EL PRIMERO FUERA DE MADRID

Moncloa anuncia Consejo de Ministros en Sevilla el 26-O, con las andaluzas al caer

Sánchez lleva a su Gabinete a la capital andaluza a finales de mes, y lo anuncia antes de que Díaz firme el decreto de convocatoria de los comicios, que podrían ser en diciembre o ya en febrero

Foto: Pedro Sánchez, con su Consejo de Ministras y Ministros el pasado 6 de julio, cuando aún estaba en él Carmen Montón. (EE)
Pedro Sánchez, con su Consejo de Ministras y Ministros el pasado 6 de julio, cuando aún estaba en él Carmen Montón. (EE)

Pedro Sánchez lleva su Consejo de Ministras y Ministros a Sevilla el próximo 26 de octubre. Es la primera vez que saca la reunión de su Gabinete fuera de los muros de La Moncloa. Y más tarde lo hará en Barcelona, aunque en ese caso no hay fecha. Y no se prevé cercana, porque ahora mismo se descarta hasta una pronta entrevista en el Palau de la Generalitat del presidente con Quim Torra.

Es difícil no ver en la confirmación que este jueves llegó de la fecha una intención electoral. Pero el Gobierno se cubre las espaldas ante esa acusación. Al menos, formalmente. Adelanta cuál será el calendario sin que las autonómicas andaluzas hayan sido convocadas. Porque Susana Díaz aún no ha desvelado cuál será su calendario. Todos en el PSOE entienden que están al caer, que serán los comicios que abran el nuevo ciclo electoral, pero ese decreto de convocatoria no está firmado. Es decir, que el Ejecutivo tiene la coartada idónea: programó la reunión del Consejo de Ministros en Sevilla antes de que se sepa cuándo van los andaluces a las urnas. Si coincide con la precampaña, no se ha buscado. Es lo que argumentan desde La Moncloa.

Además, Sánchez ya había anticipado en la primera estación de su gira latinoamericana, el pasado 27 de agosto en Santiago de Chile, que como prueba del "compromiso" de su Gobierno con los problemas de los españoles, que sacaría a su Consejo de Ministros, antes de fin de año, tanto a Andalucía como a Barcelona.

El presidente ya anunció en Chile que reuniría a su equipo antes de final de año en Andalucía y en Barcelona. La cita en Cataluña no está fijada aún


Se espera que el próximo martes, 9 de octubre, Díaz firme el decreto de convocatoria de las elecciones andaluzas, por lo que las urnas se abrirían 54 días después, el domingo 2 de diciembre. Así que este Consejo del 26 de octubre llegaría en la recta final de la precampaña. La presidenta tendría aún otra ventana disponible, en caso de que buscara ese mínimo anticipo electoral —la legislatura acabaría formalmente en marzo de 2019—, el 16 de diciembre, por lo que el decreto de convocatoria debería publicarse en el 'Boletín Oficial de la Junta de Andalucía' el 23 de octubre.

Evitar el bloqueo

Pero esta última opción, la de unas andaluzas el 16-D, es a día de hoy menos probable, según fuentes del PSOE-A, informa Isabel Morillo. En el equipo de la presidenta se habían barajado hasta ahora tres alternativas con más peso: o el 28 de octubre —buscando la coincidencia con el triunfo arrollador de Felipe González en 1982—, o el 25 de noviembre —ambas fechas son ya inviables, porque tenía que haberlas convocado, dado el periodo que ha de observar de 54 días—, o el 2 de diciembre. Si no, Díaz apostaría por agotar al máximo la legislatura, llevando sus comicios a febrero. Marzo también se percibe como un mes con problemas, porque queda demasiado cerca de las autonómicas, municipales y europeas del 26 de mayo, y esa cercanía podría suponer que se repitiera lo que ocurrió en 2015: que la investidura quedara empantanada por la reticencia de los partidos a retratarse y firmar alianzas antes de las superurnas del final de la primavera.

Díaz no quiere que sus autonómicas puedan coincidir con las generales, porque quiere garantizarse un debate "con acento andaluz"

Sin embargo, dejar las urnas para el arranque de 2019 tiene también sus inconvenientes para la baronesa andaluza, porque el mes pasado Ciudadanos rompió su pacto de legislatura con ella y se ha extendido la sensación de que los comicios están a la vuelta de la esquina. Claro que la complicación del escenario en Cataluña, con la posibilidad de que Torra disuelva el Parlament a finales de este mes y cite a sus ciudadanos en diciembre, enturbia los planes de la jefa de la Junta, reconocen fuentes de la cúpula del PSOE-A.

En Díaz opera su voluntad firme de preservar el "acento andaluz" en sus autonómicas. No quiere que las andaluzas coincidan con las catalanas. Ni tampoco con las generales, una amenaza que lleva sobrevolando semanas y que desde La Moncloa siempre niegan. Sánchez mantiene su voluntad de arribar a 2020, con la confianza de que sacará adelante los Presupuestos Generales del Estado de 2019. Pero el Ejecutivo sabe que será muy complicado, no tanto por el apoyo de Unidos Podemos y del PNV —que ve bastante amarrado—, sino por la situación explosiva en Cataluña.

Precisamente la intensidad del conflicto soberanista hace a algunos miembros del Ejecutivo y del PSOE apuntar que lo más seguro para el presidente sería convocar generales antes de final de año, cuando la marca no ha sufrido demasiado desgaste y con las encuestas muy a favor. La voz de mayor peso de entre los que creen que conviene aprovechar el momento es la del número tres y ministro de Fomento, José Luis Ábalos, como convergen distintos cuadros del partido. Pero él no es el único. Sin embargo, desde La Moncloa se insiste en que falta por tejer el relato: que el Gobierno demuestre su propia impronta con medidas con impacto —la sola presentación de los PGE vale casi como prólogo del programa electoral— y también cómo la oposición y las formaciones independentistas bloquean su camino.

Moncloa anuncia Consejo de Ministros en Sevilla el 26-O, con las andaluzas al caer

Encuentro de Arellano y Montero

De ahí que, al menos desde el punto de vista de La Moncloa, la percepción es que el final de la legislatura no será tan inminente. Pero nada es seguro porque quien tiene la potestad exclusiva para disolver las Cortes es el presidente, y él ha lanzado mensajes distintos. El último, desde Nueva York, es que si las formaciones catalanas optan por primar "el conflicto" y no la cooperación, habrá generales.

El 10 de octubre se reúnen el consejero de Hacienda con la ministra Montero, y sobre la mesa está la reivindicación andaluza de inversiones

El miércoles 10, un día después de la previsible convocatoria andaluza, el consejero de Economía y Hacienda, Antonio Ramírez de Arellano, viajará a Madrid para reunirse con la ministra del ramo y su predecesora en el cargo, María Jesús Montero. No obstante, desde la Junta se han rebajado las expectativas sobre ese encuentro, que se anunció tras el principio de acuerdo por el que el Ejecutivo central se compromete a saldar 1.459 millones de los 7.600 millones de deuda pendientes con Cataluña en cuatro años.

La presidenta andaluza, Susana Díaz, junto a los alcaldes de El Palmar de Troya, Juan Carlos González (i), y de Utrera, José María Villalobos (d), este 3 de octubre. (EFE)
La presidenta andaluza, Susana Díaz, junto a los alcaldes de El Palmar de Troya, Juan Carlos González (i), y de Utrera, José María Villalobos (d), este 3 de octubre. (EFE)

Sobre la mesa esta la reivindicación de Andalucía de inversiones según población, elevar el gasto del Estado en dependencia, aumentar el Fondo de Compensación Interterritorial (FCI) y algunos cambios normativos en tributos que afectaron a la comunidad, como los depósitos bancarios.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios