos, entregándoles una niña de pocos días de vida. Después rellenó una partida de nacimiento con el nombre del matrimonio, en lugar del de los padres biológicos, cuya identidad se desconoce a día de hoy.

Inés Madrigal no fue consciente de que sus padres no lo eran biológicamente hasta que cumplió la mayoría de edad, en 1987. Fue entonces cuando su madre, Inés Pérez, le dijo que era adoptada, aunque no fue hasta 2010, cuando el escándalo de los bebés robados empezó a salir en los medios de comunicación, cuando empezó a investigar qué pasó realmente el día de su nacimiento. Al conocer la sentencia, Madrigal ha asegurado que recurrirá ante el Tribunal Supremo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios